Revista África

256. Convivencia

Por Juanjotarres
Empieza la tercera semana por estas tierras. Esta vez en la provincia de Hatay, donde ya trabajamos en noviembre de 2012, distribuyendo kits para las familias sirias que vivían fuera de los campos de refugiados. El panorama ha cambiado muchísimo. Las cifras que manejábamos entonces están desfasadas.
Nuestros colegas de la ONG turca  STL han crecido desde nuestra última colaboración y están llevando a cabo varios programas, algunos de ellos muy interesantes.

256. Convivencia

Monedero electrónico para refugiados

La entrega de paquetes con comida puede llegar a ser una solución de emergencia pero si lo que se quiere es apoyar a un familia de refugiados con necesidades alimenticias nada mejor que  entregarles una tarjeta electrónica con una pequeña cantidad de dinero que solo pueden canjear en supermercados.
 Los refugiados tienen cierta libertad a la hora de comprar la comida que quieren (ciertos productos como el alcohol, tabaco, cosméticos, están excluidos) y la organización se ahorra mucho dinero en transporte y distribución porque es el beneficiario el que retira la comida cuando quiere del súper. (y de forma discreta y segura , sin que nadie vea "que se le está ayudando")

256. Convivencia

Padre sirio con sus tres hijos. Kirikhan.Mayo 2013


Es un buen sistema que estamos ejecutando en otros países. Cada quince días se vuelve a poner, electrónicamente dinero en la tarjeta. Dinero "personalizado" en función de los miembros que haya en una familia.
Ahora que la convivencia turco-siria está más deteriorada hay que empezar a pensar en programas que beneficien a las dos comunidades: la comunidad refugiada con los problemas y traumas que conlleva abandonar su hogar por un conflicto y la comunidad de acogida, turca que ve como miles de personas se instalan en el país.
Programas como centros comunitarios con actividades para mujeres (sin distinguir nacionalidad) que por ejemplo promuevan las practicas de lactancia materna, que sirvan como guarderías, con programas para aprender turco o árabe o actividades para adolescentes, son muy interesantes.
Las mujeres turcas pueden convivir con las árabes, con las que tienen muchas cosas en común y ambas aprender nuevos oficios, idiomas o conocimientos. Este tipo de iniciativas tienen efectos muy positivos y

256. Convivencia

Familia Kurda en Kirikhan. Mayo 2013

todo parece indicar que nuestros futuros programas beneficiaran a la población de la zona, teniendo en cuenta su problemática particular.
Otras actividades posibles: formación de formadores al personal que trabaja en los campos de refugiados para que promuevan prácticas de salud materno infantil, estudios nutricionales, talleres que promuevan dietas con variedad vitamínica, actividades generadoras de ingresos,....
Y en eso estamos: en plena tormenta de ideas para, una vez identificadas las necesidades ver el tipo de programa que mejor las resuelve teniendo en cuenta todos los elementos de la ecuación: programas eficientes, que no causen ningún daño, sostenibles, con un impacto positivo.
Ahí es nada, pero nadie dijo que fuese fácil.

256. Convivencia

Iglesia católica en Antakia


256. Convivencia

Niños de 2 familias de refugiados sirios. Kirikhan. Mayo 2013


256. Convivencia

Mujeres sirias preparando pan. Kirikhan. Mayo 2013


256. Convivencia

Joven modelo kurda en plena sesión de fotos. Mayo 2013


256. Convivencia

256. Convivencia


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas