Revista Cine

Armageddon: Las películas de catástrofes

Publicado el 11 julio 2016 por Anionce

¿Cuántas veces ha estado a punto de acabarse el mundo en las películas? No importa si se trata un virus mortal, una vacuna que nos convierte a todos en zombies, volcanes, terremotos, aliens o dinosaurios... El cine siempre ha sido testigo de grandes catástrofes y el héroe de turno siempre consigue salvarnos en el último e "inesperado" momento. Seamos sinceros, lo único que importa en una película es que el protagonista salve a su familia de la catástrofe que se avecina. Si durante el transcurso del suceso acaba muriendo la vecina del sexto o un pobre hombre que salía a comprar el pan, a nadie le va a importar un pimiento. Eso sí, por favor, que no se carguen a Susan ni a Mike. ¡Ni a su perro Buddy! Si Buddy acaba muriendo, lloraremos como magdalenas.

Mientras nuestra familia (aunque también funciona si los padres están divorciados pero aún hay sentimientos de por medio) vive su día a día como si su mundo no estuviera a punto de desmoronarse, muchas kilómetros -es decir, millas- más allá, un grupo de científicos que no han visto la luz del sol en tres meses, realizan un descubrimiento terrorífico.

Armageddon: Las películas de catástrofes

-¡¡¡¡¡¡¡¡Allison!!!!!! ¡Tienes que ver esto!
-Maldita sea, Tom, ¿qué demonios te pasa? Estaba a punto de calcular el punto convergente entre el Hally675 y el KAT457 y ahora he perdido diez años de trabajo que nunca podré recuperar.
-Allison, créeme, esto es más importante.
-¿Qué puede ser tan import....? OH DIOS MÍO. ¡¡William!! ¡¡¡Acércate!!!.
-¿Qué os pasa a vosotros dos? ¿Qué es est...? MADRE DEL AMOR HERMOSO. No puede ser cierto.
-Lo he calculado 10 veces para asegurarme.
(Silencio aterrador)
-ESTAMOS ACABADOS, CHICOS.

***

-Señor presidente, tenemos un problema. Se trata del proyecto TERROR765. Creíamos que lo teníamos controlado, pero ha habido un accidente. Uno de los científicos lo ha descubierto esta mañana.
-¿Podemos encargarnos de él?
-Con su permiso, señor, matarlo me parece una decisión algo drástica. Sus compañeros también estaban allí y han sido testigos de lo ocurrido
-¿No podemos acabar con todos? ¿Quién va a echar de menos a unos científicos de pacotilla?
-Señor, después del fiasco de la operación TREX123, creo que deberíamos optar por otra alternativa menos radical. Sus políticas se consideran demasiado agresivas. El comité nunca dará luz verde y...
-Malditos mequetrefes. ¿Qué opciones tenemos?
-Podríamos intentar evitar su expansión, señor.
-Creía que habías dicho que no había nadie capaz de prevenir el desastre.
-Señores, si me permiten la interrupción... No he podido evitar escuchar su conversación y creo que sé quién podría ayudarnos.
-Oh, dios mío... él no.
-¡¡¡Pero es nuestra única salvación!!!
-¡¡¡Por encima de mi cadáver!!!
-¿De quién estáis hablando?
-De Flanagan, señor.
-¿Flanagan? ¿De qué me suena ese nombre?
-Michael Flanagan, señor. Irlandés, 35 años. Fue expulsado del equipo de operaciones especiales y ultasecretas hace cinco años por llevarse una muestra del MORTAL951 a casa. Dijo que no se arrepentía y amenazó con infectar a los agentes si no se largaban de su casa.
-Una joya, por lo que veo.
-Sacó las mejores calificaciones y se graduó el primero de su clase en la academia, señor. Sagaz e inteligente, algunos incluso dirían brillante. Sin embargo, tenía problemas con el alcohol, las drogas y algunos episodios de ira... Es algo impredecible.
-Y terriblemente atractivo.
-Eso también. El caso es que desapareció del mapa hace tres años y le perdimos la pista por completo. Nadie sabe dónde está.
-Encontradlo.
-Me parece que no lo ha entendido señor. Nadie puede encontrar a Mike Flanagan. Él te encuentra a ti.
-¿Acaso no me habéis oído? ¡Haced lo que sea! ¡ENCONTRADLO!

Armageddon: Las películas de catástrofes

Mike Flanagan se ha regenerado y ahora vive con su esposa Susan y sus hijos Mike Jr y Daisy. Se arrepiente mucho de su pasado y no quiere saber nada de su antiguo trabajo como agente súper-secreto. Sin embargo, un día consulta los clasificados del periódico que le ha lanzado a la cabeza el niño de la bicicleta y descubre algo inusual.

SE BUSCA: Agente súper-secreto MICHAEL FLANAGAN. Póngase en contacto con el gobierno de los Estados Unidos. El mundo está en peligro y solo usted puede evitarlo.

Mike se hace el remolón porque cree que el mundo no merece la pena ser salvado. Pero entonces, su mujer interviene y logra convencerle de lo contrario con un bonito discurso motivador.

Armageddon: Las películas de catástrofes

-Hazlo por mí, por Mike Jr y Daisy, por nuestra familia. ¿Acaso vas a dejar que el orgullo interfiera con tu deber como ciudadano americano? Si te niegas a colaborar, si decides negarles tu ayuda, es que no eres el hombre con el que me casé. Este país te necesita, Mike. Demuestra al mundo lo que vales.

5 minutos después...

Cuando Michael llega finalmente al laboratorio científico, todos le reciben con una gran ovación. Mike se excusa humildemente: "Ahora no es el momento, compañeros. ¡Es hora de salvar el mundo!"

-¡Ya lo tengo! ¡Ya sé cómo evitar la catástrofe! ¡Tenemos que cortar el cable rojo!
-Me temo que eso es imposible. Las partículas se multiplicarán y el núcleo electromagnético hará que las ondas provoquen un efecto espejo Podría ser peligroso.
-Yo digo que lo intentemos. Al fin y a cabo, no perdemos nada, ¿no es así?
-Podríamos perder millones de vidas, señor. ¿No sería mejor estudiar los posibles efectos adversos y tratar de encontrar el antídoto?
-¿Quieres que el mundo te recuerde como un cobarde que no quiso salvar el mundo por un simple tecnicismo?
-¿Perdón?
-Ya me has oído. ¿Es eso lo que quieres?
-Es verdad, qué voy a saber yo, un miserable científico con tres masters y un doctorado. Mejor probemos con lo tuyo.

***

Un mes después de la salvación del mundo, Michael Flanagan recibe la correspondiente medalla de honor y una posición permanente en el cuerpo de seguridad nacional. Por supuesto, él la rechaza para dedicar más tiempo a su familia. Ahora lleva una vida tranquila en un pequeño rancho en Missouri.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas