Revista Viajes

10 Visitas imprescindibles en Marrakech

Por Veronica Cussi @touristear

Marrakech es una ciudad de Marruecos que nos encantó. Fue nuestro primer contacto con este país tan cercano y tan diferente.

Seguro que si piensas en que ver en Marrakech, lo primero que se te viene a la mente es el minarete o el Zoco ¿No? En este post, te quiero contar cuales son mis visitas imprescindibles de Marrakech.

La Plaza de Yamaa el Fna

La inmensa Plaza de Yamaa el Fna es el primer sitio que visitamos de Marrakech, nada más hacer el check-in en el Riad donde nos alojaríamos los 4 días de nuestra visita.

Y sin duda es un imprescindible en tus viajes a Marrakech, no te cansarás de visitarla y disfrutar de su bullicio, puestos de comida, y al atardecer, sube a alguna de las terrazas y disfruta de la puesta de sol.

El caótico Zoco de Marrakech

El zoco de Marrakech lo amas o lo odias, no creo que tenga un punto intermedio. Es un auténtico caos de calles, callecitas y callejuelas que te desorientan completamente y donde los vendedores no paran de intentar atraerte a sus tiendas. Es parte de la cultura regatear, así que no te dé vergüenza y a conseguir el mejor precio!

Palacio de la Bahía

Es magnífico palacio se construyó en el siglo XIX para un visir del sultán Abdelaziz Si Moussa. Se puede visitar completamente y los detalles de la decoración son impresionantes. A día de hoy es una de las obras arquitectónicas más importantes de Marrakech.

Este visir tenía cuatro esposas y alrededor de treinta concubinas en este harén. Como ya sabemos, se podían tener tantas mujeres como uno era capaz de mantener. Visita el patio del harén y las diferentes estancias, estoy segura de que te va a gustar.

La Madrasa Ben Youssef

La Madrasa era el lugar donde se estudiaba el Islam hace años, se puede visitar perfectamente, pero ya no funciona como escuela y se ha convertido en una de las principales atracciones de Marrakech y un lugar imprescindible en toda visita a la ciudad.

Las Tumbas Saadies

Las tumbas Saadies son un monumento interesante que se encuentra en el zoco de Marrakech. Datan del siglo XVII pero se cerraron y quedaron ocultas hasta que en el año 1917 se encontraron y abrieron al público y comenzó su restauración. Están hechas en mármol de carrara y son verdaderamente bonitas.

El Jardín Majorelle, el Oasis de Yves Saint Laurent

Es un jardín precioso que empezó a construir Jacques Majorelle que era un pintor francés. Le encantó Marruecos cuando éste era un protectorado francés y vivió en el durante mucho tiempo. Compró la finca junto al palmeral y construyó un chalet en ella y empezó a construir los jardines.

En realidad era un jardín botánico con multitud de especies exóticas que el pintor se había traído de sus viajes por el mundo. El pintor Majorelle falleció y los jardines cayeron en el abandono más absoluto hasta que en el año 1980 Yves Saint Laurent lo compró, lo restauró y lo amplió, dejándolo en el estado actual.

Es visitable tanto los jardines como el museo y la entrada para ambos tiene un coste de 100 dirhams (10 euros). Pero suele estar incluida en los viajes a Marruecos organizados.

El Palmeral de Marrakech

El Palmeral es una enorme extensión de terreno ocupado por palmeras. En la actualidad está considerado una zona de lujo y es el centro de un gran plan urbanístico.

El palmeral sigue siendo una fuente de riqueza para la ciudad. Además de los dátiles y la madera que se obtiene de las propias palmeras, éstas crean un buen ecosistema para los árboles frutales y las plantaciones que allí conviven.

La mejor manera de hacer esta visita es con un guía.

La Mezquita Kutubía

La Mezquite Kutubía está junto a la plaza de Yamaa el Fna y es del Siglo XII. Lo que más llama la atención es la torre o alminar de esta mezquita ya que es hermana de La Giralda de Sevilla. De hecho, los arquitectos se basaron en esta torre para diseñar La Giralda.

10 Visitas imprescindibles en Marrakech

El barrio judío de Marrakech

Aunque parezca sorprendente, Marrakech tuvo un barrio Judío. Nosotros fuimos con nuestra guía, que nos llevó un poco rápido para mi gusto, pero la visita en sí merece la pena. Este barrio parece más auténtico, es menos turístico y los locales se sorprenden un poco al verte. Puedes llegar hasta el cementerio judío, echa un vistazo a las fachadas y encuentra las estrella de David en alguna de las casas.

El mercado Bereber en Marrakech

A pocos kilómetros de Marrakech se encuentra el pueblo bereber de Aghmat. En días normales, es un pequeño pueblo muy tranquilo. Pero todo cambia cuando es el día del mercado. Nosotros cuadramos los días para poder ir y es completamente sorprendente. Nunca había estado en un lugar así, parece que retrocedes completamente en el tiempo.

Aquí puedes comprar de frutas, verduras, carnes y pescados, ropa, utensillos varios. Pero lo que más nos llamó la atención, y estoy segura de que llamará la tuya también, son los barberos, que cumplen la función de cortar el pelo, la barba y sacar muelas. ¡Es impresionante verlo en directo!

Has viajado a Marrakech? Cuéntanos cuáles son tus lugares imprescindibles! ¿Alguna terraza para ver el atardecer? ¿Un restaurante para probar tagine?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista