Revista Gente

Algunas cosas jugosas que probablemente no sepas sobre Frank Sinatra

Publicado el 24 marzo 2010 por Leevancleef

De izq. a derecha Kim Novak, Sinatra, Lauren Bacall y Humphrey Bogart

- Frank Sinatra idolatró de forma realmente obsesiva a tres hombres en su vida : uno de ellos era Fred Astaire , al que respetaba con a ningún otro compañero del mundo del espectáculo ; otro era Humphrey Bogart, que sería su íntimo amigo durante los últimos años de la vida de este ( Boggie falleció en 1957) y al que Sinatra veneraba. Le parecía el hombre mas “cool” del mundo, el más elegante, el mejor vestido y la mejor compañía con la que pasar aquellas míticas veladas del primer “Rat Pack” a mediados de los 50. El auténtico Rat Pack era el grupo de amigos formado por ellos dos, Judy Garland y Lauren Bacall entre otros. Lo de Dean Martin y Sammy Davis vino después.

El tercer hombre que se merecía las reverencias de Frankie no era otro que el actor Boris Karloff, el histórico Frankenstein de la gran pantalla. Boris fue el que hizo que Sinatra se convirtiera en un actor de una sola toma al que le exasperaba las vueltas que solían darle a cada escena los actores del método tipo Brando o James Dean. Karloff un día le dijo la  frase que dominaría su trabajo como actor : ” Say your lines. Hit the Mark. Get out” ( algo así como di tus lineas, hazlo bien y vete) .

- Sinatra era extremadamente delgado. De ahí la ironía de la fascinante Ava Gardner ante el comentario de como podía estar con un tipo que solo pesaba 50 kilos : Si, pero 45 son de polla! ( otro de los mitos de Sinatra absolutamente ciertos, se dice que tenía que ponerse ropa interior especial cuando iba en frac o en trajes especialmente finos para que no se le notase semejante armadura). Pues a lo que iba, que Frank era un hombre de comer poco, pero era extremadamente maniático con lo que se llevaba a la boca : su plato favorito era la pasta a la marinara la cual tenía que ser cocinada unos minutos exactos y con la cantidad de sal que el indicaba a su gusto sino no pasaría del primer bocado. Solo comía pan italiano no de ningún otro tipo, le gustaban los filetes cocinados al punto ( ni muy hechos ni demasiado crudos sino ) y tenía debilidad por las latas Campbell de judías que solía comer frías cuando le entraba el hambre por la noche. Si, esto último es algo bastante asqueroso.

- Era un apasionado de la ropa. Se dice que era dueño de uno de los mejores vestuarios de Hollywood y sus armarios estaban siempre inmaculadamente ordenadors. Las piezas se disponían siempre por tipos de prenda, luego por tipo de tejido y a continuación por colores. Sus tonos favoritos para vestir eran el naranja y el negro. Tenía cientos de pares de zapatos ( la mayoría con elevadores incorporados) y sentía debilidad por los sweaters, siempre en los mejores tejidos : cashmere, mohair….

- Su obsesión por Ava Gardner es legendaria y desde luego, al conocer todos los detalles nos damos cuenta de que nos encontramos ante uno de esos amores de leyenda, de los que ponen los pelos de punta. Después de que Ava le abandonara definitivamente en 1955, Frank conservó su casa como un altar para la mujer a la que nunca dejó de querer. Había fotos de Ava por todas partes, hasta en los baños y pegadas en la nevera!!. Cuando comenzó su breve relación con Lauren Bacall en 1958 se dice que la irritación de esta ante semejante despliegue de adoración por su ex- mujer era enorme. Frank nunca perdió el contacto con Ava, la llamaba mínimo 1 vez a la semana, y los intentos de reconciliación fueron infinitos , hasta finales de los años 60. De hecho se dice que decidió casarse con Mia Farrow cuando comprendió que la Gardner nunca iba a volver definitivamente. Cuando Ava se puso muy enferma de neumonía o cuando sufrió una apoplejia en los años 80, Frank insistió en pagar los gastos de hospitales , recetas médicas, etc. Su hija Nancy contó que cuando su padre se enteró de que Ava había muerto se encerró dos días en su habitación sin salir en ningún momento y que cuando salió tenía los ojos a punto de estallar por la hinchazón de tanto llorar.

- El gran trauma de la vida de Sinatra fue que consideraba que tenía una educación muy pobre ya que no había completado ni siquiera el instituto, algo que lo hacía sentir terriblemente inseguro en algunas ocasiones. Pensaba que tenía un vocabulario muy pobre y algo que solía hacer en los ratos muertos ( por ejemplo cuando viajaba en avión) era repasar un gran diccionario de tapas duras y bastante aparatoso que llevaba a todas partes y subrayar y estudiar las palabras que no conocía.

- Para hombres detallistas y generosos en el Hollywood clásico ya estaba Sinatra. Sus arranques de generosidad eran tan conocidos como sus ataques coléricos, no tenía punto medio. Solía dejar propinas espléndidas en los restaurantes y dicen que pagaba muy bien a sus empleados. Con sus amantes o sus “chicas” de una noche era siempre un caballero y no dejaba nunca ningún cabo sin atar. Aunque supiese que su cita de turno de una noche en particular iba a quedarse en eso, en un “fling” de un par de horas, solía ordenar que enviasen flores, el mejor champagne , bombones y si creía que la ocasión lo merecía algún regalo especial.

- Sinatra fue el Casanova no-oficial de Hollywood , todo el mundillo lo sabía. Muy pocos estuvieron con tantas mujeres como el y algo que aseguran sus biógrafos es que ninguna otra estrella estuvo con tantas actrices y mujeres conocidas. Solo por nombrar las más conocidas : Ava Gardner ( of course) , Marilyn Monroe, Natalie Wood, Grace Kelly, Dina Shore, Angie Dickinson, Kim Novak, Judy Garland y un eterno etcétera.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista