Revista Viajes

Andalucía para cinéfilos.

Por Ciudadesypueblos.net @revistacyp
EmailPrintGoogle+FacebookTuentiMeneameLinkedInDeliciousCompartir

Andalucía es una de las tierras más prolíficas de España a la hora de acoger rodajes de grandes producciones cinematográficas.

Ninguna de las ocho provincias que componen el territorio andaluz es ajena a lo que significa un rodaje de tales características. La Costa de la Luz, el Desierto de Tabernas o el Albaicín, platós de lujo para productores y destino perfecto para todo viajero. La ruta cinematográfica de GoEuro ha recopilado las localizaciones andaluzas más interesantes que han servido de escenario de un gran número de cintas.

La gran diversidad paisajística y monumental del sur español es un diamante en bruto para los rodajes de películas ya sean hollywoodienses o no.

Plaza de España, Sevilla. Photo: S. Hoya

Plaza de España, Sevilla. Photo: S. Hoya

Como es el caso de Almería, donde se halla el único desierto de Europa. Tabernas es un auténtico filón para los rodajes. Películas históricas de la talla de Mad Max, Conan el Bárbaro, Indiana Jones o el Bueno, el Feo y el Malo se lucraron del inusual paisaje almeriense entre muchas otras producciones.

La belleza nazarí de Granada o la diversidad del paisaje montañoso, apenas a unos kilómetros de la costa, hacen de esta provincia una de las más bellas de Andalucía. El Castillo de La Calahorra sirvió de plató para la adaptación de la novela Doctor Zhivago. De otro lado, el barrio del Albaicín rodó en sus entrañas la producción española Caníbal.

Además de olivares, la provincia de Jaén tiene dos joyas monumentales en sus entrañas. Éstas son Úbeda y Baeza, declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO, ambas localidades dieron rostro a la España imperial de Alatriste de Agustín Díaz Yanes.

Los paisajes marítimos de Málaga también tienen el lugar que le corresponden en el panorama cinematográfico. Antonio Banderas puso en valor su tierra con el rodaje del Camino de los Ingleses. La Plaza de la Merced y la panorámica del Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, también presente en la trilogía sueca Millenium, hacen de Málaga una ciudad de cine.

Alhambra de Granada. Photo: jit bag.

Alhambra de Granada. Photo: jit bag.

Su vecina, Córdoba, no se queda atrás. Nadie es ajeno al encanto que la judería y la Mezquita arroja a esta ciudad plagada de contrastes. Desde Hable con ella de Almodóvar hasta la adaptación de la ópera Carmen (2003), Córdoba ofrece una gran variedad de enclaves útiles para la gran pantalla. Además, en Palma del Río se grabó la hipnótica película El Reino de los Cielos.

Cádiz no sólo tiene un don especial para inspirar letras de Carnaval. La Caleta fue orgullosa doble de la Habana en 007, Muere otro día. Además, la ‘Tacita de Plata’ protagonizó la biografía de Camarón, y fue testigo presencial de unos curiosos San Fermines liderados por Tom Cruise en Noche y Día.

De otro lado tenemos a Sevilla, siempre golosa para el mundo del cine. Lo sabe George Lucas, que rebautizó a la Plaza de España como Naboo en Star Wars: El Ataque de los Clones. Sin duda, este enclave hispalense es de los más recurrentes. Los Reales Alcázares también se erigen como espacios más que atractivos para la gran pantalla (La Conquista del Paraíso).

Por último, Huelva. La singularidad de las Minas de Río Tinto queda patente en la película El Corazón de la Tierra (2007), mientras que las Grutas de las Maravillas de Aracena llevó a Brendan Fraser a un Viaje al Centro de la Tierra (2008).

Más información: Ruta del cine en Andalucía.

Email
Print
Google+
Facebook
Tuenti
Meneame
LinkedIn
Delicious
Compartir

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista