Revista Baloncesto

Aquella época del charter de Pamesa Valencia

Publicado el 04 febrero 2010 por Nandreu
Con el viaje a Kazan del Power Electronics, a más de uno, viejo rockero de la expedición valenciana, se le ha saltado una lagrimita recordando “los comodísimos” desplazamientos en charter durante el año de Euroliga. Las escasas conexiones del aeropuerto de Manises junto con las largas distancias a las que se ve obligado el equipo a marcharse para disputar sus partidos de Eurocup convierten cada desplazamiento en una odisea para jugadores y entrenador.

Estamos en época de crisis económica y desgraciadamente estos dispendios obligan a que los jugadores realicen un sobreesfuerzo. No hay que dudar que morar por los aeropuertos de Europa en incómodos aviones no hechos para hombretones de más de dos metros y, además, la obligación de ceñirse a un horario poco compatible con la rutina de trabajo de un deportista, mengua el rendimiento. Afortunadamente vimos una versión ganadora del equipo en Rusia, sin embargo, este fin de semana llega la Liga ACB.

El equipo necesita ganar en la Fonteta, cancha invicta en la ACB, a un Granada ávido de victorias y centrado en este choque. Un handicap que debe asumir un equipo que quiere estar arriba en todas las competiciones. Sin embargo, Spahija, tiene que hacer encaje de bolillos para no quemar a su plantilla, un pelín corta pero no exenta de voluntad y trabajo.

Si con el charter el equipo estaría mejor preparado. La respuesta es que sí. Si el desplazamiento en vuelo directo asegura las victorias, la respuesta es que no. Evidentemente que cuanto más azúcar más dulce, pero así no se ganan partidos. Mirando el espejo del balonmano femenino valenciano, dominador de la Superliga Española durante muchos años, nos damos cuenta de que el charter era un complemento para ayudar al deportista. Las chicas de Gregorio García y Cristina Mayo paseaban victoriosamente por Europa si bien, la falta de un empujoncito económico les impedía, a veces la victoria en más torneos.

No hay que desesperar. Si el cuarto equipo de la Liga ACB no consigue llegar a la Final Four de la Eurocup, no será por los viajes. Spahija lo sabe, Vicente Solá lo sabe y los jugadores lo saben. Todos están conjurados para conseguir uno de los objetivos del año, jugar la F-4 en Vitoria. Para esa cita la ventaja del viaje la tendrá el Power Electronics.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog