Magazine

A golpe de televisión

Publicado el 25 julio 2010 por Salvaguti
A GOLPE DE TELEVISIÓN

Como ya he comentado en alguna que otra ocasión, una de las circunstancias que más me fascinan del verano es la oferta televisiva que nos ofrecen los diferentes canales, ya sean públicos o privados. Obviamente, y creo que es necesaria esta acotación, cito la palabra fascinación en sus muy diferentes acepciones: engaño, alucinación o atracción. Noche de calor, la cama transformada en una sartén, santo mando a distancia es un perfecto aliado. Arriba y abajo, de los canales comerciales a los vídeos musicales de los ochenta. Queramos o no, son una minoría los que podrían afirmar que buena parte de su educación, conformación emocional, social o iconográfica, en gran medida, no está impregnada por lo que bien podríamos aglutinar, de manera general, bajo el epígrafe de "mundo de la imagen". Un mundo, que en su versión más casera y familiar es la televisión. El medio de comunicación que más rápidamente ha pasado a formar parte de nuestra vida diaria. En este sentido, hay diversos y profundos símbolos televisivos que nos sirven para englobar las últimas generaciones de españoles, los que crecieron con Un millón para el mejor, los de Gente Joven, los de Un globo, dos globos, tres globos, los de La bola de cristal, los de Sensación de vivir, los del Mississippi o los del Doctor House

La televisión nos ha marcado, nos ha moldeado a su manera, y, tal vez, puede que nosotros también la hayamos moldeado y marcado, sobre todo si tenemos en cuenta esa afirmación que nos dice que la audiencia manda, y que los distintos canales de televisión no hacen más que emitir aquello que los espectadores más demandamos. Hay una parte de verdad en todo esto, sí, pero también es una afirmación que cuenta con enormes y peliagudos matices que habría que tener muy en cuenta. En primer lugar, porque los gustos, las audiencias, de una manera u otra se pueden educar, de la misma manera que se educa el paladar de un niño para que reconozca y solicite otros alimentos más allá del pastelito –y que conste que soy de los que piensa que, de vez en cuando, sienta la mar de bien-. En muchos casos, bajo este las audiencias mandan, existe un único criterio: económico, ya que la realidad nos habla de que es infinitamente más barato realizar un determinado producto televisivo que otro. Un ejemplo muy simple y actual lo podemos encontrar en los programas rosas, que son muy baratos de realizar. Como les decía, me fascina plantarme frente a la pantalla de la televisión en verano y aplastar con mi dedo el botón del cambio de canales y zapear, a ratos incrédulo, a ratos ruborizado, por los diferentes programas, series, eventos, engendros y demás innombrables productos que aparecen ante mis ojos.

En mis últimas travesías he descubierto dos espacios que han despertado mi curiosidad y hasta mi interés, que ya es como para darse por satisfecho. Por un lado el inclasificable Mujeres ricas, que bien podría entenderse como la evolución, o puede que se trate de una involución en toda regla, de los realities más chusqueros que uno pueda recordar. De entre todas las protagonistas que aparecen, por méritos propios, yo me quedo, sin dudarlo, con la chispeante Mar, que es una especie de Victoria Beckham, pero en versión ladrillo made in Ejido. Mujeres ricas, por no sé que efecto, estiramiento o conexión –perversa- me traslada a mi otro descubrimiento televisivo de este verano, a la serie norteamericana A golpe de bisturí. Yo creo que nadie duda, a estas alturas de emisión, de que determinadas series de televisión pueden ser lo mejor que se nos ofrece hoy en día de ficción, y aquí encontramos un magnífico ejemplo. Desvergonzada, caradura, a veces cirujanamente escatológica, nos narra las peripecias de dos especialistas en la “remodelación corporal”, tan atípicos como abruptos. Tanto el reality como la serie me han regalado algunos de los momentos televisivos más delirantes de los últimos meses. Y, como al principio, empleemos la palabra delirio en todas y cada una de sus acepciones, fecundo y bendito diccionario. Delirios controlados, a golpe de mando a distancia, en estos tiempos de delirios descontrolados y nada fascinantes. Retomemos las acepciones.

El Día de Córdoba


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • El 23- F: vamos a dar el golpe

    vamos golpe

    Con perdón, ya sé que suena fuerte. Pero se trata de eso, de dar un golpe democrático, de que los ciudadanos golpeemos a este gobierno en la calle para que... Leer el resto

    Por  Rgalmazan
    OPINIÓN, POLÍTICA
  • Zombies Party salta a la televisión

    Zombies Party salta televisión

    La cadena NBC podría estar preparando una serie basada en la películaLa web Abandomoviez se hace eco del rumor de una posible adaptación para la pequeña pantall... Leer el resto

    Por  Lapalomitamecanica
    SERIES, TELEVISIÓN
  • Think1: Televisión educativa

    Think1: Televisión educativa

    Acabo de descubrir Think1 TV y el proyecto me ha parecido muy interesante. Es una Televisión educativa online con un montón de contenidos para profesores,... Leer el resto

    Por  Cartetai
    EDUCACIÓN, INTERNET, WEB 2.0
  • Sexo en la Televisión parte 2

    Sexo Televisión parte

    Con letra y música del genial canta-autor Zambayonny Episodio PIloto les trae hoy la segunda entrega de Sexo en la Televisión, en donde podrán apreciar las... Leer el resto

    Por  Arcibel
    SERIES, TELEVISIÓN
  • [Humor] Ubuntu en un concurso de televisión.

    [Humor] Ubuntu concurso televisión.

    Sucedía hace unos años. En un programa de televisión con toda la audiencia expectante, Paz Padilla, "conocida humorista" en España, nos hace una recomendación.... Leer el resto

    Por  Ubuntizando
    INFORMÁTICA, TECNOLOGÍA
  • Televisión

    Televisión

    Malalua pic + Flickr ’Entre pitos y flautas‘: expresión coloquial equivalente a «entre una cosa y otra». No sé qué os parecerá a vosotros, pero aplaudo... Leer el resto

    Por  Malalua
    DIARIO, TALENTOS
  • Lo seguirá por televisión

    seguirá televisión

    Juan Martín Del Potro prefirió no arriesgarse en el próximo Masters 1000, por no haberse recuperado de su problema en la muñeca derecha. Esta lesión ya lo... Leer el resto

    Por  Seoprensa
    DEPORTES, TENIS

Sobre el autor


Salvaguti 225 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Dossier Paperblog