Revista Política

Amigos de lo ajeno

Publicado el 25 julio 2010 por Basseta
Amigos de lo ajenoTras un fin de semana bastante desconectado, me sentaba anoche a repasar la prensa digital y al momento observé la cantidad de noticias relacionadas con el vicio de robar y hurtar en general. No creo que nadie pueda considerar que Contador le haya robado a Andy Schleck el Tour del "fair play", pero todo apunta a que Felipe Massa se dejó arrebatar la victoria en Hockenheim, y aunque sea siguiendo instrucciones de equipo, lo de Alonso no tiene tanto mérito (y Ferrari ha sido sancionado por ello).
El vicio de apoderarse de lo ajeno va mucho más lejos de los lances deportivos. El periodista J.J. Pérez Benlloch se refiere al PP como partido "agusanado por la cleptomanía", porque aunque es cierto que no hay todavía sentencia firme contra los altos cargos imputados desde Castellón hasta la Vega baja, un amplio muestrario de figuras delictivas tiene bajo sospecha desde el Presidente de la Comunidad Valenciana hasta concejales de segunda fila, pasando por Presidentes de Diputaciones y Consellers. No me negarán los lectores que el incidente de la Alcaldesa de Villena con una Concejal del Partido Popular, que se lleva una tortilla de patatas en cada mano de un vino de honor, llega a la categoría de esperpento.
Por cierto, he leído que fuentes del PP reconocen, en privado, que la estrategia de Camps pasa por dilatar la instrucción, con el objetivo de ganar tiempo para ver ratificada su candidatura a la presidencia de la Generalitat y buscar la exculpación en las urnas. Sin embargo, esta estrategia es vista con preocupación en otras instancias del PP, que creen que, de producirse esta dilación en la instrucción, Camps trasladaría el problema al propio Mariano Rajoy en vísperas de unas elecciones generales.
Amigos de lo ajenoAunque el vicio de apropiarse de lo ajeno no es exclusivo de los políticos (no debería serlo jamás en ningún caso). A los atracadores de Bancos, que se permiten el lujo de aparcar en lugar prohibido y recurrir la multa, se unen modernos ladrones del esfuerzo del prójimo, que se apropian de las fotos que los aficionados cuelgan en Flickr y las utilizan para montar carteles oficiales sin ni siquiera un mínimo reconocimiento. Hace tiempo ya puse en evidencia a un concejal ibense por motivos parecidos, pero no hace mucho volvió a reincidir y es posible que dentro de unas semanas tengamos que volver a cuestionar alguna de sus actuaciones.
Todo esto demuestra que el cleptómano no tiene porqué ser gente pobre. Es más, entre los que le han pillado el gustillo al shoplifting hay mucha gente de clase media y alta. Algunos investigadores dicen que tiene que ver con problemas mentales, otros opinan que es un problema genético (hay un cromosoma adicional). Fraga lo resume muy bien: "Las tentaciones humanas existen". Lo que está claro es que el círculo de los afectados se ensancha peligrosamente.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas