Revista Viajes

Visitar el Oasis de Huacachina. Buggies y sandboard en Ica, Perú

Por Veronica Cussi @touristear

Una de las excursiones más divertidas que hice en Perú fue la de visitar el desierto de Paracas a bordo de un buggy (o arenero también le dicen por allí), hacer sandboard en las dunas y terminar la visita contemplando desde una duna el Oasis de Huacachina en el medio del desierto.

Visitar el Oasis de Huacachina. Buggies y sandboard en Ica, Perú

Recorrer el desierto de Paracas en Buggie

Llegué a Ica después de estar de excursión en Paracas, visitando las Islas Ballestas, viendo mucha cantidad de aves y hasta pingüinos! Llegué a Huacachina, sobre las tres de la tarde, después de comer y esperé hasta cerca de las cuatro para empezar la excursión en buggy por el desierto.

El buggy es un vehículo que está preparado para recorrer las dunas del desierto sin problemas y además los conductores hacen que sea muy divertido y que sientas fluir la adrenalina!.
Antes de subirme al buggy pregunté cuál era el mejor lugar para sentarme, me dijeron que si quería sentir más adrenalina me sentara delante, y eso hice, me senté delante y en la "puerta". Había otro hueco en el medio, pero en la puerta mola más! Especialmente cuando hacía curvas a la derecha.

El conductor/guía hizo que la excursión por las dunas del desierto de Ica fuera muy divertido. Subíamos dunas bastante altas, hacía giros que parecía que se iba a volcar el buggy, especialmente cuando giraba hacia la derecha, parecía que me iba a estampar contra una duna! ¡Hasta nos contaba que todos los conductores, incluido él, alguna vez habían volcado!

En el buggy íbamos unas 10 personas (creo) casi todos parejas y la verdad que creo que tuve suerte, porque eran todos muy simpáticos, hasta quedé a comer al día siguiente en Nasca (Nazca) con los tres que al otro día hacían el sobrevuelo.

Lo que me sorprendió, pero de forma negativa, fue ver la cantidad de basura que había en el desierto. No podía creer que el desierto estuviera sucio! Se supone que solo tiene que haber arena, pero se notaba demasiado el paso de personas, habían muchas botellas, bolsas, plásticos, me dio bastante pena.

Hacer sandboard en las dunas de Ica

Después de un rato de dar vueltas, subir y bajar por las dunas. Hicimos una parada para hacer nuestra primera bajada en sandboard. Voy a ser sincera, al principio me daba un poco de miedito tirarme por ahí, me daba la sensación que iba a terminar con la cabeza enterrada en la arena. Pero gracias a que el guía fue bastante insistente y a ver que todos se tiraban y no pasaba nada, sino todo lo contrario, les encantaba, me tiré y estuvo genial.

Visitar el Oasis de Huacachina. Buggies y sandboard en Ica, Perú

La primera duna fue como con ondas y, claro, al ser la primera parecía difícil, daba toda la sensación de que ibas a volcar y terminar comiendo arena. Como los de mi grupo no teníamos mucha experiencia en hacer sandboard ni snowboard, nos tirábamos tumbados con el pecho apoyado en la tabla y la cabeza para abajo. Cuando ya le pillabas el truco podías coger mucha velocidad. Cuando ya perdías el miedo y parecía más fácil, nos animamos a tirarnos de pie en dunas más pequeñas, pero ahí sí que terminé de culo y la arena está bastante dura! Pero da igual, para mí fue muy divertido.

De todos los que éramos, al final, la última duna, la más alta de todas, fuimos tres los que nos tiramos, y me hicieron este video donde se puede ver un poquito lo alta que era la duna y la velocidad que se alcanza.

Visitar el oasis de Huacachina en el medio del desierto

Cuando ya finaliza el tour, la guinda del pastel es ver el oasis de Huacachina desde lo alto de una duna. Es como en las películas, esa idea de oasis que te venden. Un lugar lleno de vegetación con un pequeño lago y rodeado de arena por todos lados, es así tal cual, pero con algunas construcciones.

Visitar el Oasis de Huacachina. Buggies y sandboard en Ica, Perú

Cuando llegué a Huacachina visité el oasis, pero desde allí, estando en el oasis no se aprecia como desde arriba, aunque puedes refrescarte o tomar algo en los chiringuitos que hay a su alrededor o comprar algo a alguno de los vendedores ambulantes que hay por la zona. Lo cierto es que es mucho más impresionante verlo desde arriba, sobre todo si nunca has visto uno. Y ya si te quedas a dormir allí o si tu bus sale más tarde, puedes aprovechar y ver el atardecer en el desierto.

Como llegar

Contratar excursión:

Para llegar al oasis de Huacachina hay varias opciones, como hice yo, contratando una excursión que me incluyera Paracas e Ica, si haces esto contrátala en Perú en alguna agencia, si lo haces por internet te saldrá más caro, pero tendrás la reserva hecha de antemano y te asegurarás de hacer la excursión a la hora y día que tu quieras, eso ya depende de ti.

En autobús:

Si lo que quieres es hacerlo todo por libre, lo suyo es entonces que te vayas en autobús desde Lima o Paracas si vas a hacer tu recorrido por Perú en dirección sur. Los autobuses son bastante baratos y buenos por lo general. Y una vez que llegas al oasis de Huacachina contratas la excursión en buggy con sandboard. Cuando vayas a contratar una excursión SIEMPRE pregunta en varios sitios!

Donde dormir

Si te gustó mucho y quieres quedarte a dormir en Ica, tienes estas opciones.

Yo lo que hice fue tomar el autobús de las 19.20 horas e irme a Nasca (Nazca), porque al otro día quería sobrevolar las famosas líneas de Nasca temprano, pero esa ya es otra historia y te la cuento en el próximo capítulo 😉

Visitar el Oasis de Huacachina. Buggies y sandboard en Ica, Perú

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista