Revista Deportes

2008 - Antonio Ricardo Mohamed

Publicado el 09 octubre 2010 por Yo Argentino
2008 - Antonio Ricardo MohamedEl Domingo 30 de Marzo de 2008 Antonio Ricardo Mohamed, asumía la dirección técnica del Club Atlético Colón, haciéndose cargo de un equipo en una situación extremadamente complicada con el descenso. La noche del Sábado, antes de jugar con Independiente en Avellaneda, el Colón de Mohamed había quedado hundido en zona de descenso directo. El viernes anterior, San Martín de San Juan le había ganado a Huracán y lo condenaba al Sabalero a pelear contra los promedios del descenso hasta el final del campeonato. El objetivo primordial entonces, era el de sumar puntos para escapar al fantasma del descenso.

Pasarían casi dos años y medio, de aquel Colón - Gimnasia LP 0-0 que marcaba el inicio de la era Mohamed, hasta que el Domingo 19 de Septiembre de 2010, tras una actuación paupérrima y descolorida Colón volvía a perder, sumando tres derrotas en tan solo siete fechas. Al finalizar el partido frente a Boca Juniors en la Bombonera, Mohamed presentaba su renuncia y nuevamente Colón quedaba sumergido en un mar de dudas, de problemas futbolísticos, anímicos, estructurales y hasta físicos.
HAGAMOS UN POCO DE MEMORIA
Antonio Ricardo Mohamed asumió en la fecha 8 del Torneo Clausura 2008, con un empate 0-0, dirigió Colón las últimas 12 fechas del torneo, y de 33 puntos posibles, logró cosechar 20, con 5 triunfos, 5 empates y 2 derrotas (San Lorenzo 2-1 y River 0-2), con una efectividad aproximada al 70 %. Culminó en el lugar 11 de la tabla de posiciones. Ese torneo se cerró con la victoria 1-0 frente a Racing con gol de Rivarola, que le permitió a Colón salvarse de jugar la promoción. Esa victoria fue festejada como un campeonato y vivida como un gran final. Uno de los logros de Mohamed, salvar a Colón de jugar la promoción, se había concretado.
Para el Torneo Apertura 2008 llegaron de la mano del DT y fueron aceptados por una dirigencia que se mostraba algo inexperta en materia futbolística, muchos refuerzos que terminaron no rindiendo en la manera esperada, Pablo Garnier, Lucas Valdemarin, Pablo Aguilar, Sebastián Sciorilli, entre otros. En ese torneo Colón logró cosechar 23 puntos de los 57 en juego, es decir el 40, 35 % de efectividad, con 5 triunfos, solo uno de local, (Argentinos 5-2) y cuatro de visitante, (Gimnasia de Jujuy, Rosario Central, Vélez, Racing), 6 derrotas (2 de local y 4 de visitantes) y 7 empates (5 de local y 2 de visitante). Un campeonato muy irregular, terminando 10° en la tabla general.
El Torneo Clausura 2009, quizás el mejor, fue el que mostró a ese mismo equipo chato, falto de fútbol e ideas del torneo anterior consiguiendo sumar 34 puntos de los 57 posibles, mientras que el campeón Vélez Sarsfield sumó 40 puntos. Fue allí donde Colón peleó hasta el final el campeonato y mantuvo las chances de acceder a un desempate con Huracán o Vélez Sarsfield hasta la fecha 18. Con una efectividad del 60%, con 10 triunfos, 4 empates y 5 derrotas, con 30 goles a favor y 10 en contra. Culminado en el 4° puesto de la tabla, detrás de Huracán, subcampeón y de Lanús. Colón volvía a sumar más de 30 puntos en un solo torneo, algo que no sucedía desde el año 2000 cuando acumuló 36 puntos en el Torneo Clausura 2000, con Osvaldo Piazza como DT.
El Torneo Apertura 2009, también dejo una buena imagen de Colón en puntos, el equipo de Mohamed volvió a sumar 34 puntos, manteniendo el 60% de efectividad. Pero en esa oportunidad, Colón no fue el mismo que había sido en el Torneo Clausura, era más lento, más mezquino, más rústico, con grandes carencias en lo futbolístico, ya no peleo o estuvo dentro los posibles candidatos al título y se alejo de la pelea en las fecha 15 y 16, tras dos duras caídas frente a Lanús, de visitante 3 a 0 y frente a Newell´s Old Boys de local 1 a 0 con el gol de Boghosian. En esta oportunidad culmino 3° detrás de Newell`s subcampeón. Aquel torneo fue para el sorprendente Banfield de Julio César Falcioni que cosechó 41 puntos. Aquel año cerró con Colón situado dentro de los 3 mejores equipos de la Argentina, con 68 puntos, algo inédito para un Sabalero acostumbrado a cosechar entre 45 y 50 puntos en 38 fechas.
Los mejores años en cuanto a cosechas de puntos habían sido el 1997 con 59 puntos, el 2003 con 57 y el 2000 con 55. El Torneo Apertura 2009 también será el de las frustraciones ya que se quedó afuera de la Copa Sudamericana 2010 tan solo por un punto y de la clasificación directa a la Copa Libertadores.

El 2010 se inició, con muchas promesas y grandes ilusiones, pero termino de forma abrupta, decepcionante y frustrante para un Colón que se preparó para coronarse Campeón, sin preparación física adecuada, sin estructura futbolística y sobre todo sin equipo para semejante desafío. Los refuerzos no resultaron refuerzos, la Copa Libertadores 2010 fue el primer traspié y después fue el Torneo Clausura 2010, quien nos diera un nuevo revés, con una cuota de realismo crudo y otra de fracaso absoluto. De 57 puntos posibles Colón logró sumar apenas 21, con tan solo 4 victorias, 6 empates y 9 derrotas, una efectividad de 37%. Quedando afuera de la pelea por el título y de la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2010.
El comienzo del Torneo Apertura 2010 se acercaba y desde el mismo inicio de la pretemporada se percibía un clima de euforia y ambición en la dirigencia y la parcialidad Sabalera. La contratación de figuras rutilantes para reforzar el equipo, con una pretemporada en México y el sueño de un Mohamed que aspiraba a salir campeón argentino, hacía ilusionar a todos. Lamentablemente la contratación de todos los jugadores pedidos por el entrenador, se mostraron completamente ineficientes e improductivos para lo que sería un triste y descolorido Colón que en 7 fechas solo lograría ganar un solo partido y de visitante, perdiendo 3 encuentros, 2 en calidad de local, y 3 empates todos de visitantes. Con solo 6 puntos sobre 21 posibles, con una efectividad del 29%, Antonio Mohamed dejó el cargo y a Colón perdido en el fondo de la tabla, con un equipo desorganizado, mal entrenado física y técnicamente. Colón, sumido en un panorama muy complicado y preocupante, quedó interinamente en las manos de la dupla Mario Sciacqua - Roberto Marioni.
PARA CONCLUIR
El balance de lo que deja Antonio Mohamed, entre aciertos y errores, es ciertamente positivo para Colón. Lamentablemente, en el fútbol uno siempre se acuerda del final de la película. Entonces, a pesar de que el 2010 resulta nefasto por donde se lo mire y hace prevalecer la tristeza del final con apenas cinco victorias en los últimos 26 partidos jugados en el año, coleccionando 12 empates y 10 dolorosas derrotas. De todos modos, los 97 partidos (con 36 victorias, 32 empates y 29 derrotas) que dirigió a Colón dejaron en el ciclo Mohamed una efectividad del 48 % de los puntos que puso en juego.
Pero más allá de los números y las estadísticas, Mohamed en 2008 sacó a Colón del descenso, lo consolidó en la tabla de promedios, le hizo pelear dos campeonatos en 2009, lo clasificó para la Copa Libertadores, promovió 14 jugadores de las inferiores y potenció a dos de ellos (Bertoglio y Prediger) que generaron un ingreso millonario a la institución. Además no olvidemos que durante el periodo que estuvo tras los destinos tácticos del equipo Colón tuvo la mayor cantidad de citaciones al Seleccionado Nacional (Leonardo Prediger, Esteban Fuertes, Alexis Ferrero, Facundo Bertoglio, Diego Pozo, Hernán Garcé y Jonatan Bauman) y a la participación a un mundial (Diego Pozo, Hernán Garcé y Jonatan Bauman).
Mohamed no ha sido un técnico más para Colón. No pasó desapercibido, supo ganarse con su carisma un lugar en la hinchada, logró resultados y llevó a Colón del descenso directo a la Copa Libertadores.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas