Revista Medio Ambiente

Al invierno no se lo come el lobo

Por Davidalvarez
Aunque tardó en llegar, después del diciembre más caluroso de los últimos años, el invierno finalmente picó a la puerta y parece que no quiere marcharse. Ya entrada la primavera los últimos días ha vuelto a nevar con fuerza en las montañas y aunque no pude salir mucho a pisarla, los pocos días que fui no defraudaron.
Al invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el lobo
Desde las brañas de Saliencia en Somiedo hasta los montes de Teverga y el puertu Ventana, la nieve cubría las cimas y muchos de los valles más altos. Y hundidos en ella los corzos escarbaban con sus patas buscando algo que comer. Durante las grandes nevadas, muchos ungulados como los corzos y los ciervos suelen bajar de cota, aunque no es la situación más agradable para ellos, de hecho en los inviernos más crudos no son pocos los que mueren atrapados o de hambre al no poder encontrar suficiente pasto. La selección natural no suele hacer rehenes. 
Al invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el lobo
Los rebecos, en cambio, soportan mejor estas las nevadas y siguen viéndose en las altas cumbres, aparentemente ajenos al "mal tiempo". Son los dueños y señores de las altas cumbres y parece que se encontraran más a gusto en estas condiciones que durante los calurosos días del verano.
Al invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el lobo
En las copas de los árboles, muchos pequeños pájaros buscan alimento y cobijo entre las ramas. Los camachuelos aprovechan estos días para alimentarse de los brotes tiernos y de las yemas que aún no se han abierto, mientras que los carboneros garrapinos y los trepadores azules rebuscan pequeños insectos
Al invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el loboAl invierno no se lo come el lobo
Pronto empezarán a subir las temperaturas y la nieve irá retirándose, pero no nos confiemos porque no sería raro que aún caiga alguna nevada tardía, incluso a mediados o finales de mayo. En los últimos años y como consecuencia del cambio climático, la frecuencia de fenómenos climatológicos adversos y sobre todo "fuera de tiempo" ha aumentado considerablemente.
NOTA: haced clic en las fotos para verlas a mayor tamaño

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista