Revista Infancia

Ahora bajo escaleras... ¡y las subo!

Por Stornel
Muchos no saben que hace poco mi mujer me amedrentó ... "¡O te adelgazas o te zurro!" Sabido es que en las casas, en contra de lo que se dice, siempre mandan las mujeres para suerte de los hombres. Somos tontos; nos quejamos sin motivo y lo mejor es ser un manso cordero y dejarse llevar. Sólo hay responder como en las películas de militares americanas. "¡Si, señor/a! o "¡No, señor/a!". Así pues ante su imposición no tuve más remedio que someterme a un estricto régimen alemán en un centro por los sures de España donde ,por cierto, encontré a buenos amigos. Algún día les contaré las vivencias de mi reclusión en ese lugar de una comodidad espartana aunque todo el mundo crea lo contrario.
Mi problema es que aparte de que me gusta lo que engorda no "pego ni sello". Me compré una Wii de segunda mano pero he aprendido a jugar sentado en la silla -mientras descanso entre escrito y escrito- y en tenis ya soy profesional sin levantarme. Así que ahora, aparte de una drástica reducción de la ingesta calórica cada día subo y bajo escaleras en todas partes (7 pisos en casa y 10 en el hospital)
En la comunidad de vecinos he propuesto una escalera sonora como la que verán a continuación pero no me la han concedido. No es tan divertido pero sigo ascendiendo y descendiendo cada vez más rápido. Eso es lo que se llama "ejercicio libre" y se pruede practicar en muchos lugares.
¿Cuánto duraré? "Chi lo sa?"

Courtesy Design video


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :