Revista Tecnología

Análisis Batman: Arkham Knight

Publicado el 04 julio 2015 por Jorge Farinós Ibáñez @Living_PS

batman_arkham_knight

Rocksteady Studios ha puesto finalmente el broche dorado a la trama iniciada seis años atrás con Batman: Arkham Asylum y no ha podido hacerlo de mejor manera. Finaliza así la saga que también logró revivir una imagen desfallecida del Caballero Oscuro con respecto al mundo de los videojuegos, recordando sus orígenes pero al mismo tiempo sabiendo dotarla de una modernidad muy bien adaptada.

A la resurrección del legendario personaje de cómic propiedad de DC hay que sumarle la inestimable ayuda de Christopher Nolan, que ha creado los tres últimos y más exitosos metrajes basados en el superhéroe y marcado, al mismo tiempo, un antes y un después para todos los amantes del guardián de Gotham.

Pero volvamos de nuevo al tema que nos atañe como es la saga que tanto ha mimado la desarrolladora británica filial de Warner Bros. Interactive y que ya se ha convertido en su seña de identidad, a pesar de ser el segundo trabajo (englobando los tres títulos, claro) de una joven compañía fundada solamente 11 años atrás.

Ni Asylum ni City… Ahora estamos en nuestro territorio, ahora estamos en Gotham.

La trama de Batman: Arkham Knight nos lleva por primera vez (si obviamos que Arkham City era una sección de Gotham reconvertida en cárcel) a la mítica ciudad de la franquicia, donde un simple “tío fumando… allí, en el rincón” lanza una advertencia a toda Gotham. El “tío” resulta ser el villano principal de la historia del videojuego, El Espantapájaros, que ha creado una nueva toxina que amenaza con hacer realidad las pesadillas de todos aquellos que la aspiren.

Batman Arkham Knight 1

Inmediatamente antes de obtener el control de Batman, la ciudad de Gotham es convenientemente evacuada y solamente quedan en ella matones y villanos que pronto se hacen con el control, con los que podremos desquitarnos sin ningún tipo de cargo de conciencia ya que, como recordaréis, Batman no mata a nadie ni hiere inocentes. Desde el mismo inicio del juego tenemos toda la fabulosa y gigantesca ciudad a nuestra completa disposición para recorrerla libremente ya sea a pie, planeando o con el nuevo añadido que se ha convertido en el mayor reclamo del título, el Batmóvil.

El mapa se nos presenta dividido en tres islas con distinto nivel de militarización (tres niveles distintos de dificultad, vamos) que podremos ir contrarrestando conforme vayamos derrotando drones enemigos, aunque evidentemente la milicia se encargará de volver a enviar refuerzos allá donde se les necesite. La división por islas impide la apreciación del tamaño real de toda Gotham (que es, simplemente, enorme) y ayudará enormemente a la hora de la exploración libre, que será un verdadero deleite y nos invitará a apreciar el excelente nivel de detalle logrado por Rocksteady así como el gran trabajo realizado con las texturas, la iluminación y demás efectos.

Para la última entrega de la saga Arkham, Rocksteady ha decidido prepararnos una historia más adulta y oscura (como representa el renovado y perturbador rostro del enemigo principal El Espantapájaros) frente a lo que nos tenían acostumbrados, llena de giros argumentales. Como guinda del pastel, no solamente tendremos que luchar contra nuestros enemigos, sino que también deberemos lidiar con una lucha interna contra nosotros mismos introduciéndonos una vez más en la atormentada psique de Bruce Wayne. Toda una verdadera exquisitez de historia a la que solamente puede reprochársele el ser demasiado predecible hacia los puntos finales.

Batman Arkham Knight

Un solo Caballero Oscuro contra todo un auténtico ejército.

Si bien el villano principal es El Espantapájaros, nuestro enemigo más cercano es uno creado específicamente para este título y que, por lo tanto, comparte su mismo nombre: El Caballero de Arkham. El Caballero es la mano derecha del Espantapájaros y actuará como comandante en jefe de la milicia, que pronto arrebatará la ciudad a los matones iniciales gracias a un mejor armamento y a sus vehículos de combate no tripulados, que irán adquiriendo un mayor poder (tanto los vehículos como los soldados) a medida que avancemos en la trama principal creando una curva de dificultad muy bien trazada.

Batman-Arkham-Knight_villanos_img2

El modo de combate es el ya conocido de las anteriores entregas pero con varias mejoras que lo hacen mucho más variado y dinámico y entre las que cabe destacar la posibilidad de interactuar con el escenario para dejar K.O. instantáneamente a un enemigo o recoger del suelo un arma cuerpo a cuerpo con la que haremos frente sin problema a milicianos de gran envergadura. Al igual que el sistema de combate, tendremos a nuestra disposición el Modo Depredador (que consiste en eliminar un grupo de enemigos de forma silenciosa) y que también es muy similar al de las anteriores versiones pero que además cuenta con su buena ración de novedades, siendo la más significativa la implementación de la Intimidación: Un movimiento que nos permitirá eliminar a un máximo de hasta 5 enemigos cercanos desprevenidos antes de que les dé siquiera tiempo a reaccionar.

No podemos olvidar tampoco la que fue una de las grandes novedades del título, como es la posibilidad de hacer uso de nuestros aliados durante los combates cuerpo a cuerpo. Desgraciadamente esta mecánica se presenta tan solo unas pocas veces pero nos ofrece la posibilidad de luchar en la piel de personajes tan significativos como Catwoman, Nightwing o Robin dejando a Batman a su libre albedrío (o, al menos, el de la IA) o viceversa. Además, este estilo de combate cuenta con un movimiento especial con el que nuestros personajes se coordinan para dejar fuera de combate a un enemigo y que podremos utilizar cada cierto periodo de tiempo.

Batman Arkham Knight 5

“Equilibrar la balanza”.

El Batmóvil se presenta por primera vez en toda la saga de manera jugable y hace de la ciudad un verdadero patio de recreo. El diseño es a todas luces espectacular y hace uso de los apartados gráfico y sonoro del videojuego a la perfección, convirtiendo el manejo en un verdadero espectáculo en todos sus sentidos. El modo combate es una verdadera gozada y nos permitirá abrirnos paso a través de los drones enemigos con una verdadera amalgama de nuevas mecánicas que disfrutaremos como si estuviésemos a los mandos de un tanque con todas las de la ley, con la única diferencia de su gran agilidad que ofrece mucho dinamismo a las batallas.

Batman Arkham Knight 2

Por contra, cuando el Batmóvil se encuentra en modo “vehículo” sí que puede reprochársele un control algo tosco en lo que a frenada y giros se refiere, además está el sentimiento de lentitud y pesadez que encontraremos durante las carreras (misiones secundarias especialmente pensadas para él con las  que nos retará el mismísimo Riddler).

Además, el mitad vehículo mitad tanque no solamente nos permitirá desplazarnos rápidamente por el mapa o destrozar oleada tras oleada de drones no tripulados, sino que se convertirá en una herramienta más que deberemos tener muy en cuenta a la hora de sortear obstáculos que nos impidan continuar nuestro camino en la trama principal. Y aquí encontramos la otra pega del Batmóvil, ya que se nos antoja demasiado recurrente y excesivamente utilizado hasta llegar al punto de que lo necesitaremos para la práctica totalidad de las misiones principales.

Batman Arkham Knight 9

Aunque, sin duda, el mayor lastre del vehículo llega con las fases de sigilo, en las que tendremos que situarnos detrás de un tipo especial de tanques para destrozarlos con un solo disparo y que resultan verdaderamente ridículas (Una fase de sigilo con un tanque… ¿en serio?).

Los demás villanos de Gotham no se quedarán de brazos cruzados.

Evidentemente, cuando la ciudad de Gotham queda a merced de matones de toda índole no podían faltar los villanos ya conocidos de la franquicia, como pueden ser Cobblepot, Dos Caras o Riddler que se presentan para esta nueva entrega más ordenados que nunca gracias a la nueva rueda de selección de misión, a la que podremos acceder pulsando el botón derecho de la cruceta y que nos permite elegir la misión que realizaremos a continuación, ya sea la principal o una de las muchas secundarias.

Batman Arkham Knight 3

Las misiones secundarias a su vez están divididas en sub-tramas que nos presentarán distintos desafíos presididos generalmente por uno de los conocidos villanos de la franquicia. Cada vez que completemos una misión seremos recompensados con puntos de habilidad (obteniendo una bonificación especial al completar la trama). Las diferentes sub-tramas se adaptan a la perfección con la ciudad y el estilo de juego y nos ayudan a profundizar algo más en el universo del Caballero Oscuro y todo lo que lo rodea, además de presentarnos desafíos realmente entretenidos (como por ejemplo detener el atraco a un banco que llevan a cabo los hombres de doscaras), con la excepción de otros que se nos antojan algo más aburridos (como liberar pequeñas fortificaciones enemigas).

Batman Arkham Knight 4

Como incentivo final, que prácticamente nos obligará a completar todas las misiones secundarias, Rocksteady ha decidido que desbloqueemos el final completo del juego solamente una vez completado al 100% (no, no os preocupéis que no contarán para ello los ya aburridos trofeos de Riddler distribuidos por todo el mapa).

Una verdadera obra de arte jugable.

El título no solamente brilla por su jugabilidad, sino que también destaca enormemente por el gran acabado gráfico del que hace gala. La omnipresente lluvia de Gotham nos desvelará lo muy trabajado que está este último aspecto, gracias al efecto de las gotas al golpear nuestra capa mientras planeamos o el efecto de las gotas al resbalar por el traje acorazado del hombre murciélago, pero esto solamente son pequeñas muestras de la casi enfermiza atención al detalle que el equipo londinense ha prestado al juego.

Batman Arkham Knight 81

Las texturas de alta calidad, una iluminación que hace sentirnos dentro de los comics y que revelan una Gotham y unos modelados de personajes simplemente brillantes hacen del juego una verdadera obra de arte.

El apartado sonoro no se queda atrás ni mucho menos. Repitiendo el modelo establecido por las anteriores entregas nos encontramos con una banda sonora que sabe dejar paso a los efectos ambientales para ofrecernos una altísima inmersión y que nos recordarán más a una superproducción de Hollywood que a un videojuego, dotándolo también de una gran espectacularidad.

El doblaje al castellano es sobresaliente en todos los personajes incluyendo los secundarios, pero a excepción del Caballero de Arkham que perderá toda su autoridad una vez lo escuchemos sin modulador de voz.

Batman Arkham Knight 7

Tampoco han pasado desapercibidos ni el movimiento mejorado de los personajes (reconocible a la perfección en las cuidadísimas expresiones faciales), ni las nuevas físicas que nos acompañarán durante el juego y que, pese a alguna que otra sorpresa cómica en forma de glitch  (como que Batman haga verdaderas majaderías a la hora de saltar sobre su Batmóvil), hacen lucir extremadamente realista el mundo del Caballero Oscuro hasta el punto de dotarlo con un gran nivel de destrucción del entorno.

Para finalizar este análisis no podría dejar de mencionar las gravísimas faltas que ha tenido el lanzamiento y que de haber sido solventadas a tiempo y de una forma correcta me obligaría ahora mismo a hablar del juego “casi” perfecto. Y estas manchas en su impoluto historial son, como ya supondréis, el desastroso port de PC que no permite que los jugadores que adquirieron el juego para esta plataforma disfruten de una tasa regular de frames ni de texturas de alta definición y la injustificable cancelación de las ediciones especiales pocos días antes del lanzamiento con una excusa ridícula.

Resumen.

Batman: Arkham Knight se convierte de esta manera en el título que da fin a una saga que, pese a su escasa publicidad pre-lanzamiento, consiguió hacerse un hueco de honor en todas las listas de los más vendidos logrando obtener, tanto la primera como la segunda entrega, su propia y merecidísima edición Game of the Gear. La tercera y última entrega ha sabido, además, coger lo mejor de sus predecesores, mejorándolo y adaptándolo a la perfección a la actual generación de consolas convirtiéndose en uno de los firmes candidatos a seguir a sus predecesores como Juego del Año.

Rocksteady Studios ha puesto finalmente el broche dorado a la trama iniciada seis años atrás con Batman: Arkham Asylum y no ha podido hacerlo de mejor manera. Finaliza así la saga que también logró revivir una imagen desfallecida del Caballero Oscuro con respecto al mundo de los videojuegos, recordando sus… Análisis Batman: Arkham Knight Análisis Batman: Arkham Knight 2015-07-04 GabiStark
Jugabilidad - 83%
Sonido - 93%
Gráficos - 87%
88

88%

Imprescin- dible

Batman: Arkham Knight se convierte en el título que da fin a una saga que, pese a su escasa publicidad pre-lanzamiento, consiguió hacerse un hueco de honor en todas las listas de los más vendidos logrando obtener, tanto la primera como la segunda entrega, su propia y merecidísima edición Game of the Gear. La tercera y última entrega ha sabido, además, coger lo mejor de sus predecesores, mejorándolo y adaptándolo a la perfección a la actual generación de consolas convirtiéndose en uno de los firmes candidatos a seguir a sus predecesores como Juego del Año.

User Rating: Be the first one ! 88

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :