Revista En Femenino

A Z de la maternidad. G de Gravedad

Por Nosoysuperwoman
Juro solemnemente intentar hablar en serio el miércoles próximo ....
A Z de la maternidad. G de Gravedad


Sí, señores, todo lo que sube….desgraciadamente también baja. No es que yo fuese Cindy Crawford antes de tener hijos, ojalá, pero nada más lejos de realidad.Y no es que todo hay ido a peor, porque antes de tener niños, yo ya era de esas de las que decían “sí, ya sabes, esa chica grandota”. Cuando al estar embarazada llegué a pesar 79 kgs, me quería morir. Pesaba tanto como un hombre, es lo que siempre pensaba. Pero en ese momento, como estás embarazada, siempre se disimula un poco. Y yo tengo que decir- desde la más absoluta humildad- que menos en el primer embarazo (¡¡¡pringada!!! Pasa de lo que venden en las tiendas para embarazadas, es todo fatal), en los dos últimos iba francamente mona. Dentro de las posibilidades de una, claro.Pero a lo que iba. Cuando te quedas embarazada pero aún no se te nota, hay aspectos muy molones. Ejemplo más claro, para mí, te conviertes en una especie de Sabrina (sí, la del boys boys boys). Y esa sensación física de que alguna parte de cuerpo (a ver quién adivina cuál) vuelve a tener 18 años, jajajaja, es genial.A Z de la maternidad. G de GravedadPero del tema físico, eso es lo  único momentáneamente positivo.  E insisto en lo de momentáneamente.Porque luego das a luz. Y empieza el horror.Al salir del hospital, te encuentras con que tu barriga, que antes era lisa, y durante el embarazo parecía tan mona, tan  hinchadita ella (aunque con una especie de raya en medio), ahora es como una bolsa de basura vacía, o un globo desinflado.  Y la gravedad actúa, porque de repente eso ya no vuelve a su sitio, si no que se queda por ahí, molestando, y colgando cuando intentas ponerte alguna camiseta que no tape el culo o que sea un poco más ajustada. El tema pecho….. Pasas de los felices 18 al grito de “¡¡¡mi abuela se ha colado en mi cuerpo!!!!”. Siempre pensaba en la peli de algo pasa con Mary, cuando el chico ve a la vecina requetemorena en la ventana. Yo entré en barrena cuando tuve que regalar todos mis sujetadores porque me quedaban grandes……Las piernas….en fin. Antes de estar embarazada ya eran tremendas, pero después……abuela, por qué tú otra vez aquí…….¡¡deja de colarte en mi vida!!Y por último, aunque no pretendo ser exhaustiva, la mención a la mancha de nacimiento que antes estaba muy abajo en la espalda y ahora está en medio de lo comúnmente llamado cacha derecha. Eso ya no es gravedad, es megagravedad.A Z de la maternidad. G de GravedadY yo que siempre había pensado que tras dar a luz sería una MQMF (ver American Pie), me he convertido en una MAFG (mamá afectada por la fuerza de la gravedad)

Pero como siempre, tus niños siguen animándote, sobre todo cuando al salir  Kim Kardashian en la tele dicen “mira, es mamá”. Pobres, si es que no se consuela el que no quiere. (además de que eso me lleva a pedir cita en el oculista, se me pasa por la cabeza que quizá lo dicen por el enorme culo…….malvados!!!)A Z de la maternidad. G de Gravedad

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog