Revista Belleza

5 cosas que tienes que saber sobre la Endometriosis

Por Sophie

La endometriosis se origina cuando el tejido endometrio que reviste la cavidad uterina que expulsamos durante la menstruación, crece fuera de él en otras zonas de nuestro organismo.

Una de sus consecuencias más graves es la infertilidad. Sin embargo, existen alimentos que aumentan la libido en Nutrición Sin Más que podrían ayudarte a ser más fértil.

En este artículo te enseñamos lo más importante sobre la Endometriosis y cómo podrías prevenirla. ¡No te despegues!

1. Síntomas

Aunque los síntomas no siempre son evidentes, existen algunos que suelen ser frecuentes cuando una mujer padece de Endometriosis.

Estos son:

  • Dolor muy fuerte antes y durante la menstruación (dismenorrea)
  • Fuertes dolores abdominales fuera del período menstrual
  • Dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia)
  • Calambres durante la menstruación
  • Sangrados abundantes y prolongados (hipermenorrea) o excesivamente irregulares durante la menstruación
  • Molestias leves o severas en la zona de la pelvis
  • Micción dolorosa durante la menstruación
  • Dolor durante la defecación y/o diarrea
  • Cansancio crónico o fatiga generalizada
  • Problemas de fertilidad

Si tu dolor es en la zona del intestino, es posible que padezcas Síndrome del Intestino Irritable-SII.

Por otra parte, existe la posibilidad del factor genético, el cual es decisivo en esta enfermedad.

Tu incidencia podría ser mucho más elevada si tus hermanas o madre también la padecen o han padecido.

Otros factores que se relacionan con la posibilidad de desarrollar Endometriosis son: períodos menstruales cortos, primera menstruación a una edad temprana o incluso, haber tenido el primer hijo a partir de los 35 años.

2. ¿Qué es lo que produce el dolor?

A veces, durante la menstruación los endometriomas (placas de tejido que anidan fuera del útero y forman quistes en los ovarios) sangran como las paredes internas del útero.

Te puede interesar 6 alimentos para mantener sano el aparato reproductor femenino

A diferencia de estas paredes, la materia creada por estos quistes no tiene forma de salir del cuerpo, lo que irrita los tejidos que se encuentran a su alrededor.

Luego, en reacción a esa irritación, el cuerpo recubre esa zona con tejidos cicatriciales, que son las que producen el dolor.

Si esas cicatrices son muy grandes, pueden llegar a juntar las estructuras de la pelvis impidiendo algunas de sus funciones.

Cada vez que la mujer tiene la menstruación, los tejidos anormales (focos de endometriosis) sufren los mismos cambios que la mucosa endometrial normal del útero.

La diferencia radica en que estos tejidos no están preparados para soportar esos cambios, lo que provoca calambres, dolores y presión pélvica, dolor durante el acto sexual, problemas intestinales y de la vejiga.

3. ¿Cómo se diagnostica?

 En ocasiones, una exploración física puede revelar algunas pistas sobre el problema, donde el médico podría advertir la presencia de una masa de tejido detrás del útero o cerca de los ovarios.

Tu ginecólogo debe recurrir a una ecografía vaginal, una tomografía axial computarizada y/o una resonancia magnética nuclear.

El problema de estas pruebas es que, a pesar de ser indoloras, no son cien por ciento seguras y determinantes.

Sin embargo, tu médico podría recurrir a una intervención quirúrgica menor pero completamente definitiva: la laparoscopia.

4. ¿Cuál es el mejor tratamiento?

Los tratamientos actuales son el farmacológico y el quirúrgico.

Los médicos opinan que la cirugía ofrece los mejores resultados, los más duraderos, pero no definitivos. Es muy recuente que una mujer necesite operarse varias veces.

Por otra parte, los fármacos dependen de cada mujer, pero los análogos de la GnRH son los más efectivos.

Éstos se encargan de cesar la actividad ovárica y producen una menopausia temporal. Del mismo modo, detienen la evolución de la endometriosis y alivian los dolores, pero no la curan.

En conclusión, la cirugía es el tratamiento más efectivo.

5. ¿Se puede prevenir?

La verdad es que no existe ningún modo de prevenir la Endometriosis.

Sin embargo, las revisiones ginecológicas, sobre todo desde el momento en el que se empiezan a mantener relaciones sexuales, es el único modo de vigilar que no se produzca.

Si tienes una regla dolorosa o tienes problemas de infertilidad, la visita al ginecólogo es completamente obligatoria.

Existen casos de mujeres y chicas jóvenes que han presentado fuertes dolores y los aguantan, creyendo que su regla es así. Grave error.

Lo mejor es ir al ginecólogo para evitar que los ovarios se vean afectados drásticamente en el futuro. Cuando esto ocurre deben recurrir a la fecundación in vitro o a la donación de óvulos para quedar embarazadas.

No dejes pasar el tiempo, ¡Examínate!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas