Revista Educación

Acciones dirigidas que llevan a objetivos marcados

Por Ferclown
Cada acción que emprende una persona está enfocada en conseguir determinado objetivo, nos movemos con un fin simple o complejo, pero siempre hay una meta marcada a cada acción realizada. Y somos las personas las encargadas de enseñar y educar a nuestros cuerpos a lograr dicho fin. El ejemplo más claro lo tenemos en la infancia, juegan y aprenden a través de las acciones que ejecutan totalmente enfocadas en su deseo. Al igual que en el reino animal, pocas serán las veces que falle un animal a la hora de cazar sus presa, tiene un único objetivo nítidamente definido.
A través de diferentes herramientas de arte como son actividades de expresión corporal, se nos enseña a reconocer nuestro cuerpo, sentirlo, escucharlo y lo mejor de todo amarlo, darnos el placer de ser conscientes que nuestro cuerpo somos nosotros mismos. Respiramos, sentimos, nos emocionamos, y expresamos gracias a que disponemos de un cuerpo. De la educación corporal con que nos hagamos desde las clásicas conocidas hasta las más modernas, todas  aportan su particular punto de mira sobre el uso del cuerpo, y todas van enfocadas en un mismo objetivo, gozar del uso y control de nuestro cuerpo, sólo así obtendremos mejores resultados en nuestro día a día.
Herramientas que con el uso se aprende a utilizar para según el ritmo marcado ir rompiendo la rigidez a la que tenemos habituado nuestro cuerpo logrando de esta manera que nuestra mente pueda ver nuevos posibles, adquiera de nuevo el poder de soñar despiertos y poder buscar nuevas estrategias de arte gracias a la acción de jugar marcándonos nuevos objetivos que siempre se dibujaron como imposibles. Es hora de empezar a utilizar nuestro cuerpo para expresar nuevos mensajes y nuevos contenidos, para abrir.
Las personas disponemos de un cuerpo con su propia memoria y autonomía que le permiten accionar para crear su propio lenguaje que escribirá el cuerpo sólo sin ayuda de la mente dejando fluir el proceso creador a través del movimiento que accionamos gracias a las acciones dirigidas propuestas y desarrollándolo según devenga el conflicto del proceso. Es muy bueno recordarnos cada poco que nuestro cuerpo es nuestro amigo, y como tal hemos de cuidarlo, estamos obligados a ser unos auténticos anfitriones de nuestro cuerpo porque aunque nunca se vaya a ir de nuestro lado, si bien puede darnos mensajes varios de malestar o cansancio por no sentirse bien recibido y esto es lo peor que se le puede transmitir a un amigo.
Gracias a las herramientas que proporciona el arte y a sus recursos las personas disponemos de infinidad de material para reeducar nuestro cuerpo haciendo totalmente legible cada palabra que emita, pudiendo redibujar nuevamente aquellos mensajes que tanto tenemos oídos pero que la inercia de un ritmo decadente en la construcción del mismo hizo que pasara sin pena ni gloria. Nuestro cuerpo es nuestro embajador y como tal es su misión transmitir un mensaje totalmente coherente donde no haya lugar a dudas de posibles lecturas erróneas, siendo sus anfitriones los encargados de facilitarle la creación de estos mensajes con el correcto uso de las herramientas adecuadas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas