Revista Cine

Aquellos ¿maravillosos? 90 IV: Clandestine (1993)

Publicado el 18 diciembre 2012 por Juancarbar

Clandestine_02_pan

Hola amigos, bienvenidos a la cuarta entrega de Aquellos ¿Maravillosos? 90, ya son cuatro entregas y seguimos ofreciendo material de todo tipo para que la cosa quede variadita. Hoy hablamos de uno de los tebeos favoritos del compañero Oneyros, aunque dejo claro que a pasar de sus amenazas, Clandestine iba a estar si o si en la lista.

Haciendo un poco de historia. Corría el año 1993 y Alan Davis ya era uno de los mejores autores completos de cuantos poblaban el cosmos superheróico del panorama U.S.A. Además se avecinaban tiempos oscuros pues la era Image ya comenzaba y todo eran tipos con pistolones, caras de estreñimiento y tetas imposibles, él sin embargo acaba de finalizar una etapa en Excalibur de corte clásico.

Huyendo un poco de la coyuntura del mercado directo americano, Davis recurrió a Paul Neary de Marvel UK para que albergase su serie, pero la división inglesa de La Casa de las Ideas chapó de manera prematura. Al final gracias a Neary, Clandestine pasó a publicarse por Marvel USA, estaría dentro de la continuidad del Universo 616 pero no se juntaría con él, ni le estorbaría.

Así tras una historia corta del Marvel Comics Presents escrita y dibujada por Alan Davis, con tintas de su inseparable Mark Farmer. Debutó una de las mejores colecciones de los fatídicos años noventa. Clandestine es la historia de una familia largo tiempo ocultada del resto del mundo, todos tienen superpoderes, pero no están ni remotamente interesados en marcar la diferencia, en usarlos para conquistar el mundo o para salvarlo.

La historia que alberga a Rory (cruzado Estelar), Pandora (Duende), Walter (Impacto), Kay (Cuco), Dominic (Hex), Samantha (Argenta) y Adam Destine es la historia de una familia convencional con sus intrigas, traiciones, disputas entre miembros. Davis presentó personajes totalmente nuevos, pero que enseguida con capaces de encandilar a cualquiera. Todo plasmado con los bellos lápices de Alan Davis, con esa plasticidad y narrativa digna de un maestro.

Pero los noventa pasaron factura a todos, y ya fuera por las pocas ventas o por la interferencia editorial (en Marvel se publicaba Clandestine y el X-Force de Liefeld, para que hagáis una idea) Davis abandonó tras ocho números. Por fortuna con el paso los años hemos visto al Clan Destine en un cruce con los X-Men, una segunda miniserie o una historia reciente publicada en los anuales Marvel de este año.

Todo lo que pasó entre el número ocho y la miniserie de los X-Men fue una mala pesadilla.

Genial Alan, simplemente genial.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas