Revista Infancia

Ansiedad de separación en el niño

Por Stornel

Este vídeo muestra claramente la ansiedad de separación del niño. Los bebés menores de 6 meses suelen aceptar bien a las personas que los cuidan mientras satisfagan sus necesidades. Al separarse sufren más los padres que el propio bebé. Entre los 4 y 7 meses, los bebés empiezan a tener el llamado sentido de permanencia de los objetos, es decir, que aprenden a que las cosas y las personas siguen existiendo aunque ellos no las vean. Pero la mayoría todavía no entienden el concepto de tiempo, y por ello no saben si volverán ni cuándo volverán. Lo mismo ocurre con los padres. Los bebés se dan cuenta de que sólo hay un papá y una mamá, y si no pueden verlos, para ellos significa que se han ido.
Entre los 8 meses y 1 año de edad, los niños se vuelven cada vez más independientes, sin embargo, también aumenta en ellos la incertidumbre respecto a separarse de sus padres. En este momento es cuando se desarrolla la ansiedad de separación, y un niño puede ponerse nervioso y alterarse cuando uno de sus padres intenta irse. En el vídeo se ve perfectamente.
La edad en la que aparece la ansiedad por separación puede variar de un niño a otro. Algunos niños pueden experimentarla más tarde y otros ni siquiera llegan a tenerla. La duración de la ansiedad de separación es variable, dependiendo del temperamento del niño y de cómo respondan los padres. En algunos casos puede durar hasta la escuela y si impide que el niño realice las actividades normales de su edad, puede ser una señal de que necesite un apoyo psicológico.
Si los padres son pusilánimes, sufridores, inseguros o incoherentes pueden favorecer la ansiedad de separación de tal manera que los hijos no lleguen nunca a ser capaces de separarse de sus papis. Yo popularicé la idea de los padres estatua y, todavía, siguen existiendo.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :