Revista Cultura y Ocio

Balance de lecturas 2018

Publicado el 10 enero 2019 por Laura Coll Rigo
¡Hola a todos!
Adivinad con qué entrada vengo hoy. ¡Correcto! ¡Un resumen de mis lecturas del 2018! No tengo ni idea de cómo lo habéis adivinado, yo que intentaba sorprenderos...Quizás no debería haberlo puesto en el título. Este tipo de entradas pululan por todos lados en estas fechas, lo sé. ¿Y por qué deberíais quedaros y leer la mía? Pues porque soy yo, ¿acaso se necesitan más motivos?
No, en serio, a mí me gusta cotillear estas entradas, porque de un solo vistazo veo cómo ha sido vuestro año lector. Me gusta ver que he leído muchos más libros que vosotros (ojalá), regodearme en vuestro dolor con vuestro TOP de malas lecturas (no es cierto, lo que es verdad es que esas son las críticas más jugosas) y aumentar mi TBR con vuestros libros favoritos. Por eso os traigo esta entrada, para que podáis hacer lo mismo, y porque a mí me va genial para recapitular y hacer un poco de balance del año. Aquí van cuatro estadísticas de Goodreads:
Balance de lecturas 2018En cuanto a cantidad de lecturas, he quedado bastante decepcionada. Siempre me propongo leer 100 libros y hace un par de años que no lo cumplo por falta de tiempo. Me marco esa meta porque es una cantidad con la que me siento a gusto, no porque sean muchos o pocos. Es decir, si antes podía, ¿por qué no ahora? Consecuencias de hacerse mayor. Ojalá tuviera tanto tiempo como antes, más que nada porque los libros pendientes por leer se van acumulando de cada vez más. Si tan solo pudiera mantenerme alejada de las librerías de segunda mano... 
Este año he leído 51 libros, una cifra muy mejorable. Este año me ha pasado que se ha reducido muchísimo mi tiempo de lectura, había semanas en las que, a causa de los trabajos, no podía leer durante semanas. ¿Sabéis cuando os preguntan en qué sitio lees más? Las respuestas típicas son en la cama, en el sofá, en el sillón. Bien, pues este año los lugares en los que más he leído han sido en el autobús (en trayectos de 15 minutos) y caminando por la calle (también trayectos de 15 minutos). Os prometo que no soy un peligro para la seguridad vial. Por supuesto, este año me propongo leer más pero, ya se verá, si no se puede no se puede.
En cuanto a calidad...basta que veáis mi nota media en Goodreads. Un 3. No es una nota baja y tampoco es muy diferente de la de 2015 (2'9), 2016 (3) y 2017 (2'8), pero esperaba más, en especial porque este año me he esforzado mucho por encontrar un 5/5 y he elegido mis lecturas pensando en los libros que más podrían gustarme. Y ha sido algo agotador. Normalmente, suelo coger los libros del estante al azar, el primero que viene, sin expectativas de ningún tipo, pero este año cada vez que elegía una lectura me preguntaba "¿De verdad creo que este libro será un 5/5? ¿Debería coger este o leer otro?", y era bastante agobiante, sobre todo porque empezaba la lectura con unas expectativas muy altas que luego no se cumplían. Así que nada, este año voy a volver al método tradicional y voy a dejar que los libros me sorprendan.
Y ahora, os dejo dar un vistazo al total de mis lecturas:
Balance de lecturas 2018
Ya. Se ve muy pequeñito. La próxima adjuntaré una lupa. ¿Creéis que es mejor poner todas las portadas en grande? Es para tenerlo en cuenta para el año que viene. En fin, en Goodreads he puesto a tres libros el 5/5, pero no os hagáis ilusiones, en realidad son un 4'5/5. ¡Eh! ¡Que tiene mucho mérito! ¡El año anterior no encontré ninguno! Así que como veis, lo de buscar las mejores lecturas ha funcionado. 
En cuanto a los libros sin puntuación, uno de ellos (el que no tiene portada), es un poemario de Gabriel Alomar. No le puse nota porque no me sentía quién para juzgarlo porque a) No es un género que me guste y b) No me siento lo suficientemente docta en el tema para imponerle una puntuación. En cuanto al segundo, es una antología de relatos que el autor me ofreció para reseñar en el blog. No me convenció porque los relatos no me dijeron nada, pero tenía poco que comentar al respecto y el autor aceptó que no lo reseñara. Creo que necesita pulir, y por eso no le he dado ninguna puntuación.
Y ahora, me gustaría hacer un TOP 5 de mejores y peores lecturas del año. Si hacéis click en el título, del libro os llevará a su reseña correspondiente.
TOP 5 MEJORES LECTURAS 2018
1. Voces de Chernóbil, de Svetlana AlexiévichPodría decir tanto de este libro...y no haría más que quedarme corta. Una lectura dura, que me ha conmovido hasta dejarme al borde de las lágrimas. Señoras y señores, los lectores leemos por libros como este. Libros que te dejan con los sentimientos a flor de piel, que te remueven por dentro, que consiguen que al terminarlos, veas el mundo de forma distinta, no porque ese mundo haya cambiado, sino porque eres quien ya no es la misma de antes. Un libro que se te queda dentro, como una espina clavada en el corazón. Leedlo. Simplemente, leedlo en algún momento de vuestra vida. 
2. El héroe de las eras, de Brandon SandersonNo soy fan de Sanderson. Soy MUY fan. Y por motivos más que justificados. Si no sabías que este autor me encanta...¡hola, bienvenido al blog! Está claro que eres nuevo por aquí. Estuve relegando esta lectura mucho tiempo, porque imaginaba que iba a gustarme muchísimo. Bien. Eso es quedarse corto. Iba con expectativas muy altas, pero el autor no solo las ha superado, sino que se ha sentado en el trono del Olimpo y se ha reído a mi costa. PERO QUÉ MARAVILLA. Los mundos que crea Sanderson son tan completos que parecen tangibles, como si fueran la obra de un miniaturista hiperrealista. Y los personajes...son complejos como el mecanismo de un reloj, tienen la  profundidad del pozo por el que cae Alicia, y tal nivel de realismo que parece que se materializarán ante ti en cualquier momento. Por no hablar de la trama, que te cautiva y absorbe hasta el punto de olvidarte de ti mismo. Y qué decir del final... nunca había visto tanta maestría junta. Sin duda, el broche de oro a una trilogía que brilla con luz propia
3. La corte de los espejos, de Concepción Perea¿Por qué autores españoles de tanta calidad han pasado tan desapercibidos? Es más, ¿cómo pude leer este libro y no darme cuenta de la maravilla que tenía en las manos? Imperdonable. No esperaba nada de esta relectura, y lo ha sido todo. Aún no he hecho la reseña porque no me veo capaz de escribir algo que esté a la altura. Esto es fantasía de calidad, la literatura necesita más obras como esta. Un libro en el que no hay héroes, sino que está lleno de personajes atípicos, con una personalidad arrolladora, que hacen las cosas mal, pero no puedes juzgarlos por ello. Un mundo de fantasía coherente cuya trama va más allá del típico viaje. Este libro encierra entre sus páginas una dura crítica a la esclavitud, al racismo y refleja una realidad perfectamente normalizada. Y la prosa...al más estilo Rothfuss. Puede que la obra te cautive por sus personajes, que te enganche por su trama, pero sobre todo, te enamorará por sus palabras. 
4. Contra la lectura, de Mikita BrottmanUn ensayo. Quién hubiera dicho que una de mis mejores lecturas de este año sería un ensayo. Pero es que es un ensayo escrito por y para amantes de la lectura, para todos aquellos para los que la lectura es algo que los define, para todos aquellos a los que no les moleste ver tambalearse el culto que tradicionalmente se ha establecido a la lectura. Las reflexiones que hay en el libro son magistrales, ataca verdades que tenemos asumidas como universales, relativiza la realidad y hace que lo veamos todo desde un punto de vista completamente diferente. No solo he empatizado con las ideas del libro, sino que esboza un retrato de mí misma tal, que era como mirarme en el espejo. Por no hablar de cómo la pasión por la lectura, por los libros, por la letra escrita, se vive en cada página.
5. ¡Guardias! ¿Guardias?, de Terry PratchettDebido a la longitud de su saga, nunca encontraba el momento idóneo para ponerme con este autor. Y ahora me pregunto por qué no he empezado antes. Tenía las expectativas muy altas, pero las ha superado con creces. Un libro original, que rompe con todos los estereotipos y se burla con el lector de todos los clichés que impregnan la fantasía. Un libro con el que te reirás carcajadas, plagado de personajes variopintos y con unos diálogos desternillantes. Pero no es una simple novela de humor. Es una obra que pese a su aparente trivialidad, está muy trabajada, no solo por los juegos de palabras que caracterizan al autor, sino también por la dura crítica que realiza al género. Una sátira  brillante que arremete contra todo.
Balance de lecturas 2018Balance de lecturas 2018Resultado de imagen de La corte de los espejos, de Concepción PereaResultado de imagen de Contra la lectura, de Mikita BrottmanResultado de imagen de ¡Guardias! ¿Guardias?, de Terry Pratchett
TOP 5 PEORES LECTURAS 20181. En busca del azul, de Lois LowryPecado nº1: Indiferencia. Creo que una de los peores defectos que puede tener un libro es el hecho de generar indiferencia al lector. Cuando un libro te enfurece, es porque ha hecho algo mal, y como mínimo, puedes aprender de ello. En cambio, un libro que te provoca indiferencia no te aporta absolutamente nada. Este ha sido el caso. No sabría decir qué es lo que está mal en este libro, pues al mismo tiempo lo es todo y nada. Un libro cuya trama no tiene ningún interés, que no profundiza en los personajes, infantil y muy previsible. Un libro vacío que te deja exactamente igual que antes de empezarlo y que solo supone una pérdida de tiempo. 
2. Dune, de Frank HerbertPecado nº2: edición poco cuidada. Que un libro esté correctamente escrito es algo que no debe valorarse porque se da por supuesto. No ha sido este el caso. Este libro presenta tantos errores a nivel de ortografía, estilo y tipografía, que me vi en la necesidad de hacer una entrada especial para hablar de ello. Es como una guía de todo lo que no debe hacer una editorial al publicar un libro. Por supuesto, de eso no tiene la culpa el autor. De lo que sí tiene la culpa es del resto de cosas. Los personajes te producen indiferencia (excepto el protagonista, que cae mal), no están desarrollados y no evolucionan. La ambientación tampoco está desarrollada y presenta muchas lagunas (lagunas sin agua, recordemos que es un planeta desierto [desierto sin agua, porque la de gente que hay allí escondida no es ni medio normal]). La trama no genera interés y no avanza, las reflexiones filosóficas no llevan a ningún lado y el final es completamente anticlimático. No os lo vais a creer, pero yo estaba firmemente convencida de que este libro iba a ser un 5/5... 
3. Les possessions, de Llucia RamisPecado nº3: Falta de núcleo. Este libro está tan desorientado como la brújula de Jack Sparrow. Esta es una obra que va dando tumbos de aquí para allá, tocando muchos temas sin profundiza en ninguno, para terminar con todos los cabos sueltos y sin posibilidad de continuación.  No entendí el objetivo del libro, no sé qué quería contar la autora. Todos escribimos por una razón: transmitir. Y este libro no me transmitió nada en absoluto, más allá de frustración. A eso, hay que sumarle el afán de protagonismo de la autora, que aprovecha la novela para convencer al lector de su visión del mundo, poniendo esas ideas en boca de los personajes de forma completamente artificial. 
4. Balthazar, de Claudia GrayPecado nº4: Pastiche. Tengo pendiente hacer una entrada sobre por qué después de todo los clichés no son tan malos. Y sin duda, no voy a coger este libro de ejemplo. Imaginad que cogéis todos los clichés habidos y por haber sobre la novela paranormal juvenil. Tachaaaan. Este es el resultado. Personajes inmaduros, el chico posesivo y celoso, instalove, la chica en apuros, el baile de fin de curso, la exnovia cabeza hueca, padres ausentes,...A eso hay que sumarle una trama poco coherente, escenas poco creíbles y una creación del mundo ridícula. Se nota que la autora quería subirse al carro de este tipo de novelas y su ambición no llegaba más allá de crear algo que fuera más de lo mismo. 
5. Sola. Carta a mi secuestrador, de Lucy Christopher
Pecado nº5: Inverosímil. El objetivo de este libro era mostrar cómo puede surgir el síndrome de Estocolmo, pero falla estrepitosamente. La autora sólo tenía que hacer una cosa: crear una relación creíble. Pero no lo consigue en absoluto. Había una buena base sobre la que asentar la relación, pero no se han aprovechado y todo es muy precipitado. Además, por difícil de creer que parezca, me ha caído mejor el secuestrador que la protagonista. Pero qué chica más insoportable. Tiene poca inventiva, se deja hacer, es poco rebelde, poco razonable, impulsiva y algo tonta. Por no hablar del hecho de que lo narra todo de forma desapasionada y sin transmitir sus sentimientos. De verdad, no merece vuestro tiempo.
Balance de lecturas 2018Resultado de imagen de Dune, de Frank HerbertResultado de imagen de Les possessions, de Llucia RamisResultado de imagen de Balthazar, de Claudia GrayBalance de lecturas 2018

Volver a la Portada de Logo Paperblog