Revista Cultura y Ocio

1991

Publicado el 24 diciembre 2011 por Kar

En 1991 cumplía yo 12 años, y mepensaba que ya era todo un proyecto de jovencito. Un HoldenCauldfield de El Guardián Entre El Centeno. O mejor aún, un RustyJames en Rumble Fish, novela que “me trajeron los Reyes” en esaépoca y que me marcó. Por alguna razón, recuerdo ese año como unbuen año. Quién sabe por qué, la memoria es traicionera y tiende apasar por un extraño prisma los recuerdos, para deformarlos ydejarlos más bonicos de lo que realmente eran. Para la música fue un año estupendo,eso lo vemos ahora que se celebran 20 aniversarios de muchos discosclásicos, a saber, y ojo con la lista: Guns n' Roses – Use Your IllusionNirvana – NevermindPearl Jam – TenR.E.M. - Out Of TimeRed Hot Chili Peppers – Blood, Sugar,Sex, MagikMetallica – MetallicaQueen – Greatest Hits II & InnuendoThe Cult – CeremonyU2 – Achtung, babyMichael Jackson - DangerousAunque debo decir que en aquella épocasólo disfrutaba de los de R.E.M., Nirvana, Guns n' Roses, MichaelJackson y Queen. Todo lo demás llegaría a mi vida más tarde.Freddie Mercury moría aquél año en el que yo me rendía a eseGreatest Hits II que siempre fue despreciado por los puristas, enfavor del primer recopilatorio, o lo que es lo mismo, los Queen 80'svs. los Queen 70's. Ya comenté que aunque con el tiempo descubríque lo bueno estaba en sus primeros discos, no renegaría jamás delos hits ochenteros de la reina. No era el único que moría, claro,en el mundo de la música. 1991 vería caer a Miles Davis, SteveClark de Def Leppard, Eric Carr de Kiss, Serge Gainsbourg o a JohnnyThunders. Sí, aunque todos recordemos al Thunders que se arrastrabapor los escenarios en los 70's, aguantó con vida toda la décadaposterior, aunque en un estado heroinómano lamentable, y fue laheroína la que se lo llevó en ese año capicúa.1991 fue también el año en el que secreó el primer videojuego de Sonic, de SEGA... bueno, en aquellaépoca, o eras de SEGA o eras de Nintendo. Yo era de los primeros.Más que nada porque en mi casa me tuve que conformar con unavideoconsola Master System II, en lugar de poder tener una SuperNintendo, que era lo más aquél año. También era el año en el queAntena 3 comenzó a emitir un clásico de la televisión: LosVigilantes De La Playa … hummm... todavía no estaba PamelaAnderson, pero sí una Erika Eleniak (Shauni) que pasó fugazmente yapenas pudo disfrutar de sus 15 minutos de fama. Nosotros sí quepudimos disfrutar de la suya, y de sus contoneos en bañador rojo.

1991

Podría colar como anuncio de desodorante Sanex...

Se estrenaba “Terminator 2” y todosflipábamos con Arnie como robot apocalíptico, y esa banda sonora,con Guns N' Roses, o con ese tema principal instrumental, que algúndesaprensivo remezcló a ritmo de mákina. Eran los años deldescubrimiento de que existía ese estilo musical discotequero quereventaría las pistas de baile hispánicas. Pero amigos, otra modamusical y cinematográfica se adueñó de las calles: 1991 fue el añode ese invento infernal que fue el Grease Megamix. Su nombre esdefinitivo, un mix bastante cutre de las canciones de la películamusical, que aprovechando la coyuntura, fue emitida varias veces porlas novatas cadenas privadas de televisión. Increíblemente, esamierda de remezcla se hizo muy popular. Aunque, por supuesto, elmundo de las remezclas y los megamixes, y todas esas martingalas,tiene un rey: Jive Bunny & The Master Mixers.En 1991 la chavalería descubrimos elSIDA, de la mano del malogrado Freddie Mercury y también de MagicJohnson, quien declaró ser portador de anticuerpos de VIH. Lo quequiera que eso significara. Se iba a morir, como Freddie? Los niñossólo sabíamos que había un virus mortal por ahí suelto. Todo elmundo andaba revuelto ese año. Los gringos habían comenzado laGuerra del Golfo, y cada mañana, antes de ir al cole, podía ver porla tele los bombardeos de Bagdad, que eran unas imágenes en negro yverde fosforito. Hasta entonces, Bagdad era, para mí, la ciudad quealojaba la corte de las historias que nos contaban de “Las Mil yUna Noches”. Pero como digo, el mundo estabacambiando, y ahí estaba yo para contarlo. Ese año creamos, un parde amigos y yo, el periódico infantil escolar: La Gacela... elnúmero #1 se llamaba La Gaceta, pero luego vimos que ya existía unacabecera con ese nombre (malditos!) y bueno, de una L a una T nohabía tanto. Mi aventura periodística duraría lo que noscansaríamos de pasarnos los sábados por la mañana haciendo eldichoso periódico. Pero diablos, yo estaba encantado, y me sentíacomo un reportero explicando los trepidantes acontecimientosinternacionales (guerras, revueltas, países que se independizan, …)que apenas llegaba a comprender. Tras varios meses, y justo antes delos exámenes finales de verano, La Gacela publicó su últimonúmero, y con ello, se cerró una etapa del periodismo nacional. Porlo menos, el de mi barrio.Canciones:Red Hot Chili Peppers: "If You Have to Ask"Michael Jackson: "Gone Too Soon"R.E.M. : "Radio Song"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista