Revista Comunicación

30 formas de identificar al trabajador mediocre y aumentar la productividad.

Publicado el 12 enero 2020 por Manuelgross

30 Formas de reconocer al trabajador mediocre.
Por Carlos Nava Condarco.
El Strategos.


mediocre-worker.jpg

30 formas de identificar al trabajador mediocre y aumentar la productividad. 


El día que tome la decisión de contratar un trabajador mediocre, la Empresa habrá perdido dos cosas: tiempo (que no recuperará jamás) y productividad (la cual le será repuesta de acuerdo a lo establecido al final de éste documento)

 
NOTA: Existe una tentación importante de afirmar que la siguiente es una parodia, pero resulta más útil considerarla un espejo en el que es conveniente mirarse con mucha objetividad y consideración por uno mismo.
1.- El trabajador mediocre es útil y puede ser aplicado. Estrictamente en el marco de lo que se le ha asignado.
2.- Desarrolla sus tareas con responsabilidad porque hace lo posible por evitar problemas que lo incomoden.
3.- Necesita supervisión cercana para trabajar en los umbrales superiores de su capacidad.
4.- Puede acompañar mucho tiempo al equipo de trabajo. No engrosa necesariamente las estadísticas de rotación de personal. Evita la incomodidad de buscar empleo de forma permanente.
5.- Es celoso con el trabajo que hace porque está consciente que alguien lo puede hacer mejor.
6.- Casi nunca reclama por el nivel de sus ingresos allí donde corresponde. Por otra parte lo hace de forma permanente allá donde no corresponde.
7.- Cumple horarios y cumple cronogramas. ¡Ojo!, no es un mal empleado, es un trabajador mediocre.
8.- Si el jefe lo permite, siempre está cerca de él y le proporciona muestras efusivas de consideración y servicio. Al permitirlo, él jefe es también un trabajador mediocre.
9.- No busca los ascensos de puesto pero los espera. No cree necesariamente en su capacidad, pero si en la fortuna.
10.- No es un mal compañero de trabajo, todo lo contrario, NECESITA ser un buen compañero porque el rendimiento colectivo le genera cobertura.
11.- Quienes compiten en la estructura organizacional pueden quedarse tranquilos con el trabajador mediocre, él no compite. Todo tipo de “competencia” lo expone y agota.
12.- Tiene bien desarrolladas sus habilidades sociales. Esto puede ser aprovechado en la Organización, por ejemplo para garantizar el éxito de las fiestas.
13.- No es una persona pesimista, es un individuo entusiasta.
14.- Su identificación con la Organización puede ser muy alta. Porque si ella lo alberga se convierte en su “zona de confort”.
15.- El término “zona de confort” lo inventó él.
16.- Si existe una recompensa inmediata puede hacer algún trabajo “extraordinario”, es decir, fuera de lo ordinario.
17.- ¿Rebelde? ¡En absoluto! ¿Empleado difícil? Casi nunca. Lo único que lo puede “sacar de sus casillas” es la asignación de alguna tarea fuera de su rutina.
18.- Puede tener muchos estudios y títulos, pero sus calificaciones son coherentes con su perfil.
19.- Exigirá de forma permanente que la Empresa lo capacite. Pero que ello no involucre horas adicionales de atención o disposición de tiempo en días de descanso.
20.- “No se puede” es la frase que más utiliza. “Muy difícil” es su calificación preferida.
Tanto para lo que hace como para lo que no pudo hacer.
21.- Argumenta siempre (en privado), que nació en el país equivocado y que trabaja en el lugar incorrecto. Él está hecho “para otras realidades”.
22.- Cuando se habla de oportunidades, se le complicó el día.
23.- Tiene una vara muy amplia para medirse a sí mismo y una muy corta para medir a los demás.
24.- El mundo tiene la obligación de ayudarlo, la Sociedad de entenderlo, el Estado de mantenerlo, la familia de soportarlo.
25.- Para él, detrás de cada fortuna “existe un crimen”. La persona de éxito es “sospechosa”. Sus jefes “unos hijitos de papá” o “amigos del dueño”.
26.- Ha escuchado hablar de la “milla extra” pero no encuentra el vídeo.
27.- Cuando escucha hablar a sus compañeros de intenciones de renunciar al empleo por otras oportunidades laborales o ideas de emprendimiento inmediatamente reconoce el significado de la palabra Inconsciencia.
28.- Empieza la semana de trabajo con excelente ánimo cuando su equipo de futbol ganó el domingo. Si perdió, tarda un par de días en recuperar el ritmo. De todos modos la Empresa no pierde mucho con este “inconveniente”.
29.- No le gusta que la Empresa pase por situaciones difíciles. Porque cuando sucede eso se siente “muy observado”.
30.- Cuando lea esto, reirá de buena gana, y se “apenará” por los demás.
El día que tome la decisión de despedir al trabajador mediocre, la Empresa habrá ganado dos cosas: mayor productividad y un enemigo por mucho tiempo.
Twitter: @NavaCondarcoPosted on 13 septiembre, 2015 by Carlos Nava Condarco
Licencia:
No especificada.
------------------
DATOS DEL AUTOR.-
Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente se desempeña como Gerente de su Empresa, Consultor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Coach de Emprendedores.
Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”
WEB: www.elstrategos.com
Mail: [email protected]
Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos
Twitter: @NavaCondarco
Fuente: El Strategos
Imagen: mediocre-worker.jpg


Del mismo autor: Carlos Nava Condarco


Artículos relacionados: mediocridad
  • - 30 formas de identificar al trabajador mediocre y aumentar la productividad 
  • - Cuatro ideas sobre Esquivar la Mediocridad, de Xavier Marcet 
  • - Estamos abocados a la mediocridad: La mediocracia y el sandwich mixto 
  • - Cuando la Mediocracia llega al Poder: Siempre lo hemos hecho así 
  • - Las organizaciones enfermas: Los síntomas, la mediocridad y tu comportamiento 
  • - Cómo evitar la trampa de la mediocridad en la gestión de RRHH 
  • - Por qué triunfan los mediocres: En el país de los ciegos, el tuerto es rey 
  • - Cómo superar las cinco disfunciones de un equipo según Lencioni 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista