Revista Deportes

¿A pesar de tus esfuerzos te cuesta deshacerte de esos ki...

Publicado el 30 junio 2015 por Vida Sana Group @vidasanagroup
¿A pesar de tus esfuerzos te cuesta deshacerte de esos ki...

¿A pesar de tus esfuerzos te cuesta deshacerte de esos kilos que te sobran? La explicación no esta en tu voluntad sino en las hormonas. No eres tu, son tus hormonas. Pero ¿como influyen tus hormonas en tu metabolismo?.


El sistema endocrino es un sistema de glándulas que segregan un conjunto de sustancias llamadas hormonas. Las hormonas son liberadas directamente hacia el torrente sanguíneo para ser transportadas hacia todo el cuerpo. Cada molécula celular cuando llega a la célula se une a ella y desencadena un respuesta celular.

Estas hormonas actúan regulando el metabolismo general del organismo y son consideradas los reguladores más importantes del metabolismo, el crecimiento, el desarrollo, la reproducción y muchas otras funciones.

Para que las hormonas regulan el funcionamiento de los órganos internos su secreción debe realizarse de acuerdo a las necesidades del organismo en cada momento, en caso contrario asistimos a todo tipo de desarreglo orgánico.

En el mecanismo de regulación interviene el sistema nervioso que por medio del hipotálamo controla la hipófisis, un pequeño órgano que segrega las hormonas:

Tiroides:

Es una glándula situada a los lados de la tráquea por debajo de la faringe y segrega la tiroxina, que es un derivado yodado del aminoácido tirosina. El efecto de las hormonas tiroideas es estimular el metabolismo. El exceso de estas hormonas aumenta la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, el gasto cardíaco y la sudoración, produce excitación, acelera los procesos digestivo y causa diarreas. Por el contrario cuando hay un déficit hormonal todas estas funciones se enlentece.

Paratiroides:

Segrega parathormona, hormona que influye sobre el metabolismo del ión calcio estimulando su absorción intestinal, su reabsorción en los riñones y su movilización en los huesos. Su hipersecreción puede originar descalcificación es decir, puede producir depósitos calcáreos en el cuerpo.

Páncreas:

Segrega la insulina y el glucagón. La insulina estimula la utilización de la glucosa por las células y su polimerización en glucógeno. El glucagón tiene el efecto contrario porque favorece la hidrólisis del glucógeno en glucosa. Si hay insuficiente secreción de insulina aumenta la concentración de glucosa en la sangre. Así que la secreción de la hormona obedecer las niveles de glucosa en sangre. Cuando la glucemia aumenta, la secreción aumenta proporcionalmente y cuando la glucemia desciende, la secreción se detiene.

La insulina se segrega después de comer. Mientras no comemos también se va segregando insulina pero en pequeñas cantidades, los picos de insulinas aumentan de nuevo al terminar de comer. Si hay una concentración elevada de glucosa se libera mucha insulina para eliminar de la sangre todos los elementos nutritivos y almacenarlos.

La insulina y el glucagón junto con la adrenalina y el cortisol son las hormonas fundamentales para regular el metabolismo.

Glucocorticoides (cortisol)

Los Glucocorticoides actúan sobre el metabolismo de los glúcidos. El Glucocorticoide por excelencia es el cortisol. Se secreta en ayuno, su pico de secreción es justo entre media hora y una hora después de despedirnos, ya que cuando dormimos, se está en ayuno y el metabolismo está bastante disminuido.

El exceso de cortisol circulante en sangre inhibe la secreción del hipotálamo y en consecuencia la de la hipófisis. El estrés físico, la ansiedad o las agresione pueden aumentar los niveles de secreción hasta 6 veces con el fin de obtener mas energía. Es decir el cortisol es una hormona producida por la glándula suprarrenal que se libera como respuesta al estrés. Este estado de liberación de cortisol puede hacer que almacenemos el exceso de grasa como un instinto de supervivencia. Aunque suena bastante grave, por lo general es sólo un problema grave en las personas con malos hábitos de estilo de vida.

Ovarios y testículos

En los ovarios se segregan los estrógenos y en los testículos se elaboran las testosteronas. Las hormonas elaboradas en estas glándulas aumentan el metabolismo del cuerpo y estimulan el desarrollo del aparato reproductor.

Como ves las hormonas dominan una gran parte de nuestra vida y su correcto balance puede hacer mucho para mejorar tu salud. Si tienes síntomas como fatiga, problemas de la piel, aumento de peso, peso alojado principalmente en tu cintura, dificultad para dormir, te sientes siempre como adormilado, sufres del síndrome premenstrual, endometriosis, infertilidad, u otras cuestiones, lo más probable es que tengas un desequilibrio hormonal.

Lo bueno es que tu cuerpo naturalmente busca balancear sus hormonas y si realizas algunos simples ajustes en ts hábitos y rutina podrás hacerlo de manera fácil y natural.

Si te gusta esta información suscríbete a mi newsletter a continuación

😉


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista