Revista Opinión

Al principio

Publicado el 20 mayo 2014 por Icaro @ateneo

Al principio no había nada y el ser humano debía utilizar su imaginación. Al principio no había nada y el ser humano podía utilizar su imaginación. Soñaba como sueña cualquier animal. Soñaba como un animal. Los sueños tenían que ver con aquellas cosas que había hecho durante el día:  cazar, comer, criar.  Matar, comer muertos y criar cazadores. Sueños e imaginación se fundían en una misma cosa,  hasta que una noche un ser hermano tuvo una pesadilla y entonces, por primera vez  en toda la historia de la humanidad, miles de seres humanos gritaron también con él.  Con el paso del viento, el ser humano comenzó a verbalizar sus sueños y lo que es más importante: su imaginación. Nació el ego.

Ego te asorbo.

El ser hermano comenzó a tomar conciencia de quien era y de también de que no era nada, o lo que es lo mismo, se baba  cuenta que se encontraba al principio.  Pero el ser humano no quería volver al principio.  De sorbo en sorbo, de ego en ego y muero porque me toca, comenzó su andadura. De sorbo en sorbo y vivo porque  me toca.

Al principio hacía rato que había comenzado el final, pero el ser hermano todavía no se había dado por muerto y entonces nació la palabra escrita. Escribir era más fácil que tallar dólmenes y además podías dejar volar la imaginación, cosa que no se podía hacer con un  dolmen. El dolmen era un monumento a un dios desconocido. El dolmen era un monumento a un dios conocido. El dolmen era el consolador del dios conocido y desconocido. Todo dios acababa escocido y entonces el ser humano aprendió a lubricar. Menos da una piedra.

Es posible que primero aprendiese a lubricar y después a escribir.  Existen seres hermanos que no saben ni lubricar ni escribir. Menos da una piedra.

Un día, de día, un ser hermano tuvo una pesadilla. Tuvo conciencia o acidez, pero  un mal nacido le convenció con una peladilla en forma de religión que tuviera fe y no imaginación.

Miles de apaños después. El ser hermano sigue pendiente de la fe y no de la imaginación. A dios rogando y con la polla dando.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog

Revistas