Revista Cine

Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren

Publicado el 29 noviembre 2017 por Patrick Bateman @CinefiliasO
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren
Bien es sabido la afición de Kenneth Branagh por trasladar reconocidas obras de la literatura a la gran pantalla. Ya lo hizo en 1994 con Frankenstein, la novela de Mary Shelley. Eruditos del tema, aseguran que esa adaptación del monstruo se asemeja mucho más a la novela que cualquier otra. Debido a mi nula afición por la lectura, no voy a ser quien discuta esto. Pero que la película no obtuvo los beneficios esperados, es un hecho.
A pesar de gozar de cierto reconocimiento en algunos de sus trabajos por parte de la academia, Branagh nunca ha presumido de grandes recaudaciones con sus trabajos en taquilla. No fue hasta que llevó a Thor, el superhéroe asgardiano de Marvel a la gran pantalla, que su carrera como cineasta se disparó en cifras económicas.
En su faceta como actor, a Branagh lo pudimos ver interpretando a uno de los mandos militares en la reciente Dunkirk de Christopher Nolan. Parece ser que este papel le han devuelto al Irlandés las ganas de actuar más a lo grande, puesto que se reserva el papel principal en su nueva película, la nueva adaptación de la novela más conocida de la escritora Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express.
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren
No es la primera vez que la novela se traslada al lenguaje cinematográfico, lo ha hecho en dos ocasiones para la televisión y una en la gran pantalla en 1974. Siendo esta última, dirigida por Sidney Lumet (12 hombres sin piedad) y con un reparto tan variopinto y famoso en la época en la que fue rodada, hacen que sea la más recordada y reconocida por el colectivo cinéfilo.
Durante un viaje en el legendario tren Orient Express, el detective belga Hercule Poirot investiga un asesinato cometido en el trayecto, y a resultas del cual todos los pasajeros del tren son sospechosos del mismo.
Con leves cambios en su estructura y añadiendo algunos nuevos detalles que no alteran en demasía su esquema ni desarrollo. El guionista de Logan y Alien: Covenant, Michael Green, respeta la historia principal sin trastocar a los personajes o las situaciones más importantes de la trama.
En cuanto a la estética y época en la que se desarrolla la historia, también se ha tratado con sumo cuidado. Pero como es lógico, la película busca una puesta en escena y representación mucho más estilizada y relativamente ‘moderna’, acorde para que el público del siglo XXI se sienta lo suficientemente atraído en el apartado visual.
Desde luego, el espectador que no tenga fresca la historia y sus detalles criminalistas, juega con ventaja, si hablamos de disfrutar. Conocer o recordar, según si se ha visto el film original o leído la novela recientemente y se recuerdan los detalles, se disfrutará menos de la experiencia por la que apuesta Branagh en su adaptación.
Quizás el cambio más notorio por así decirlo, sea ese. Ya que Branagh intenta en todo momento hacer partícipe al público de la investigación del asesinato, como si una partida del juego de mesa Cluedo se tratase. Una investigación que lleva a cabo el personaje principal, Hercule Poirot, pero que Branagh nos brinda la oportunidad de jugar la partida.
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren
El personaje de Poirot ha sido adaptado en aspectos morales y se muestra menos excéntrico que en la versión dirigida por Lumet. Su cambio estético no será del agrado de los más puristas, tras ese sofisticado nuevo triple bigote respingón, cuesta incluso de reconocer el rostro de Branagh, nos brinda una correctisima y válida interpretación de su papel, qué es tan difícil como peliagudo entrar a debatir o valorar si Branagh lleva a cabo mejor su actuación que Albert Finney, el actor que da vida a Poirot en la obra de 1974. Finney tiene una larga trayectoria y ha trabajado con directores como los hermanos Coen o Sam Mendes en una época más actual. Yo creo que ambos son distintos y que el Poirot de Branagh no desmerece al personaje.
La película de Lumet habría con un prólogo distinto al de la obra de Branagh. Mientras que Lumet nos ponía en situación de la investigación en la propia apertura, Branagh aprovecha para mostrar las cualidades del personaje principal y sus especiales habilidades para resolver casos desde el minuto uno. Son formas distintas de contar lo mismo, para mí, ambas perfectamente válidas.
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren
La película respeta el tono y el reparto coral de la obra de 1974 de la que toma muchas influencias. Empezando porque, reúne a variopintos actores en ambas versiones. Algunas conocidas caras de la época como Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins o Martin Balsam desfilaban en la versión del 74. En la nueva versión se recurre a algunas caras menos conocidas, pero mantiene una parte del elenco con caras famosas como Johnny Depp, Penélope Cruz, Leslie Odom Jr., Michelle Pfeiffer o Judi Dench.
Un reparto que, salvo algún pequeño cambio de etnias, mantiene los roles de todos los personajes y sus características principales que se mantienen fieles al film de Lumet y, supongo que a la novela también. No lo puedo corroborar, pues no la he leído.
Parece que el propósito de Branagh es no dejar caer en el olvido películas y novelas tan clásicas como la que aquí nos ocupa. Quizás las nuevas generaciones deberían tomar partido e interés en las películas clásicas sin necesidad de remakes. Pero todavía recuerdo que muchos de los de mi generación no habrían visto tampoco muchos de los clásicos del cine de no ser por los remakes.
Un ejemplo bien claro, es La cosa de 1951 y el remake realizado por John Carpenter en 1982, aunque considere mucho mejor la de Carpenter. Creo que el cambio generacional influye mucho a la hora de cierta necesidad de hacer remakes, aunque últimamente se le haya ido de las manos a la industria del cine.
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren
Patrick Doyle, compositor habitual de Branagh, pone melodías de acompañamiento más enigmáticas y misteriosas que acompañan debidamente la parte más ‘oscura’ de la investigación. Una banda sonora totalmente opuesta al trabajo de
Esta versión dirigida por Branagh, cumple bien en todos los aspectos técnicos y su historia es bastante entretenida, siempre que no recuerdes el desenlace de la investigación. A título más personal, no se va a convertir en una de mis películas favoritas, pero creo que se puede ver sin ningún tipo de problema ni aversión. Branagh ha demostrado su pasión por los clásicos atemporales.
Asesinato en el Orient Express, misterio en el tren

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista