Revista Sociedad

7 Cosas Que Tu Iglesia Necesita De Ti

Publicado el 29 noviembre 2017 por Ronerborg @unanimeradionet

No hace mucho tiempo tuve la oportunidad de dirigirme a un grupo de jóvenes adultos de varias iglesias de nuestra ciudad. Decidí hablar de que cualquier cristiano (no solo los jóvenes adultos) pueden contribuir a que una iglesia sea mejor y más fuerte. Estas son algunas cosas que presenté: 7 cosas que tu iglesia necesita de ti.

Tu iglesia necesita que tú…

…Seas humilde

No hay rasgo del carácter más importante que la humildad. Si bien a ninguno de nosotros se nos da naturalmente la humildad, esta se puede aprender, porque el asunto es este: la humildad no es un sentimiento o actitud, sino una acción. Si quieres aprender humildad, necesitas actuar humildemente. Estos son tres consejos para volverse humilde:

• Busca a cristianos maduros que ejemplifiquen la humildad y pasa tiempo con ellos. Aprende de ellos y aprende a ser como ellos.

• Ofrécete para hacer las tareas más sencillas. No pidas estar a la vista del público cuando sirves, sino confórmate con permanecer en el fondo. Alégrate haciendo las labores más sencillas y hazlas solo cuando y donde Jesús lo vea.

• Conoce a Jesús. Fue Jesús quien dijo: «Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido» (Mateo 23:12). Y fue Jesús quien se humilló a lo más profundo y fue enaltecido a lo más alto.

…Priorices la iglesia

En todas las iglesias hay personas que tienen las reuniones públicas de la iglesia como una baja prioridad. Son las personas que solo llegan a la iglesia cuando es conveniente y usan cualquier excusa para faltar un día o faltar a un servicio. Cada iglesia necesita urgentemente personas que les den a las reuniones públicas la máxima prioridad. Hoy es el día de comenzar a elevar la importancia de la iglesia en tu vida.

Quiero darte dos razones:

• Primero, tú necesitas tu iglesia. Dios te hizo parte de tu iglesia por tu bien. No puedes llevar la vida por tu cuenta. No eres lo bastante fuerte, no eres lo bastante sabio, no eres lo bastante maduro, no eres lo bastante piadoso. Sin los bellamente ordinarios medios de gracia que encuentras en la iglesia, no lo lograrás. Sin el apoyo de tus hermanos y hermanas, no lo lograrás.

• Segundo, tu iglesia te necesita. Dios te hizo parte de tu iglesia por el bien de los demás. 1 Pedro 4:10 dice: «Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas». Dios te ha dado dones para que seas parte de tu iglesia, y esos dones se deben usar para el bien de otras personas. Así que prioriza la iglesia como una expresión de generosidad hacia los demás.

…Consideres darle un día a Dios

¿Por qué no consideras apartar un día entero de la semana y dedicarlo al Señor de manera especial? Creemos que la ley del Antiguo Testamento ha sido cumplida en Cristo, si bien entre los cristianos existe cierto desacuerdo acerca de lo que esto implica. Pero incluso si tú crees que el mandamiento del día de reposo ya no es vinculante para nosotros, aun así es valioso aprender de él.

El domingo cambia por completo cuando les das todo el día al Señor y su pueblo. Ahora no tienes que decidir si tomar ese curso o unirte a ese club que se reúne los domingos por la tarde. No faltas a la iglesia durante el periodo de exámenes porque tienes que estudiar. No te retiras más temprano para llegar a casa antes de que comience el partido de fútbol. Más bien estás dejando atrás todos los afanes de la vida, e incluso muchas de las alegrías de la vida, y dedicando un día entero a la adoración, a la comunión, y al servicio de los demás.

…Vivas como cristiano toda la semana

Es demasiado fácil ser cristiano en la iglesia, pero luego uno llega a casa. Luego va a trabajar. Luego va a la escuela. Y luego uno se ve rodeado de personas que actúan de manera impía, y peor aún, uno queda solo con sus propios pensamientos y sus propios deseos. No obstante, tu iglesia necesita que vivas como cristiano toda la semana.

Cada uno de nosotros enfrenta distintos desafíos y distintas tentaciones. Pero una clave para vivir como cristiano toda la semana es pasar tiempo en la Palabra y la oración cada día. Haz de esto una prioridad sin importar lo ocupado que estés, ni lo loca que parezca la vida. Que esto sea algo que haces sin importar que hayas pecado gravemente y que tengas muy pocas ganas de hacerlo. Ora diariamente no solo por ti mismo, sino por tu iglesia. Toma directamente el registro de miembros y ora por todos de la A a la Z, y luego comienza de nuevo. Haz de tu vida devocional algo que no solo haces por tu bien, sino por el bien de los demás.

…Conozcas gente que no es como tú

Las iglesias son comunidades involuntarias: no escogemos quien llega a ellas, Dios lo hace. Así que lo que tenemos que hacer es aprender a vivir con estas personas y aprender a amarlas, aun cuando son muy distintas a nosotros. «Así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás». Si tu iglesia está dividida de manera que todos los jóvenes adultos se divierten juntos y todos los mayores se dievierten juntos, o si toda la gente con un acento distinto se divierten juntos, eso afirma algo acerca del evangelio: que el evangelio no es lo bastante grande y poderoso para hacer que las personas realmente se amen unas a otras aunque sean distintas.

Así que comprométete a conocer personas que no sean como tú. No hay motivo para que no seas capaz de decir que algunas de tus mejores y más cercanas relaciones sean con personas muy distintas a ti.

…Aprendas a ser generoso

Pocas cosas revelan de mejor forma el corazón que el dinero. El dinero tiene una asombrosa manera de exhibir lo que uno realmente cree y lo que realmente valora. No importa quién seas ni en qué etapa de la vida estés, no hay mejor momento que ahora para aprender a ser generoso con tu dinero. Esto es lo que dice la Biblia: «Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría». Debes dar, y debes aprender a hacerlo con alegría.

Estos son solo dos breves consejos:

• Recuerda que no es tu dinero. El dinero le pertenece a Dios; él solo te lo da para que lo administres. Y él pretende que lo administres bien y para su gloria.

• Dale primero al Señor. Conozco personas que dicen que no pueden dar a la iglesia, y no obstante han comprado un celular nuevo y llegan con una taza de Starbucks a la iglesia cada semana. Eso no cuadra. Aprende a dar lo primero y lo mejor de tu dinero al Señor. Cuanto más difícil parezca, tanto más necesitas hacerlo.

…Seas un gran miembro de la iglesia

Vuélvete invaluable para tu iglesia, y hazlo sirviendo a otras personas. Me encanta leer acerca de Dorcas, la mujer que Pedro hizo resucitar y que se describe como alguien que «se esmeraba en hacer buenas obras y en ayudar a los pobres» (ver Hechos 9). «Cuando llegó [Pedro] lo llevaron al cuarto de arriba. Todas las viudas se presentaron, llorando y mostrándole las túnicas y otros vestidos que Dorcas había hecho cuando aún estaba con ellas». Dorcas era un gran miembro de la iglesia. Ella amaba tanto a la gente, y hacía tanto por ellos, que toda la comunidad lamentaba cuando ella murió.

¿Sería así contigo? ¿La gente de tu iglesia lloraría al recordarte por todo lo bueno que hiciste por los demás? Encuentra el lugar donde puedas servir a tu iglesia, y sirve allí sin falta, sin excusa, sin exigir elogios ni aplausos. Hazlo por el bien de los demás y la gloria de Dios.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Challies.com.

7 Cosas Que Tu Iglesia Necesita De Ti


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista