Revista Cultura y Ocio

Balance de lecturas 2020

Publicado el 06 enero 2021 por Laura Coll Rigo

 ¡Hola a todos!

Adivinad con qué entrada vengo hoy. ¡Correcto! ¡Un resumen de mis lecturas del 2020! No tengo ni idea de cómo lo habéis adivinado, yo que intentaba sorprenderos... Quizás no debería haberlo puesto en el título. Este tipo de entradas pululan por todos lados en estas fechas, lo sé, las veo por todas partes (aunque muchas no las he leído aún porque tengo pendiente visitar vuestros blogs). ¿Y por qué deberíais quedaros y leer la mía? Pues porque soy yo, ¿acaso se necesitan más motivos?
No, en serio, a mí me gusta cotillear estas entradas, porque de un solo vistazo veo cómo ha sido vuestro año lector. Me gusta ver que he leído muchos más libros que vosotros (ojalá), regodearme en vuestro dolor TOP de malas lecturas (no es cierto, lo que es verdad es que esas son las críticas más jugosas) y aumentar mi TBR con vuestros libros favoritos, si es que no lograsteis convencerme con las reseñas. Por eso os traigo esta entrada, para que podáis hacer lo mismo, y porque a mí me va genial para recapitular y hacer un poco de balance del año
Antes hacía entradas más dispersas: una para los retos, otra para las mejores lecturas y otra para Goodreads, pero desde el año pasado decidí unificarlo todo. Quizás quedará algo larga, pero sin duda será concentrada. ¡Allá vamos!
RETOS LITERARIOS 2020
Balance de lecturas 2020Balance de lecturas 2020
Aunque durante muchos años me estuve apuntando a numerosos retos literarios, hace un par de años decidí dejarlo porque ya no me emocionaba. Me aburría el tiempo invertido en cuadrar mis lecturas en los retos y también ver que, al leer menos y no intentar activamente cumplirlos, muchos quedaban a medias. En consecuencia, este año 2020 me apunté solo a dos: el Reto Goodreads y el que organiza cada año este blog, 20 kilos de conocimiento (solo faltaría, que no me apuntara a mi propio reto). Para mi sorpresa, este año he logrado terminarlos ambos y con tiempo de sobra, cosa que me hace muy feliz.  Aquí os dejo el enlace para que veáis los resultados completos.
La cifra que pongo en Goodreads es simbólica (hace años que no llego a los cien libros, tal y como me gustaría), lo que realmente me interesa es hacer un recuento de los libros que voy leyendo. Este año reduje mucho la cifra (solo 50 libros), por lo que tampoco es tan raro que lo haya logrado. En total he leído 67 libros, aunque Goodreads indique 60, pues hay varios que no estaban en la plataforma y me daba pereza subirlos o eran libros que leí en la editorial en la que trabajaba y que aún no se han publicado. Pese a que, como he dicho, superar mi reto no tiene mucho mérito. En general me siento orgullosa pues he leído 10 libros más que el año pasado. Hace ya un par de años que estoy remontando, espero que eso siga así este año. Por supuesto que me gustaría leer tanto como años atrás, pero todo tiene una explicación. Y es que a medida que disminuyen los libros leídos, más aumentan las películas, animes y series que he visto. Además, G me comenta sus libros con tanta profundidad, que casi podría incluirlos. 
En cuanto al reto de 20 kilos de conocimiento, he logrado superarlo, después de varios años sin conseguirlo y eso sí que me hace feliz. ¡Ya era el colmo no superar mi propio reto! Además lo he terminado con tiempo, a mediados de noviembre y eso es bien. Es cierto que últimamente estoy abusando mucho de la lectura en papel y que tengo el ebook muy abandonado, cosa que es un poco triste porque mi lista de libros digitales es muy amplia, y de aquí a que me ponga con ellos ya no serán de mi gusto. Por otra parte, con esto he conseguido aligerar un poco mis estanterías (mentira como una catedral ¡No puedo evitar seguir comprando libros, están a 2€ en ReRead y a 20€ en Agapea! Tú y yo sabemos que has comprado libros que no  hacía falta) en la que también hay muchos pendientes
GOODREADSBalance de lecturas 2020
En primer lugar, quiero dejaros con cuatro estadísticas de Goodreads:
Balance de lecturas 2020Sería interesante que Goodreads incluyera un par de estadísticas más, por no mencionar que el cambio de diseño del "Year in books" es muy soso. De todos los datos que podéis ver (ni que fueran tantos), creo que los más destacables son el de la media de páginas (que ha aumentado ligeramente respecto al año anterior, que eran 300) y el de la nota media. Esta última define muy bien mi año: unas lecturas bastante mediocres. No es una nota muy diferente a la de 2015 (2'9), 2016 (3), 2017 (2'8), 2018 (3) y 2019 (3) pero me parece muy baja. De verdad que no entiendo a esa gente que de media tiene un cuatro a más. Es cierto que soy una persona muy crítica, y me cuesta mucho valorar al alza y poner puntuaciones altas, pero también es verdad que voy con muchas expectativas con mis lecturas, por lo que inevitablemente me decepcionan. Ya no me presiono por encontrar un 5/5 (y este año hay dos libros con los que me he acercado mucho), pero sí que no puedo evitar esperar cosas de los libros que tengo. ¿Debería cambiar de mentalidad? Quizás, pero me resulta muy difícil, pues entonces leería libros de forma indiscriminada, y la vida no da para tanto. ¿Que debería fiarme menos de las recomendaciones? Quizás, pero hay algunas reseñas tan convincentes...
Por otra parte, aquí os dejo un vistazo a mi total de libros leídos (sin contar los que no están en Goodreads):
Balance de lecturas 2020
Como veis, le he puesto cinco estrellas a El arcano y el jilguero y a Ronda de noche, pese a que en realidad es un 4'5 en ambos casos (eres demasiado exigente. Lo sé). En cuanto al único libro que no tiene puntuación es Siete cartas, un relato de Ferran Varela. De este autor he leído algunos relatos más (ese es el nivel de adoración que le tengo) que ni siquiera estaban en Goodreads, por lo que ni los he contado. Estas historias son tan breves que no me parece que daban incluirse en el recuento. Este solo lo he añadido porque representa a todos los demás y porque era el único que estaba en la plataforma. 
Y ahora, me gustaría hacer un TOP 3 de mejores y peores lecturas del año. Si hacéis click en el título del libro, os llevará a su reseña correspondiente.Balance de lecturas 2020

TOP 3 MEJORES LECTURAS 2020
1. El arcano y el jilguero, de Ferran VarelaLa mejor lectura del año, sin ninguna duda. Si no fuera por pequeños detalles le hubiera puesto el 5/5. Es el tipo de libro que te atrapa desde el primer párrafo. Que digo, desde la portada, pues la edición es increíble. Suelo quejarme del precio de los libros, pero este vale cada céntimo. Y su interior no es menos impresionante. Para empezar, es un libro que está escrito con mucho mimo, como si cada palabra estuviera calculada al milímetroVarela es capaz de capturar la esencia de un sentimiento y encerrarlo en palabras. Puedes abrir el libro en cualquier página y perderte entre sus letras. Pese a la oscuridad que esconde el libro, pese a toda la sangre y el horror, es uno de los libros más bellos que he leído. La de Varela, es ese tipo de prosa que te acuna y acompaña a lo largo de toda la lectura, que sabe acelerar y frenar siguiendo un compás que no puedes ver, pero que sabes que está ahí. Este libro es una sinfonía que te arrastra y se lleva parte de tu alma consigo. Un libro que se lee con calma, porque quieres paladear cada palabra.Balance de lecturas 2020Por otra parte, no es un libro fácil a nivel emocional. Hay torturas gráficas y brutales, pero narradas de forma muy poética. Y es queel protagonista y narrador es un antihéroe con todas las letras, de esos que se deleitan torturando a inocentes, que matan a niños sin mostrar un ápice de compasión y que solo dejan un rastro de horror y muerte a su paso. Pese a ello, el autor consigue que nos pongamos en la piel de este personaje, que conozcamos los hechos que motivan sus actos, que comprendamos sus principios, que veamos más allá de esa terrible capa de rostros y descubramos al hombre que carga con ella. Sus deseos, sus miedos, su moral. Sí, porque de eso va la novela, de la lucha en la frontera, pero no una frontera geográfica, sino moral. Los límites entre el bien y el mal nunca antes habían estado tan difusos. Todas las cuestiones morales a las que se enfrenta el protagonista, todas sus dudas y vacilaciones internas, sus reflexiones sobre qué es lo correcto y descubrir la profundidad que se esconde tras su máscara de impasibilidad han hecho que quede maravillada con la obra.  Por último, decir que me ha gustado que aquí el pueblo llano importe. Podemos ver cómo sufre la guerra el pueblo y todas las consecuencias que ello conlleva. Y cada pueblo es un mundo y tienen sus costumbres, su arte, su cultura, su folclore, sus mitos, rituales e incluso dialectos propios. Tiene un nivel de detalle que he visto en pocas obras. No sé a qué estáis esperando para haceros con él
2. Ronda de noche, de Terry PratchettBalance de lecturas 2020El mejor que llevo leído de Pratchett hasta el momento. Otro libro que roza la perfección. Para empezar parte de una premisa innovadora que se aleja de esquemas anteriores y el hilo conductor de la trama es mucho más claro que en otras novelas, pues no tenemos tanto escenas sueltas como una trama bien hilada. Pero lo mejor es que el protagonista absoluto es Vimes, cosa que ha ayudado a centrar mucho más la obra. Es increíble la evolución que experimenta, lenta, pero lógica y sin dejar de ser él mismo. Aquí demuestra ser un gran estratega, inteligente, hábil, capaz de dominar a las masas y de hacer política. Y todo sin dejar de ser buena persona. El libro básicamente se podría resumir en Vimes molando a cada página.Por otra parte destacar la gran cantidad de reflexiones que hay. En esta ocasión encontramos una sátira a las revoluciones, al sistema policial y a las guerras civiles. El autor no solo sabe dónde se mete, sino que sabe aunar muy bien temas serios con el humor. En esta obra encontraréis numerosos juegos de palabras y bromas inteligentes, pero es que además, el humor es más situacional que en escenas sueltas, cosa que hace que gane mucho y que no resulte tan artificial. A todo esto añadir que es un autor que innova mucho con el lenguaje y que sabe que sus lectores no son tontos, por lo que su obra está plagada de sutilezas. No os diría que empezarais a leer al autor por este libro, porque os perderíais gran parte de la evolución del personaje, pero sí que leer los anteriores merece la pena solo por este. 
3. Un trabajo muy sucio, de Christopher MooreUn libro del que esperaba poco pero con el que me he llevado una muy grata sorpresa. Ojalá hubiera comprado más de este autor cuando tuve la oportunidad. Por suerte, aún tengo varios en la estantería.Es un libro que parte de un argumento muy original y que juega muy bien con el humor absurdo. ¡Lo que me he reído!Balance de lecturas 2020Por otra parte, me gusta mucho cómo se trata el realismo mágico en esta obra (y eso que no es un género que suela encajar conmigo) porque los personajes responden de forma coherente con su personalidad y sus reacciones encajan con su forma de ser y de ver el mundo, por lo que me resulta creíble.Charlie, el protagonista me ha parecido muy bien construido, coherente y peculiar, de esos personajes que se salen del molde, y no solo él, sino que todos los personajes me han gustado mucho, tanto principales como secundarios. Son todos muy divertidos y característicos, sin perder un ápice de verosimilitud.Por último, me ha parecido interesante que sea una obra que se atreve a tratar un tema bastante tabú, la muerte, y hacerlo desde una perspectiva muy poco habitual, el humor, y es que la obra está llena de humor negro. Es claramente de corte adulto está bien escrita, es muy ligera y cuenta con unos diálogos espectaculares, tanto por su dinamicidad como por el realismo. ¿Qué más se puede pedir? ¡Ya estais tardando en darle una oportunidad!
TOP 3 PEORES LECTURAS 20201. Hijo del hierro, de J. P. NaranjoUn libro que se ha ganado a pulso el primer puesto de mis peores lecturas del año. Es una novela que falla por todos los flancos, lo único que puedo salvar de ella es la edición. Oh, y me gusta cómo se normaliza la homosexualidad y que el romance no se desarrolle y que se deje para más adelante, cuando todo haya terminado. Pero a parte de eso...Hacía mucho que una novela no me enfadaba tanto. ¿Y por qué la seguí leyendo?, os preguntaréis. Quería saber hasta donde era capaz de llegar y ha superado mis expectativas. Era tal mi nivel de indignación que tuve que hace una segunda parte de la reseña con spoilers, solo para desahogarme. Leer este libro ha sido toda una odisea. Para empezar había constantes errores ortográficos, el autor abusaba de frases y párrafos cortos que resultaban artificiales y rompían el ritmo. Además, inventa palabras para dotar de verosimilitud a su mundo pero no tienen sentido a nivel de evolución lingüística (la filóloga ha hablado). A eso hay que añadirle que el autor demuestra tener un manejo nulo de la voz de los personajes, pues todos tienen la misma que prota, un adolescente de dieciséis años.Balance de lecturas 2020Por otra parte, tanto Dorean, el protagonista, como la sociedad en la que vive me han parecido poco coherentes. En teoría es un mundo dominado por mujeres, en el que se adoctrina a la población y se les vende la idea de que los hombres son inferiores, pero los hombres de Matter son esclavos con la mentalidad de nuestro presente y no han sido adoctrinados. Dor, gracias a los libros de contrabando, cree en la igualdad entre hombres y mujeres, pero a veces está criticando lo malvadas que son las mujeres, mientras que algunas páginas después nos suelta un discurso feminista que en realidad es del autor y que resultan muy artificialesEl problema es que Dor habla constantemente de la igualdad, pero al mismo tiempo no para de recordar que es un hombre que hace cosas de hombres. Huy, me molestó mucho que estuviera reafirmando constantemente su masculinidad, como si fuéramos a olvidarlo.Por otra parte, sin ninguna justificación razonable, más allá de porque lo dice el guion, el protagonista es el héroe de los esclavos de Matter y le aceptan como líder de los rebeldes automáticamente. A eso hay que sumarle que la trama es un desastre: hay muchas casualidades, muchos agujeros de guion, muchas cosas que suceden porque patata, pruebas estúpidas que el protagonista gana porque es "el elegido" o porque los enemigos son muy tontos, y en general la sociedad no se sostiene por ninguna parte. Ni siquiera la guerra se presenta de forma coherente. Ninguno de los dos bandos tiene una buena organización política ni militar, ni se detalla cómo es la sociedad.Solo puedo recomendaros que os mantengáis lo más alejados posibles de este libro.2. Dansa amb dracs, de George R. R. MartinAún no me hago a la idea de que he leído esta monumental saga. En general ha sido una decepción tras otra y soy incapaz de ver la grandeza que le han visto tantos lectores. Este ha sido el peor, pero solo porque se intensifican los fallos de los demás y tiene muchas más páginas, hasta el punto de que creía que no iba a terminarlo nunca.En general tenemos una sucesión de capítulos de distintos personajes cuyas tramas se encuentran estancadas. No "nudo" y mucho menos "desenlace", pues el libro termina sin que se cierren las tramas de los personajes, y podían haber acabado en el punto en el que lo hacen o doscientas páginas antes o después sin que hubiera habido ninguna diferencia.La trama es casi inexistente. La mayoría de las tramas no son interesantes y las que tienen potencial, les sobra rellenoBalance de lecturas 2020Los personajes están estancados y lo único que se hace es repetir ideas que ya se han desarrollado en otros capítulos. Páginas y páginas que no aportan nada y que ni siquiera sirven para desarrollar los personajes puesto que estos no dan más de sí. Descripciones de ropa, lugares, batallitas del pasado que no aportan nada y nombres, MUCHOS nombres.Por otra parte, la obra no logra transmitirte nada. Solamente empatizo con los personajes principales, pero el resto me son indiferentes, por lo que sus muertes me dan igual. Martin es conocido por ser cruel con sus personajes, pero eso me ha parecido mentira, pues los personajes que mueren y sufren no son protagonistas sino el pueblo llano y al verlo todo desde el punto de vista de los privilegiados, acostumbrados a estas desgracias se cuenta con frialdad e indiferencia. Martin nunca hace que nos pongamos en la piel del pueblo, de aquellos que sufren, ni tampoco vemos las barbaridades como tales.A eso hay que sumarle que hay 18 puntos de vista, de los que solo importan diez. Estos puntos de vista no resultan interesantes porque la mayoría no se centran en las personas que realmente mueven la acción. Además el territorio es demasiado amplio, por lo que no hay interrelación entre los personajes y lo que hacen no afecta la trama de los demás.Finalmente decir que la construcción del mundo, me parece nefasta. Llevo cinco tocho libros y aún no entiendo bien cuántas religiones hay ni cómo funcionan. Se ha mostrado muy poco de ellas, y todo de forma muy dispersa y ambigua. Por mi parte, leer este libro ha sido un suplicio que no le deseo a nadie y tengo claro que no seguiré con el resto.

3. Yo, Julia, de Santiago PosteguilloComo veis, de este aún no he publicado la reseña. Estaba muy ilusionada con leer algo de este autor tan alabado y menudo batacazo me he llevado. Lo he terminado a fuerza de voluntad, porque ya llevaba más de la mitad y porque no tenía más audiolibros a mano. Esta lectura también ha sido un suplicio. Le he visto muchos problemas y no entiendo el éxito que ha cosechado. Para los historiadores y demás apasionados de la historia, entiendo que sea un soplo de aire fresco, pues se aprende lo mismo que en un manual pero de forma un poco más ligera, pero para los que estamos acostumbrados a historias de ficción en las que importan la trama y los personajes, no lo veo en absoluto.Balance de lecturas 2020Para mi sorpresa, me he encontrado con un manual de historia encubierto pues la fidelidad histórica es excesiva.Se ofrece mucha información contextual que no afecta en nada a desarrollo de los acontecimientos ni a los personajes, y que está allí para ofrecer realismo y para que el autor presuma de haberse informado. Los personajes son una excusa, herramientas narrativas para contar unos hechos históricos e informar al lector, por lo que este libro es más divulgado que narrativo.Es un libro que se centra demasiado en los hechos y deja de lado a los personajes. La trama me ha aburrido soberanamente porque es lineal, no hay ningún giro ni se intenta crear tensión narrativa. En general está lleno de escenas que no aportan nada a nivel narrativo y de personajes que no aportan nada a la trama.Hablando de personajes, no hay ni uno solo que me haya interesado lo más mínimo. Casi no se reflejan sus sentimientos y emociones y mucho menos evolucionan. Todos son planos, incluso los protagonistas. En especial Julia ha sido uno de los personajes más decepcionantes de la obra, pues el autor le quiere dar una relevancia que no tiene. Se insiste constantemente en su belleza, en su inteligencia y en su papel clave en la trama, cuando en realidad ella no pinta nada. Pero para intentar hacerte creer lo contrario, los personajes están recordando constantemente la importancia de Julia en los acontecimientos, cuando esta es muy menor. De ella esperaba mucho más protagonismo y una participación más activa. Por último, decir que la narración es muy farragosa. El narrador y los personajes repiten información constantemente, hablando sobre cosas que ya saben para recordárselas al lector, tratándolo de tonto. Y lo que es peor, hay varios resúmenes de los sucesos que acaban de tener lugar. Soporífero, dudo que vuelva a darle una oportunidad al autor. 

Y eso es todo por hoy. ¿Qué tal ha ido vuestro año lector?

Volver a la Portada de Logo Paperblog