Revista Cine

Anonymous

Publicado el 22 noviembre 2011 por Borolo @La_bobina
AnonymousT.O.: Anonymous. 2011.Centropolis Entertainment,Columbia Pictures. Director: Roland Emmerich. Guión: John Orloff. Reparto: Edward de Vere/Conde de Oxford (Rhys Ifans), Ben Jonson (Sebastian Armesto), William Cecil (David Thewlis), Robert Cecil (Edward Hogg), Conde de Southhampton (Xavier Samuel), William Shakespeare (Rafe Spall), Isabel I (Vanessa Redgrave/Joely Richardson), Derek Jacobi (Presentador/narrador).
La película nos introduce en una nueva teoría sobre la obra de Shakespeare y la procedencia de la misma. Según Anonymous, las obras del famoso escritor inglés eran escritas por el Conde de Oxford, que debido a su condición en la corte de Isabel I, no podía hacerse cargo de las representaciones de sus libretos. A parte de todo ello, la película nos relata los tiempos turbios que se vivieron durante los últimos años del reinado de Isabel I, con dos candidatos al trono (el Conde de Essex, hijo bastardo de la reina, y Jacobo I, rey escocés), que luchaban, mediante sus influencias, para ocuparlo. Detrás de todas las conspiraciones y del control de la situación, para mantener el reino dentro de un orden y bajo el mandato de la reina, se hallaban William Cecil y su hijo, y heredero en el cargo, Robert Cecil, que serán los principales censores del Conde de Oxford, auténtico autor de las más famosas obras de su época; mientras que Shakespeare no es más que un actor que hace de escritor talentoso para ocultar la identidad del conde.
AnonymousSi estais pensando que la trama es enrevesada no os equivocais. Intenta abarcar tantos aspectos que supuestamente rodearon al misterioso autor de las obras de teatro, que acaba mareando al espectador.  El film comienza con buen ritmo y captando el interés del público, pero según van avanzando las diferentes tramas va perdiendo fuerza y cada una de ellas se hace independiente. Por eso es fácil que quién esté viendo la película acabe siguiendo la que más le interese, que suele ser la que trata acerca de la disputa por el trono y las conspiraciones de Robert Cecil para que su candidato ocupe el máximo cargo en el reino de Inglaterra. En cuanto a la historia que nos cuenta la verdadera cara de Shakespeare, un actor y vividor nada simpático y su relación con otro escritor de la época, Ben Jonson, y con el Conde de Oxford, que es quién le proporciona las obras y la fama; acaba resultando muy inverosímil y refleja unas libertades tomadas por el guionista del todo cuestionables.
AnonymousA estas alturas, los estudios sobre la obra de Shakespeare y su figura no dejan lugar a dudas sobre su importancia durante la época que vivió. A pesar de todo esto, es una propuesta muy curiosa y que funciona más o menos bien. El mérito de que el film no sea un completo desastre es del elenco de actores, maravillosos todos ellos, que componen este cuadro sobre el final del reinado de Isabel I, uno de los más importantes períodos de la historia y, por supuesto, de la literatura. Un film recomendable, sobre todo, para los amantes del cine histórico de conspiraciones y con una ambientación fiel. (5/10)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas