Revista Conciertos

Bach como disculpa

Publicado el 18 marzo 2010 por Pablosiana @pablosiana
Miércoles 17 de marzo, 20:00 horas. Centro Cultural CajAstur, Oviedo. "Bach por bulerías", José Luis Montón (guitarra flamenca), Gorka Hermosa (acordeón). Aforo casi completo con mucha gente joven ¡qué alegría!.
Sólo leer Bach me saca rápidamente de la aldea, y esta tarde este maridaje entre todo un guitarrista flamenco de amplia trayectoria en su campo, aunque haciendo escarceos con la clásica desde siempre (y con lo que le echen), y todo un acordeonista que está elevando la generalizada opinión que de su instrumento se tiene en el mundo clásico, no podía salir mal.
La tímbrica de ambos instrumentos así como el estilo que han fusionado, recuerda en muchos momentos al gran Piazzola pero también por momentos a Chano Domínguez, Dorantes, Paco de Lucía y todos los grandes que beben del flamenco. Más a la vista de todo ello, no hago sino confirmarme en una tésis que defendemos muchos seguidores del "Dios Bach", incluyendo los "politeístas" que dice mi admirado Rubén Díez: BACH ES EL PADRE DE TODA LA MÚSICA, y lo pude comprobar al ver cómo el argentino usaba muchas armonías de Mein Gott, e incluso el Flamenco bebe del "Maestro Pelucas", sin olvidarme que para Les Luthiers su inspiración es Johan Sebastian Mastropiero hasta en los tangos.
La velada comenzaba con dos arreglos o si se quiere versiones muy originales del Kantor de Leipzig: la Chacona BWV 1004 y el Preludio nº 2 en Do m, BWV 847 de "El clave bien temperado", por momentos en la onda de Jacques Louissier pero con el toque del acordeón y la guitarra olvidándonos de percusiones. Un excelente acercamiento no sólo desde los botones de un aerófono que por momentos sonó como su hermano mayor, sino ese ritmo de bulería "camuflada" en un guitarrista que reconoció no leer música pero gran artista y compositor de las dos obras siguientes que rememoraron flamenco, nuevo tango e incluso aires norteafricanos: Manantial y La fiesta.
Y no podía faltar una versión del conocidísimo Libertango de Piazzola con el acordeón solo para corroborar las primeras impresiones del concierto no sólo por el lenguaje y ambiente creado sino por un virtuosismo instrumental (recuerdo que es el de botones y no el llamado acordeón piano) que nos dejó a todos en el más completo silencio para poder disfrutar hasta de la "percusión" sobre los botones de la mano izquierda.
Para seguir disfrutando de la vertiente flamenca pero a solo, el maestro nos dejó una colombiana, Mi niña de Cali (que se puede escuchar en MySpace© del maestro Montón), y un tanguillo, Tiempo, con poderío y pellizco que diría un trianero.El acordeonista vasco no sólo domina el instrumento sino que también compone, y suyos fueron a dúo los temas Anantango, una relectura vasca del tango "piazzolero", y Albiztur (se puede escuchar en MySpace© de Gorka), una jota del siglo XXI donde la guitarra se adaptó como un guante, aunque la versión "completa" donde también está Montón con un grupo de lo más potente, quiero dejarla aquí desde YouTube©:

Dice un refrán que la alegría en casa del pobre dura poco y el concierto se acababa como empezó, de nuevo "adorando a nuestro Bach" con una versión a dúo del Preludio BWV 1006 de la Suite para laúd / guitarra. Realmente mágico, original y un deleite no apto para puristas, aunque Bach siempre es Bach se toque como se toque, sobre todo BIEN.
La propina resultó como el propio programa, unas bulerías de J. L. Montón que el propio Gorka Hermosa ha versionado con su grupo: Agüi, también insertadas de YouTube©:

Siempre tengo fe en Bach... no suele crear crísis ni a los agnósticos...

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog