Revista Insólito

José Mújica; no se dejen robar la juventud de adentro

Publicado el 13 abril 2016 por Monpalentina @FFroi
José Mújica; no se dejen robar la juventud de adentro
Descendiente por lĂ­nea paterna de vascos que llegaron a Uruguay a mediados del siglo XIX, procedentes de la localidad vizcaĂ­na de Muxica. En los aĂąos 60 del pasado siglo se integra en el Movimiento de LiberaciĂłn Nacional-Tupamaros. Fue apresado cuatro veces y en dos ocasiones se fugĂł de la cĂĄrcel de Punta Carretas. Apresado de nuevo, pasĂł trece aĂąos en la cĂĄrcel (1972-1985) mĂĄs otros tantos de aislamiento. Después de ostentar diversos cargos polĂ­ticos, el 28 de Junio de 2009 es elegido Presidente de su paĂ­s. José Mujica vive en una chacra a las afueras de Montevideo propiedad de su esposa, habiendo declinado ocupar la Residencia Presidencial de SuĂĄrez y Reyes. Su estilo de vida humilde queda reflejado ademĂĄs en el uso de un Volkswagen Escarabajo de 1987 como medio de transporte. El 90% de su sueldo (260.259 pesos uruguayos en 2012) lo dedica a proyectos de ayuda contra la pobreza.
  • No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivir con lo justo para que las cosas no me roben la libertad.
  • Pertenezco a una generaciĂłn que quiso cambiar el mundo, fui aplastado, derrotado, pulverizado, pero sigo soĂąando que vale la pena luchar para que la gente pueda vivir un poco mejor y con un mayor sentido de igualdad
  • — Mayo 2013 en entrevista con “Los Desayunos de TVE” —
  • No es bonito legalizar la marihuana, pero peor es regalar gente al narco. La Ăşnica adicciĂłn saludable es la del amor.
  • GrĂ­tenle a los pobres del mundo que cuando se sientan acorralados, vengan a este paĂ­s, (…) no perseguimos a nadie y este paĂ­s estĂĄ vacĂ­o, todavĂ­a caben miles y miles.
  •  — Octubre 2013 en el Primer Congreso Internacional de la Red de Trabajadoras Domésticas.—
  • El matrimonio gay es mĂĄs viejo que el mundo. Tuvimos a Julio César, Alejandro el Grande. Dicen que es moderno y es mĂĄs antiguo que todos nosotros. Es una realidad objetiva. Existe. No legalizarlo serĂ­a torturar a las personas inĂştilmente.
  • No se dejen robar la juventud de adentro. La de afuera, inevitablemente, se la lleva el tiempo. Pero hay una juventud peleable, territorio adentro, mirĂĄndonos hacia nosotros mismos, y estĂĄ unida a una palabra muy simple y muy pequeĂąa: solidaridad con la condiciĂłn humana. 
  • — Agosto 2013 en CIPD—
  • Me comĂ­ 14 aĂąos en cana (…) La noche que me ponĂ­an un colchĂłn me sentĂ­a confortable, aprendĂ­ que si no puedes ser feliz con pocas cosas no vas a ser feliz con muchas cosas. La soledad de la prisiĂłn me hizo valorar muchas cosas.
  • ¿Qué es lo que le llama la atenciĂłn al mundo? ¿Qué vivo con poca cosa, una casa simple, que ando en un autito viejo, esas son las novedades? Entonces este mundo estĂĄ loco porque le sorprende lo normal.
  • Yo quiero saber la verdad, pero en la justicia no creo un carajo.
  • Hemos nacido sĂłlo para consumir y consumir y cuando no podemos, cargamos con la frustraciĂłn, la pobreza y hasta la automarginaciĂłn y autoexclusiĂłn.
  • Despilfarramos dos mil millones de dĂłlares por minuto en presupuesto militar a nivel mundial. Decir que no hay plata es no tener vergĂźenza.
  •  Cargo con una gigantesca deuda social y con la necesidad de defender la AmazonĂ­a, los mares, nuestros grandes rĂ­os de América.
  • Continuaran las guerras y por tanto los fanatismos, hasta que tal vez la naturaleza nos llame al orden y haga inviable nuestra civilizaciĂłn.
  • El nacionalismo es un sentimiento glorioso, que ademĂĄs no es una cualidad humana, hasta los teros son a su modo nacionalistas, nunca se van del baĂąado donde nacieron salvo que no tengan mĂĄs remedio. Hay montones de animales que tienen un espĂ­ritu como arcano, donde marcan territorio, etc. Nosotros somos mĂĄs complicados, tenemos que construir un estado y todo eso. Pero ese sentimiento de pertenencia a algĂşn lugar me parece que es una cosa natural del hombre. Pero claro, hay otras cosas en el mundo, este aparataje que tienen ustedes acĂĄ. Esta comunicaciĂłn al instante que se puede ver acĂĄ y se puede ver en PekĂ­n. Estamos en el borde de otra civilizaciĂłn, hay un mundo digital. Vuestra generaciĂłn tiene amigos que ni se conocen, muy lejos, ¿verdad?.
  • Nunca el hombre tuvo tanto como hoy, nunca, nunca tanto conocimiento. […] EstĂĄs con la mayorĂ­a o estĂĄs con la minorĂ­a, no hay término medio. […] Hay una cosa mĂĄs importante que la justicia. A algunos de nosotros nos quisieron formar en un mundo que era un valle de lĂĄgrimas, para ir a un paraĂ­so. No te la llevo. El paraĂ­so es éste, o la condena es éste. Y es esta vida la que hay que pelear, para que la gente viva mejor. Y no tiene término medio. […] Lo que tiene sentido es pensar, porque hay mucha gente joven. Si sos joven tienes que saber esto: la vida se te escapa y se te va minuto a minuto, y no puedes ir al supermercado y comprar vida. Entonces, lucha por vivirla, por darle contenido a la vida. La diferencia de la vida humana a las otras formas de vida es que tĂş le puedes dar, hasta cierto punto, una orientaciĂłn a tu vida. TĂş puedes, en términos relativos, ser autor del camino de tu propia vida. No eres como un vegetal que vive porque naciste. Después de haber nacido puedes darle un contenido o no. […] Pero si tuviste un sueĂąo, y peleaste por una esperanza, e intentaste transmitirle a los quedan, tal vez, quede un pequeĂąo aliento rodando en las colinas, en los mares, un pĂĄlido recuerdo que vale mĂĄs que un monumento, que un libro, que un himno, que una poesĂ­a… La esperanza humana que se va realizando en las nuevas generaciones. CompaĂąeros… Nada vale mĂĄs que la vida. Luchen por la felicidad. Y la felicidad es darle contenido a la vida, y rumbo a la vida. Y no dejar que te la roben. Para eso no hay receta, estĂĄ acĂĄ, en la conciencia… si usĂĄs la maravillosa oportunidad de haber nacido, casi milagrosa. Por lo demĂĄs, un segundo consejo a los jĂłvenes: lo imposible cuesta un poco mĂĄs, y derrotados son solo aquellos que bajan los brazos y se entregan. La vida te puede dar mil tropezones en todos los Ăłrdenes, el amor, en el trabajo, en la aventura de lo que estĂĄs pensando, en los sueĂąos que pensĂĄs concretar; pero una y mil veces estĂĄs hecho con fuerza para volverte a levantar y volver a empezar, porque lo importante es el camino. No hay una meta, no hay un arco de triunfo, no hay un paraĂ­so que nos recibe, no hay odaliscas que te van a recibir porque morirse en la guerra, no, la quedaste y punto. No, lo que hay es otra cosa, es la hermosura de vivir al tope, de querer la vida en cualquier circunstancia, de luchar por ela e intentar transmitirla. Porque la vida no es solo recibir, es antes que nada, dar algo de lo que tenemos, por jodido que estés, siempre tenés algo para darle a los demĂĄs.
  • — Discurso durante el recibimiento del Orden Nacional al Mérito en grado de Gran Collar en Guayaquil, Ecuador. (4 de diciembre de 2014)— 

Imagen: r24n.com.ar/

Fuentes consultadas:

www.bbc.com/
www.publimetro.cl/
el semanal
es.wikiquote.org/
www.lr21.com.uy/


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas