Revista Cultura y Ocio

La música no se copia

Publicado el 01 octubre 2014 por Siempreenmedio @Siempreblog

Para ser fiel con esta entrada diré que este post es un plagio. Vamos, que me voy a fusilar varios blogs de música que he estado leyendo sobre plagios musicales para escribir esto. Eso no es inspirarse, como muchos alegan para defender sus caradurerías. Es copy paste.

Hoy es el Día Internacional de la Música, y por eso quiero hacer este pequeño homenaje a uno de los vicios más limpios que tengo. Quizás tengan razón los que dicen que en la música ya está todo escrito. De hecho son 6 notas y sus octavas, lo que supone una limitada combinación de sonidos. Pero la música tiene magia, y eso sí se puede seguir creando. Los plagios que a continuación les pongo son el ejemplo de hacer las cosas muy mal.

 

1) Shakira no tendrá huevos, pero si los tuviera, serían enormes. El Waka-waka, además de ser una horrible canción asequible solo con mucho ron barato, es una copia de una canción de los años 80 llamada “El negro no puede” del cantante dominicano Wilfredo Vargas. Ni el título cambió la colombiana. No es la primera vez que Shakira tiene una denuncia por plagio. Y me da a mí que no será la última.

2) Este que les propongo ahora es otro clásico entre los clásicos. Es un Vanilla Ice vs Queen con David Bowie. Obviamente ya sabemos quién ganó por goleada. La segunda es una pedazo de versión con Annie Lennox con la que se le ponen los pelos de punta a uno.

3) A Marta por poco se le para el marcapasos cuando escuchó la canción que le habían dedicado los Hombres G, o mejor llamarlos Hombre C, de copia (sí, escucho sus risas descontroladas en este momento). Otro combate ganado por KO por Simon y Garfunkel y su “At the zoo”, una divertida canción sobre la vida de cebras y antílopes en un zoo. Lo que, a lo mejor no sabían, es que estos animales eran de Madrid.

4) El que más duele, porque es la mejor de todas las canciones de las que he hablado. Realmente no fue un plagio, directamente George Harrison se apropió de la canción, cambió la letra y la hizo más famosa de lo que The Chiffons habían conseguido. Los Beatles son dioses, pero a lo mejor esta es la comprobación de que los dioses también plagian.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista