Revista En Femenino

Antojos del Corazón 3

Por Lachefdeprovenzal
Antojos del Corazón 3
¿Como define Dios la belleza?
La figura y le belleza son dos cosas a las que nuestra cultura se aferra con fervor.
"El encanto es engañoso y la belleza no perdura" proverbios 31:30 parte a.  NTV
La palabra "encanto" se refiere al conjunto de cualidades que hacen  una persona atractiva o agradable, sin embargo en hebreo se refiere específicamente a la figura corporal, por su parte la belleza es una cualidad  capaz de provocar un placer sensorial, intelectual o espiritual temporal.
Este tipo de belleza pasajera que se acaba con el tiempo, que cambia y se transforma siguiendo estereotipos impuestos por un sistema, es un factor preocupante en nuestro "siglo", no la pasamos en busca del "cuerpo perfecto", nos deprimimos por no lograrlo y nos vemos obligadas a pertenecer a un grupo de "feas" o "bonitas".
Esa belleza no es la belleza con la que Dios nos ha creado, ni mucho menos la que debemos cultivar y perseguir, un sondeo por las mujeres "bellas" de la Biblia se asocia más con problemas y tentación que con bendición y bondad.
La misma Biblia nos advierte acerca de la futilidad y el engaño de ir tras ella.
¿Pero si no es esta belleza ficticia y engañosa, entonces que?
1 de Pedro 3:3-5
"3 No se interesen tanto por la belleza externa: los peinados extravagantes, las joyas costosas o la ropa elegante. 4 En cambio, vístanse con la belleza interior, la que no se desvanece, la belleza de un espíritu tierno y sereno, que es tan precioso a los ojos de Dios. 5 Así como lucían hermosas la santas mujeres de la antigüedad. Ellas ponían su confianza en Dios y aceptaba la autoridad de sus maridos." 
De estos tres versículos podemos aprender mucho pero extraeremos lo más importante:
Primero que todo es importante mencionar que en ningún momento estoy en contra de arreglarse,  maquillarse o preocuparse por el aspecto personal, de hecho es algo que procuro, el problema esta dirigido a la preocupación exagerada y sin limites de la apariencia física y el descuido en el carácter personal.
El carácter que debemos cultivar lo vemos en el versículo 4, un espíritu tierno y sereno; afable y apacible, una belleza que no se marchita y perdura a diferencia del aspecto físico. Afable  también quiere decir humilde mientras que apacible se refiere al carácter de nuestras acciones y reacciones hacia nuestro entorno.
La cultura define la belleza por como nos vemos externamente, Dios la define por lo que somos internamente.
La cultura propone un canon de belleza inalcanzable para la mayoría de nosotras, Dios propone un norma de belleza que todas podemos alcanzar, si respondemos a la obra de su gracia en nuestra vida.
Los antojos de nuestro corazón deben satisfacer nuestro interior y no nuestro exterior, fortalecernos en la parte espiritual, la belleza interna debe reflejar la externa y bueno la externa la podemos reforzar con algunos elementos, siempre y cuando les demos no mas de la importancia que merecen.
Debemos aceptar los antojos de nuestro corazón mientras nos construyan, antojos que nos ayuden a crecer como seres humanos, como madres, hermanas, amigas.
Ser mujer es un privilegio y no una carga.





También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :