Revista Cine

(500) Days of Summer: el privilegio es nuestro

Publicado el 14 noviembre 2009 por Antara_adachi

Si aún no has visto (500) Days of Summer, mi recomendación es que vayas a verla antes de leer este post, porque cuento parte de la trama y el final. Y porque es genial. Anda, aquí te esperamos.
(500) Days of Summer: el privilegio es nuestro
Dicen que el amor es eterno mientras dura, que cuando lo sientes de verdad sabes que ha tocado tu puerta y ya nadie tiene que explicarte cómo es. Dicen... hay tanto que dicen. (500) Days of Summer es una película que muestra perfectamente cómo nuestro discurso amoroso posmoderno está permeado por lo que vemos en las películas, la música que escuchamos y todo aquello que nuestra imaginación planea para nuestras vidas. Cuando conoces a la persona indicada, las casualidades deben estar a la orden del día y un solo gusto en común puede inaugurar El Amor, así, con mayúsculas. O eso es lo que pensamos... y funciona mientras dura, un instante o toda la vida.
Tom (Joseph Gordon-Levitt) creció creyendo que nunca sería verdaderamente feliz hasta el día que conociera a la indicada; creencia que tiene su origen en la exposición a temprana edad a la triste música pop británica y a una interpretación errónea de la película El Graduado de Mike Nichols, a la cual hace referencia la narración en varias oportunidades. Conoce a Summer (Zooey Deschanel) y casi inmediatamente sabe que es quien ha estado buscando, pero en realidad queda prendado de ella cuando se encuentran en el ascensor y descubre que le gustan The Smiths, lo que él escucha en ese momento. Está sellado el pacto: compartimos una profunda afinidad por algo que me importa, entonces podríamos estar hechos el uno para el otro. "Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento...", nos decía Kundera alguna vez.
(500) Days of Summer: el privilegio es nuestro
Por eso cuando ella termina con él, aunque ya le había advertido que no buscaba nada serio, a Tom se le rompe el corazón. Hasta último momento guarda la esperanza de que las cosas en la realidad correspondan a sus expectativas, tal y como nosotros esperamos que la película termine como una comedia romántica más. A nosotros también se nos había advertido que ésta no era una historia de amor, solo una de chico-conoce-chica, pero nosotros también nos ilusionamos.
(500) Days of Summer: el privilegio es nuestro
En la película también vemos secuencias de homenajes a Persona y El Séptimo Sello de Bergman, una imagen de Han Solo en Star Wars y un baile a lo John Hughes. Habrá quien considere todos estos guiños excesivos y poco originales (cosas propias de una ópera prima) pero creo que son precisamente éstos los que nos regalan momentos inolvidables del film, porque son un recopilatorio de nuestra cultura audiovisual y de la idea que tenemos del amor. Tal y como le pasa al protagonista.
(500) Days of Summer: el privilegio es nuestroEntonces Tom está en el autobús mientras ella se casa con otro, opuesto a como ocurre en El Graduado, no porque la vida no sea como en las películas, sino porque nosotros solo escribimos una parte, la nuestra, la otra mitad siempre depende del otro. 
Ahora, después de superar la depresión, este redactor de textos para tarjetas de felicitación (que alguien me dé este trabajo, por favor) decide dedicarse a su verdadera pasión: la arquitectura, y este resultado es más valioso que haber podido mantener a Summer en su vida.
Si hay películas que considero románticas por excelencia son las escritas por Nora Ephron (escribió When Harry Met Sally... de Rob Reiner y dirigió Sleepless in Seattle y You've Got Mail) y, al igual que en ésta, esas películas recogían referentes culturales sacados del cine y la literatura, como An Affair to Remember y Fatal Attraction en Sleepless in Seattle, por ejemplo. No dejé de pensar en estas películas mientras veía (500) Days of Summer, por el uso, también, de la pantalla dividida en dos cuadros.
Y cito a Nora Ephron para excluir a Woody Allen, pues no creo que ninguna de estas películas tenga nada que ver con algo como Annie Hall, ya que Allen tiene una visión más bien pesimista de las relaciones de pareja y sería un error compararlas, además de que Annie Hall es superior. Sin embargo tengo que decir que los dos, Ephron y Allen, junto a Rob Reiner, son a mi parecer los grandes representantes de este maravilloso género que yo me empeño en seguir llamando Comedia Romántica (así a veces no te haga reír).
Aquí tengo que insertar una petición a mis lectores: si no han visto When Harry Met Sally y Sleepless in Seattle, por favor, vayan a verlas. Y si no han visto Annie Hall... ¿qué esperan?
De la década de los noventa puedo poner también en esta categoría a Before Sunrise de Richard Linklater, como una buena muestra de lo que los no-lugares de la posmodernidad están haciendo con nosotros y nuestra idea del amor. Creo que (500) Days of Summer está llamado a ser un clásico de nuestra generación por las innumerables veces que vamos a repetir sus secuencias y recordarlas con los amigos o amantes, y por las veces que será citada en otras películas, en esta cadena interminable de referentes.
Podrán criticarla por ser pretenciosa, indie y poco profunda, pero como en el amor, a veces se trata solamente de dejarse llevar y disfrutar de lo que vivimos, como si no importara nada más. Siempre será un privilegio asistir al amor, en cualquiera de sus formas y duración.
El recurso del "calendario" que va contándonos en cuál de los 500 días estamos no sirve únicamente para poder dar saltos en el tiempo narrativo sin que el espectador se pierda, sino que revelan la premisa última de la película: cuando empieza el amor, todo vuelve al principio, nos encontrará renovados y habrá que esperar a ver cuándo termina, pero se disfrutará mientras dure. Hemos visto los 500 días de Summer (verano en español) y tan solo el primero de Autumn (que traduce otoño).
(500) Days of Summer: el privilegio es nuestro
Cuando conoce a Autumn, la casualidad también vuela hasta ellos: presentan la misma entrevista para trabajar como arquitectos y comparten el lugar favorito en la ciudad. La pareja con la que comenzamos no termina junta, pero hay una esperanza para Tom. ¿Existe realmente una sola persona para cada cual o podemos encontrar afinidades con distintas personas? ¿Vale más el amor que se marchó para siempre o el que está aquí mismo, en este momento?


Para ti, mi amor: "And if a ten-ton truck kills the both of us, to die by your side... Well, the pleasure - the privilege is mine": "Y si un camión de diez toneladas nos mata a nosotros dos, morir a tu lado... Bien, el placer, el privilegio es mío". The Smiths.


¿Y tú qué piensas? Déjame un comentario en el blog. 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas