Revista Fashion Blogger

Amor, que no es lo mismo que San Valentín

Publicado el 14 febrero 2014 por Vistetequevienencurvas
Amor, que no es lo mismo que San Valentín
Hay muchos tipos de amor, y sea como sea.. yo no entiendo la vida sin él...
El Amor de susurros y risas entre sábanas, amor frente a una taza de café con una amiga, amor en los abrazos de una madre, amor en los juegos con tu primo, amor en la mirada de tu abuelo... y amor en la persona que se refleja en el espejo...
Hoy es el día de San Valentín, un día en que nos queremos igual que el resto del año, pero que lo festejamos un poquito más, galletas en forma de corazón, globos, pasteles... incluso mis pupilas tienen forma de corazón, soy una romántica y me casé con un romántico, así que me encanta este día y me encanta todo lo que lo envuelve (más allá del tema comercial).
Desde pequeños nos martirizan con los príncipes azules en Disney, con los amores idílicos en las películas americanas y con mil historias más. Parece que todos debemos vivir una historia perfecta con un guión establecido, esperamos esto o aquello, simplemente porque nos hemos montado una película en la cabeza que normalmente es imposible...
Vayamos por partes... Si yo no soy una princesa... ¿Por qué voy a tener que encontrar un Príncipe Azul? Y si no soy una princesa... ¿Por qué he tenido que besar a algunos sapos? (jajajajajajaja, que levante la mano quien no haya besado a ningún sapo)
Confieso que justo antes de enamorarme de David, decidí que yo nunca encontraría el amor y que eso no estaba hecho para mí (por culpa de los sapos), me rompieron el corazón en mil pedazos y cuando menos quería, cuando menos lo deseaba, apareció el hombre de mi vida. No era un Príncipe, pero tampoco era un sapo. Tenía los ojos más bonitos que jamás había visto y la sonrisa con más ilusión en el mundo, me hizo soñar, y cumplió sus promesas, me llevó de la mano por el camino de la felicidad y el amor verdadero, llenó mi vida de amor, de rosas, de sorpresas y de complicidad. Descubrí lo que significa enloquecer de amor, me devolvió la vida, la sonrisa y la esperanza.
Desde entonces han pasado 10 años, y espero seguir soñando a su lado un mileno, como mínimo.
A pesar de todo esto, no me quería poner romántica, os lo prometo, quería hablaros de un amor profundo, más allá del Día de San Valentín, El amor por la persona que se refleja en el espejo...
Ámate y serás capaz de amar y de que te amen libremente...
Este post se lo quiero dedicar a todas las chicas (y chicos) que como Stella Boonshoft, y como yo misma, se han sentido mal muchas veces por culpa de las palabras de [email protected] Me sentí muy identificada al leer su historia y por eso la he querido compartir con vosotras...

Amor, que no es lo mismo que San Valentín

Stella Boonshoft


CARTA ESCRITA POR STELLA BOONSHOFT:
"ADVERTENCIA: Esta foto puede ser considerada obscena porque la modelo no es delgada. Y todas y todos sabemos que solo la gente delgada puede mostrar sus abdómenes y enorgullecerse de sí misma. Bueno... pues yo no estoy de acuerdo. Este es mi cuerpo. No tuyo. MÍO. Lo que quiere decir que las decisiones que tome sobre él, no son tu puto problema. Lo que quiere decir que mi talla NO ES TU PUTO PROBLEMA.
Si mi panza grande y mis brazos gordos y mis estrías y mis muslos anchos te ofenden, no importa. No voy a esconder mi cuerpo y mi ser para no herir susceptibilidades.
Esta foto es para el extraño hombre en la iglesia de mi abuela, que me dijo que estaba demasiado panzona cuando tenía cinco años.
Esta foto es para mi entrenador de equitación, que me dijo que estaba demasiado gorda cuando tenía nueve años.
Esta foto es para la niña en mi campamento de verano que me dijo que sería verdaderamente bonita si tan sólo bajara unos cuantos kilos.
Esta foto es para todos los estúpidos agentes publicitarios, que insisten en vendernos cremas para deshacernos de las estrías, las cuales son la cosa más normal del mundo y la mayoría de las personas las tenemos (las mías me salieron en la pubertad).
Esta foto es para el chavo en la fiesta, que me dijo que parecía una ballena varada.
Esta foto es para Emily de la secundaria, que me buleaba incesantemente, hacía videos burlones sobre mí, me enviaba correos asquerosos y me llamaba "manteca". Me hacía sentir como si ni siquiera mereciera estar viva, sólo porque mi tamaño era mayor al suyo. Tenía 12 años. Y continuó buleándome por redes sociales hasta la preparatoria.
SOBRE TODO, esta foto es para mí. Para la chava que odiaba su cuerpo tanto que tomó medidas extremas intentando cambiarlo. Que lloraba por horas por el hecho de que jamás sería delgada. Que era acosada y atormentada y herida por el simple hecho de ser quien es.
Todo eso quedó en el pasado.
ESTE ES MI CUERPO. SUPÉRENLO."

Si queréis visitar su blog: http://thebodyloveblog.tumblr.com 
Y yo me uno a Stella, ESTE ES MI CUERPO ¡supéralo!
Amor, que no es lo mismo que San Valentín

Feliz Viernes, Feliz San Valentín, Feliz San Quiérete mucho y no dejes que nadie te pisotee
Puedes seguirme en:
”twitter”
”facebook”
”pinterest”
”instagram”
”email”
”bloglovin”

¡Suscríbete por email y no te pierdas ningún post!:


photo credit (Roma): Storm Crypt via photopin cc

Volver a la Portada de Logo Paperblog