Revista En Femenino

Anticonceptivos en la lactancia

Por Mamiclic

Se pueden tener relaciones cuando la mujer se sienta preparada para ello, normalmente después de la “cuarentena”. A veces, cuesta reanudar la vida sexual. No es imprescindible tener penetración para tener relaciones, son muy placenteras las caricias, besos, masturbaciones mutuas, etc.. Es el momento de la imaginación.

Si hay dolor, se puede consultar a la matrona por si hubiera algún problema con los puntos del desgarro o de la episiotomía, o alguna pequeña infección, etc.

Si estás amamantando, la líbido baja por una cuestión hormonal, igual que hay falta de lubricación vaginal que se puede suplir con lubricantes. Puede ser que estés muy cansada por los despertares nocturnos y las tareas domésticas añadido al cuidado del bebé y a tu recuperación.

Si no das el pecho, puedes usar cualquier método anticonceptivo sin problemas a partir de la 6ª semana posparto. Antes, es recomendable el preservativo, hasta la valoración de la matrona o ginecólogo.

Si das el pecho, puedes usar:

1) MELA (Método de amenorrea de la lactancia):

Es efectivo durante 6 meses de lactancia exclusiva, si se dan las siguientes condiciones todas a la vez:

  • sin ningún sangrado vaginal.
  • menos de 4 horas de distancia entre tomas durante el día y 6 horas durante la noche.

2) Métodos barrera sin problemas, preservativo (masculino y femenino) o diafragma.

3) Hormonales, sin estrógenos, solo progestágenos, como píldoras o implantes subdérmicos.

4) DIU de cobre, sin hormonas.

5) Métodos definitivos como Essure o ligadura de trompas, sin problemas.

Los métodos naturales en estos momentos no suelen ser muy efectivos, a no ser que se conozcan de usarlos habitualmente antes del embarazo, a causa de los despertares nocturnos y los cambios hormonales.

Tu pareja también vive su propio proceso, no ha tenido al bebé dentro y no ha notado los cambios físicos, hormonales, y emocionales del embarazo tanto como tu. Puede tener estos pensamientos: «Ella ha cambiado», «no sé si nuestra vida de pareja volverá a ser algún día como antes», «se viene abajo y yo no sé cómo ayudar…».

Tenéis que hablar mucho de vuestros sentimientos, los diferentes puntos de vista, aumentando la empatía, comprensión y diálogo mutuos.

Tu pareja, muchas veces tiene que encargarse de todas las tareas domésticas y de vuestro cuidado, atender a las visitas o invitarles a que se vayan si no es el momento adecuado, atender a los otros hermanos, organizar todos los papeleos, y disfrutar de su nueva familia.

En general, querrá tener relaciones antes que tú, y a veces es difícil entender todos estos cambios que afectan a todos los niveles incluso las relaciones sexuales.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :