Revista Coaching

Anatomía del buen facilitador de una reunión

Por Eva Eva Cantavella
Anatomía del buen facilitador de una reunión
                                                        Foto de John Rocha en Pexels,Photo
En una reunión "sana", el facilitador:
  • ·                Tiene los pies en el suelo y ayuda a poner manos a la obra
  • ·   Es capaz de dar el brazo a torcer, cuando toca
  • ·   Aporta pulmones: deja respirar y no ahoga
  • ·   Valora el cerebro ajeno
  • ·   Sabe dar palmas y palmadas
  • ·   No señala con el dedo 
  • ·   Es consciente que pueden costar un riñón, si no son efectivas
  • ·   Sabe salir de cuellos de botella
  • ·   No quiere ser el ombligo
  • ·   Tiene cintura
  • ·   Usa las orejas no solo para llevar pendientes o sujetar gafas
  • ·   Sus ojos saben leer entre líneas
  • ·         Su productividad le impide ir de culo

Si no es así, el forense dictaminará que el asesino de la reunión ha sido él.

Volver a la Portada de Logo Paperblog