Revista Cultura y Ocio

Análisis Gamer | The Longest Journey: Dreamfall, para PC

Publicado el 04 septiembre 2013 por Mientraslees
Análisis Gamer | The Longest Journey: Dreamfall, para PCAnálisis Gamer | The Longest Journey: Dreamfall, para PC
¡Aquí estoy, por primera vez escribiéndoos desde mi ordenador! Y en esta ocasión os traigo un clásico de las aventuras gráficas. Es el segundo título de una saga atrayente, mágica y desconcertante. Podréis explorar otro mundo lleno de fantasía sin olvidar vuestra verdadera misión. Pero bueno, ¿qué os cuento yo aquí? ¡Leed la reseña y sabréis si debéis jugar a este juego o no! 
Photobucket
Desarrolla: Funcom
Distribuye: Friendware
Género: Aventura gráfica
Subgéneros: 3ª persona
Lanzamiento: 11/07/2006
Voces: Español
Texto: Español
Plataforma: PC


Dreamfall es la segunda parte de The Longest Journey, una saga de aventuras gráficas que os hará utilizar la cabeza más de una vez para lograr avanzar en la historia. La segunda entrega es una especie de continuación pero a la vez no; el primer juego tuvo su historia con su protagonista, y la segunda parte tiene otros protagonistas pero con otra historia, aún así entrelazadas, ya que a lo largo de la historia nos encontraremos con antiguos personajes conocidos de la primera parte y antiguos enemigos. También veréis un gran cambio en los gráficos del juego ya que, si habéis jugado al primero, comprobaréis que todo está más resaltado, se acercan más al personaje y a las estructuras de los edificios.
Empezarás la historia en tu casa. Una simple joven sin motivaciones en su vida, a quien le cambiará la vida por la llamada de un amigo. Tendrás que mover cielo y tierra y poner tu vida en peligro innumerables veces para saber qué está pasando con la Malla y averiguar dónde está ese amigo. A partir de ahí, irás conociendo a personajes, de la saga anterior o no, que te irán ayudando en la historia; y como es un juego lineal (no puedes salirte de la historia y hacer otras cosas), no es difícil perderte. Luego de averiguar que le pasó a tu amigo, decides meterte más en el embrollo y saber qué está pasando en tu mundo y en el otro, ya que, gracias a una especie de droga, podrás viajar y adentrarte en el mundo paralelo al tuyo, encontrándote con un personaje importante, la protagonista del primer juego. También quiero añadir un dato muy curioso en el que he estado pensando mucho, es en la increíble semejanza que hay entre la protagonista de este título y Lara Croft: caderas anchas, la forma de andar, la conocible coleta, el pero negro… creo que ya se en quién se basaron para crear a la prota.
 photo dreamfall-the-longest-journey.jpg
La verdad es que no puedo decir con certeza por qué la protagonista del The Longest Journey es así de pasota y agresiva, porque no he podido pasarme al completo el primer título de la trilogía, no obstante creo que nuestra protagonista (la de este segundo título, Dreamfall) es una chica sin objetivos en su vida, sin trabajo ni estudios y no sabe bien qué debe hacer, qué papel tiene en el mundo. Menos mal que eso va cambiando a lo largo del juego, porque se descubrirá quién es realmente, y veremos cómo va cambiando su comportamiento y sus sentimientos. Nos imaginamos que todo lo hace por amor, pero... ¡sorpresa! No es así. Pero vamos a hablar también de los otros personajes protagonistas: tenemos a April, a la chica del primer videojuego (como ya he dicho, pasota y hasta agresiva) y a un hombre que también aparece en el primer videojuego y que es el que me ha parecido más cambiado de todos. Sus ideales, sus creencias y sus pensamientos son totalmente diferentes. En el juego, cada ciudadano o personaje tiene su forma de creer en los dioses, y él, junto a April, se encuentran un par de veces “enfrentados” por sus diferentes creencias.
Como podéis observar, los gráficos son bastante buenos para la época, pero incomparables con los juegos de última generación. Las expresiones y los movimientos quedan muy rudos y antinaturales , aunque eso es lo de menos en una aventura gráfica, donde prima la capacidad de observación del jugador, que tendrá que escrutar tu alrededor para encontrar pistas y objetos. En este título se pueden apreciar diferentes escenarios, como una plaza con comerciantes y sus puestos, las cavernas con sus monstruos, e incluso los ordenadores y sus pantallas. Los edificios están muy bien diseñados y los entornos son envolventes. Tampoco puedo olvidarme de los poderes mágicos que aparecen en el videojuego, como son la fuente con una llama azul o la teletransportación del personaje, que me parecieron realmente originales.
 photo dreamfall2011-07-1004-1r1b.jpg
Fuera del apartado técnico, os tengo que contar que el juego me ha hecho ver lo corrupta que es la gente, lo mala que pueden llegar a ser algunas personas para conseguir sus objetivos. Aparte, me he sentido identificada con la protagonista, ya que estoy en la misma situación que ella, sin trabajo ni estudios, y a veces no se qué hacer con mi vida para sentirme que estoy haciendo algo de provecho, por eso ver que se embarca en una aventura sin pensárselo dos veces y arriesgar su vida por una persona, me hace querer ser como ella. Siempre digo que me gustaría vivir dentro de un videojuego, pero si es en uno donde pueda viajar de un mundo a otro, ¡pues mucho mejor! También identifiqué el miedo de perder a alguien, la verdad es que algunas partes del juego, sobre todo en el final, me daba miedo seguir, quería apagarlo y no saber cómo terminaba, porque ya me lo suponía. Estando ya en la parte final, la sientes como el final de ti misma, recuerdas todo lo que habías pasado para llegar hasta donde estás, recuerdas a los personajes que ya no están, tus amigos desaparecidos...
Con respecto a los rompecabezas, que sé que estaréis impacientes por saber sobre ellos, tengo que decir que me ponían de los nervios. A veces me daban ganas de mirarme una guía para pasarme un acertijo, pero he tenido entereza y he vuelto sobre mis pasos, buscando desesperadamente aquello que se me puede haber pasado. ¡Y bingo! Conseguía destrabarme. Eso sí, te puedes pasar media hora fácilmente intentándolo. Otra de las cosas especiales que tiene este título, y es el primero que he jugado con esta característica, es la modalidad de lucha. Le han añadido un modo de combate algo peculiar para ser una aventura gráfica, me ponía realmente nerviosa cuando no podía evitar enfrentarme con un enemigo (cosa que trataba de hacer siempre).
 photo Dreamfall-Chapters-Preview-Stark.jpg
Sinceramente, el punto fuerte de The Longest Journey: Dreamfall es que te puedes mover con libertad, sin tener que darle clic a la pantalla para moverte y esperar eternamente a que llegue a su destino (los típicos click-and-point del género), trata de innovar dentro de las reglas básicas de la aventura gráfica y eso es de agradecer, al igual que la habilidad de poder interactuar con los objetos libremente. Sin embargo, los rompecabezas, aunque me han gustado y me han buscado las cosquillas de vez en cuando, he de decir que son demasiado simples y fáciles, ¿y qué decir de las poquitísimas horas de juego? Yo me acuerdo que con la primera parte de The Longest Journey, aunque los gráficos no eran nada del otro mundo, tenía un gran abanico de horas de jugabilidad, el doble que su segunda parte, Dreamfall. El tener unos gráficos malos pero más horas lo compensaba, en cambio, Dreamfall me ha parecido soso y sin esencia. La historia no es nada del otro mundo y el cambiar de personajes cada dos por tres, en cierto punto te llega a fastidia.
Antes de lanzarme a hacer esta crítica, he investigado un poco en la red. Y este The Longest Journey se ha llevado bastantes críticas, ya que la historia es original, pero que se desvíe tanto del primer videojuego y que haya perdido tantos puntos, como son la magia, fantasía e incluso un poco de humor negro, hace que no sea de extrañar que no mantenga el tipo. Entre esa falta de carisma propia y la poca duración y la nula dificultad, The Longest Journey: Dreamfall es un juego del montón. No es que sea un fracaso, porque me ha gustado (con el final mejora bastante, la verdad), pero creo que la compañía no tenía ganas de currarse un juego mejor y es una pena, porque podría haberlo hecho. Ahora están, posiblemente, sacando una tercera parte, que espero que no nos defraude. Recemos por ello.
 photo dreamfall-longest-journey-screenshot.jpg
La verdad es que, a pesar de todo lo malo que tiene, me ha enganchado muchísimo, tanto, que me pasé el juego en menos de una semana, claro, jugando cinco horas al día, imaginaos la duración del juego. Creo que lo más largo que tiene es ir de un extremo de la ciudad a otra, pasando por infinidades de calles. Pero bueno, creo que lo que más me enganchó fue la felicidad y la excitación de volver a ver a April, y es que el primer juego me encantó (le guardo cariño porque fue mi primera aventura gráfica). Fue gracias a este personaje, April, que me interesé por The Longest Journey: Dreamfall y le di una oportunidad, aún sabiendo que no iba a ser lo mismo. Solo quería jugar y jugar para saber por qué April estaba donde estaba y por qué lo había hecho. Pero el argumento me empezó a parecer muy pesado y ya por último, jugaba por jugar, nada más.
En definitiva, The Longest Journey: Dreamfall no es un juego que yo recomendaría, pero es la segunda parte de un título que ha hecho Historia en el mundo del videojuego y en el submundo de la aventura gráfica, así que es imprescindible jugarlo por uno mismo. Avisados quedáis.
Lo mejor: El cambio de escenarios y la movilidad del personaje. Los gráficos también lo hacen mucho mejor.-
Lo peor: Es cortísimo y la historia deja mucho que desear
Puntuación: 4/10

YabuyamaYabuyamaWeb personalTwitterCorreo electrónico
Yabuyama es una chica alegre y divertida, con un propósito en su vida: jugar a tantos videojuegos como pueda. Con su gran lema: “Juega primero y vive después”, se ha llevado un par de represalias de su familia. Chica soñadora compulsiva, capaz de montarse una película en su cabeza en menos de veinte segundos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog