Revista Belleza

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Por Lanena @virginiaELB

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el CondadoNo puedo empezar este post sin hablar de maridin pues por su culpa la semana pasada pude visitar el taller de La Condesa. En cada celebración se estruja el cerebro para encontrar el detalle más espectacular que se le ocurra y yo alucino cada vez más. Y esta vez se lo trabajó mucho y no sé si he conseguido transmitirle mi agradecimiento lo suficiente, por ello tengo que nombrarle aquí. ¡GRACIAS AMOR!  :*)

Conocí a Marina hace unos años cuando ofreció una charla en unas jornadas en el Museo del Traje. Al terminar quedé tan contagiada de su entusiasmo que sólo podía pensar en conocerla y pasarle mi tarjeta por si acaso. Se mostró tan simpática que quedé prendada.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Cuando hice un resumen de esas jornadas, ella fue una de las protagonistas. Se lo hice saber y me dio las gracias. Desde entonces la sigo. De vez en cuando me paso por su tienda online soñando con tener cualquiera de sus piezas pero sobre todo una de sus chaquetas. Me hice amiga suya en Facebook que ella muy amablemente aceptó, la sigo por twitter (@LaCondesaConde), Pinterest y últimamente hasta por Instagram (@lacondesaconde). Es de las pocas personas que intenta contestar a todo el que le hace un comentario. ¡Me encanta!

:)

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Las creaciones de Marina son de inspiración militar pero con toques muy sofisticados y detalles muy femeninos. Son sobre todo chaquetas para mujer y hombre pero este año también ha comenzado a crear vestidos y trajes pantalón para ellas

:)
Todo es artesanía Made in Spain, desde los proveedores hasta las maestras costureras que confeccionan cada prenda.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Pues bien, maridin empezó a seguirla en Instagram. De tanto oírme a mi le entró curiosidad y comenzó a seguirle porque le gusta lo que publica (ya que maridin es muy exigente a la hora de seguir a alguien por Instagram @DEFFWORLD, no os creáis; mi filtro es menos severo, jejeje). El caso es que como llegaba nuestro aniversario se le ocurrió que una visita a su taller me encantaría como regalo y ¡lo consiguió! Tengo que decir que he sido la única clienta que de momento ha pisado ese taller y fue una experiencia extraordinaria.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

El día empezó sin que yo supiese qué iba a pasar. Maridin me llevó a la tienda “Speed&Bacon” (un sitio estupendo que merece post aparte) Al llegar pensé: “Ah! como últimamente no salgo mucho por mis problemas lumbares (es un rollo pues voy con corsé rígido, lo veréis en las fotos) me saca de paseo y ha apostado sobre seguro. Me trae a esta tienda porque sabe que venden las prendas de La Condesa.” Pero no me imaginaba lo que me esperaba.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Mirando el rincón que hay en Speed and Bacon para La Condesa aparece Marina por la tienda y a mí me dio un vuelco el corazón. El caso es que no se me ocurrió pensar que podría estar ella por allí y mucho menos que me la encontraría. ¡Menudo subidón! La saludé como si la conociera de toda la vida y al hacerlo pensaba: “puede que ni sepa quién soy, puede que se quede petrificada por mi entusiasmo y pase de mi”. El caso es que no sé si lo pensó o no, lo que sí sé es que me devolvió el saludo y el abrazo muy cariñosamente (sí, ya me había abalanzado sobre ella para abrazarla)

;)
Ups!

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Y a partir de ahí todo fue un sueño. Al rato me explicaron que entre ella y maridin habían conspirado para llevarme a la tienda con el único propósito de recogerla e irnos todos juntos al taller donde me tomarían medidas para ¡HACERME UNA CHAQUETA LA CONDESA!

¿Qué? No podía creérmelo. Maridin me dijo después que me quedé con una cara de lela que le estaba dando hasta pena jajajajajaja

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Pues nada, dejamos la tienda para encaminarnos hacia el taller. EL TALLER. Durante el trayecto en coche me explicaron que iba a ser la primera persona en pisar el taller de La Condesa pues a ella no le gusta llevar a la gente allí, así que era todo un privilegio. Yo seguía sin habla. ¿qué podía decir? Llevábamos a Marina en el asiento de atrás porque yo con mi corsé sólo entro en el delantero de mi coche. Marina estuvo súper amable todo el rato, pasó de ser un diseñador a quien admiraba a ser una amiga diseñadora a quien admiro. ¡Desprende tanta energía y tanto entusiasmo en todo lo que hace!

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Llegamos al taller. Ángela su jefa de taller, una mujer como las de antes con mucho carácter y gracia, nos recibió. Nada más entrar en el taller te encuentras con una colección de bobinas de hilo de todos los colores del Pantone; es tan amplia que yo me quedé mirándolo como si fuera una obra de arte de un museo.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Estoy en un sitio sagrado pensé. Más allá vi una pared llena con fotos y bocetos de todos los modelos que elabora La Condesa. Los escrudiñe al máximo. Precioso. En otro rincón un burro con algunas prendas. Y en otro Ángela en una máquina de coser (creo) terminando una pieza. El taller era uno más del equipo con vida propia, se podía percibir su fuerza y flotaba un aura de buen rollo, dedicación y trabajo al detalle. La sala estaba llena de máquinas de todas clases, de coser, remalladoras, de ojal, de coser piel, etc.. Eran como piezas de museo, no porque fueran viejas sino porque para mí eran piezas únicas.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

¿Sabéis lo que es una remalladora? Pues es una máquina que corta la tela a la vez que le da un pespunte para sellarla y que no se deshilache. Todo a una velocidad de vértigo.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

También tuve el placer de ver TODAS las plantillas de los patrones que se utilizan para realizar sus prendas. Recuerdo que en su charla del Museo del Traje, Marina explicó que lo que más le había costado cuando empezó a ser La Condesa fue realizar la primera plantilla estándar para la primera chaqueta. “Eso debería de estar en una caja fuerte”, pensé

:)

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

También pude echar un vistazo a todas las telas que utiliza y pasearme por sus mesas de corte y planchado. En fin espero que las fotos den crédito a toda la emoción que sentí al estar en ese lugar porque fue muy especial para mí.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Llegó el momento de elegir mi prenda La Condesa. Y no podía ser otra que una chaqueta, por supuesto. Y yo la quería con TODO. Jajajaja creo que Marina me miraba como diciendo: ¿te atreverás a ponértela? Lo que pasa es que me conoce poco

;)

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Así que mi chaqueta será tipo levita de terciopelo burdeos (muy combinable) con todos los detalles de la pechera, hombreras y mangas en dorado jejeje Y con un forro muy especial. El último trozo de una tela personalizada por La Condesa con la se han hecho camisas en otra temporada. Lleva muchos iconos (entre ellos el logo de La Condesa) pero uno de ellos me llamó la atención ya que son dos copas de champagne brindando y me pareció muy adecuado para recordar ese día. ¡Sí, otra vez maridin! Se llevó una botella de champagne para brindar por nuestro aniversario en el taller. ¡Súper romántico!

:)

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Pero sigamos, después de elegir modelito y estar un poco bolingas por el champagne nos fuimos a comer. Sí, el día acababa comiendo con Marina para conocernos un poco más.

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado
De camino pudimos vivir con ella un acontecimiento magnífico para su firma; una top blogger americana,Leandra del blog The Man Repeller”, había llevado una chaqueta La Condesa al desfile de Balmain en la Semana de la moda de Paris.

Marina estaba encantada y como he dicho andábamos un poco bolingas así que todos nos pusimos a chillar en el coche

:D
 Jajajajaja

Fue una de las mejores experiencias de mi vidaGracias amor míoGracias Marina por ser como eres. Ha sido un auténtico gustazo compartir mi aniversario contigo

:)

¡Larga vida a La Condesa!

Aquí os dejos algunas estupendas combinaciones realizadas con chaquetas La Condesa en Polyvore que no sé porqué se niega a darme acceso al blog así que los links a los estilismos están en las fotos

:)

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

Visitando el taller de La Condesa: Con permiso para merodear por el Condado

firma_moda


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas