Revista Cine

AntiTrailer: "Sin Retorno"

Publicado el 29 septiembre 2010 por Pabela
Hoy le toca el turno al cine nacional y, por ser la primera vez, me pareció bien hacerlo con la ópera prima de Miguel Cohan. Más allá de que se estrena este jueves y... ¿Desde cuándo justifico mis caprichos? El antitrailer de hoy es de Sin Retorno, punto.
Sobre el póster, no tengo mucho para comentar. Me resulta atractivo, pero no me genera nada más. Un punto a favor es que maneja una estética similar a la que suelen usar para los thrillers de afuera, despegándolo del resto la de cartelera local (al igual que se despega con su género, rodeada de dramas, documentales y alguna comedia).
¿De qué la va? Sin Retorno nos cuenta tres historias: la de un estudiante de arquitectura que lidia en secreto con la culpa de haber atropellado a alguien, la de un padre que busca justicia por la muerte de su hijo y la de un hombre de familia que es culpado del crimen por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado.
Quiero aclarar que la película no habla de la casualidad ni de las coincidencias, ni tampoco el guión nos trae un climax tarantinesco (por ir a lo popular) en el que se cruzan las tres historias. Se podría decir que, en vez de ser tres historias que se cruzan, son tres vidas que, tras cruzarse, se vuelven historias relacionadas entre sí.
Algo para destacar es el ritmo que maneja, que divide la película en dos partes muy marcadas. La primera, que empieza contándonos la noche del accidente: intensa, con muchos cortes para mostrarnos a los tres protagonistas, y que se va relajando a medida que se va resolviendo el caso. Ya por la mitad de la película, como si lo anterior hubiera sido una introducción de 1 hora, el ritmo se estabiliza con el suspenso que invade la historia y la interrogante que se hace uno al verla: "¿y ahora qué?"

En la imagen lo vemos al personaje de Federico Luppi hablando en los noticieros. No la elijo para hablar del personaje o del actor, sino como punto de referencia para hablar de los espectadores. En otros medios que hablan de la película ya se empieza a comentar que es una crítica al sistema de justicia del país. Es cuestión de tiempo para que se asocie con otros casos y para que todos los que comenten la película lo hagan calificándola como "un reflejo de la sociedad en la que vivimos" (u otra frase mediocre del estilo). ¿Por qué esa necesidad de buscar la crítica en cada película nacional? No veo a nadie decir que los policiales yankees donde aparece el viejo policía corrupto sean una crítica a sus policías. ¿Qué? ¿El cine de afuera tiene guiones, actores, fotografía y el de acá son puros documentales o ficciones que esconden un mensaje sociopolítico? ¿Nuestras ficciones son sólo las comedias de Suar y las de Francella? Sí, es verdad, la trama se construye sobre una realidad, pero la mayor parte de las películas parten del mismo punto. Puede tener críticas a esas realidades que muestran, pero no tienen por qué ser su "objetivo". Basta, si quieren hablar de mensajes sociales, tienen El Rati Horror Show. Ah, ¿ver un documental en el cine excede su conciencia social?
No apta para claustrofóbicos (no es un chiste como los que abundan sobre "Enterrado", sino por lo que genera la primer parte de la película, con su climax inicial y sus muchos cortes y planos cerrados).
Puntuación: 6.0/10

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista