Revista Opinión

Apuntes sobre el gobierno pepero

Publicado el 22 diciembre 2011 por Rgalmazan @RGAlmazan
Sería un osado si tratara de descalificar a los nuevos ministros sin haber tomado posesión del cargo. Sobre su gestión se ha de esperar por lo menos los cien primeros días, aunque los síntomas, como no podía ser de otra manera, viniendo del PP, no son nada buenos. Lo primero que confirma esto, es el entusiasmo del vicepresidente de la CEOE, encantado con el gobierno. Lo contrario de lo que opinan los sindicatos. ¿Por qué será?
Aunque no de su gestión, sí que podemos hablar de los currículum de los ministros, de algunos de ellos, cuestiones que hacen presagiar cómo puede ser su gestión.
Como preámbulo, dos cuestiones importantes. La primera que, a pesar de que Rajoy se hincha cuando, constantemente, recuerda que él siempre cumplirá las leyes, resulta que se aparta absolutamente de las recomendaciones de la ley de igualdad de género. Catorce miembros tiene este gobierno, incluido el presidente, y sólo cuatro mujeres. Empieza bien.
Apuntes sobre el gobierno pepero
La otra cuestión que quisiera comentar antes de hablar de los ministros es la prepotencia y desprecio que sigue mostrando el nuevo presidente ante los medios de comunicación. Ayer, soltó la lista de los ministros y ante una pregunta de una periodista, la dejó con la palabra en la boca e hizo mutis por el foro. Por cierto, una pregunta inocua. Esta actitud, que mostraba antes, ahora con la apisonadora de la mayoría absoluta y el poder conseguido, puede ser total.
Antes que nada diré que no me ha sorprendido este gobierno, es un gobierno hecho a la medida de Rajoy, que ha elegido gente de su confianza, apartando a aquellos que hace tres años le cuestionaron y le pusieron en solfa. Y toca hablar de los ministros, de algunos, de los que tengo algo importante que comentar. Ahí van cinco muestras.
  1. El hombre de Lehman Brothers. Así es, el nuevo ministro de Economía --el más importante después de la vicepresidenta—, Luis de Guindos, era el presidente de Lehman Brothers España, cuando quebró. Recuerden que el principio de la crisis coincide con la quiebra de Lehman. Por cierto que luego saltó a PricewaterhouseCoopers, que fue la empresa que se encargó de liquidar a Lehman. O sea, de pirómano a bombero. Y es que hay quien sirve para todo. Después entró de consejero en Endesa y en Unidesa (la editora de El Mundo). Por algún sitio tenía que salir un hombre de PJ Ramírez.
  2. Un tipo duro para el último periodo de ETA. El nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, es el hombre que debe concluir con el terrorismo. Una persona que está más cerca de Mayor Oreja que de Rajoy en sus opiniones sobre ETA. Es además un amigo íntimo del Cardenal Rouco Varela, desde que se convirtió en ferviente católico hace un par de décadas. Además ha demostrado ser un enemigo acérrimo de la Memoria Histórica y del aborto.
  3. El ministro de la guerra (inexplicablemente llamado “de defensa”, cuando no hay nada que defender), Pedro Morenés, era director general de la empresa de misiles MBDA y presidente de una empresa de seguridad. Estaba en Instalaza, empresa española dedicada a la fabricación y venta de bombas racimo, de donde cesó hace un mes. Como se ven un hombre preparado para la paz. Esperemos que no juegue con el ministerio, a favor de las empresas de donde viene.
  4. El ministro que repite en Agricultura, Miguel Arias Cañete, además de recordarle por añorar a los camareros españoles que sabían bien su oficio, es el que gestionó la crisis de las vacas locas, y la catástrofe del Prestige. Un ministerio al que le han añadido la competencia de Medio Ambiente. Tal vez, porque su titular tiene siete coches y 325.000 euros en acciones de compañías petroleras. Vamos capaz de acabar, no con el Medio Ambiente, sino con el ambiente entero.
  5. El nuevo ministro de Cultura, que también lo es de Educación y Deportes, es un sociólogo: José Ignacio Wert. Taurino y madridista. Ser ministro de Educación y Cultura y estar a favor de la tortura con los animales parece no casar muy bien. Lo del Real Madrid, puede ser una razón para ser ministro de Deportes, ya sabemos que es el equipo de Rajoy. Viene de una consultara y es especialista en Medios de Comunicación. No tiene casi experiencia política. Le he conocido como tertuliano de la SER y antes de la Cuatro. y es de los que parecen saber de todo y a todo quiere aplicar políticas de derechas. Por cierto, ¡cuidado! es un acérrimo-- así se ha manifestado— de la ley Sinde.
Estos son unos apuntes de unos ministros recién nombrados. Por cierto que han jurado todos, por si había duda sobre su laicismo, ante la Biblia y la Cruz.
Pero estos nombramientos también deja alguna secuela. La secuela de Madrid:
Uno de los ministros, Ruiz Gallardón, deja la alcaldía a los siete meses de ser elegido. Algo poco ético, ya se hablaba de él como ministrable y sin embargo se presentó. Deja a Madrid con un gran récord, el de ser la ciudad más endeudada de Europa. Y deja una heredera cuyo único mérito es ser la mujer del ex-presidente Aznar. Sin haber sido elegida, por los ciudadanos, Ana Botella, la condesa de las peras y las manzanas, será alcaldesa. Hoy es la responsable de Medio Ambiente. Y no hay más que ver cómo está la limpieza y la contaminación en Madrid, de su competencia. Así es que este gobierno, también deja sus secuelas en Madrid. De mal en peor. Eso sin mencionar a la lideresa. Y luego hablan de la ventaja de vivir en el centro, ¡Pobres madrileños!
Salud y República

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas