Revista Europa

Bergen

Por Argentalico


A 450 kilómetros hacia el oeste de Oslo, sobre la costa del mar de Noruega, se encuentra esta bonita ciudad escandinava.
Para trasladarse desde Oslo, se pueden utilizar varios medios: autobús, tren o via aérea. Los precios entre estas dos últimas dependiendo de la situación y del tiempo de anticipo con que se realiza la operación de compra de billetes, pueden ser muy convenientes.
En mi caso he utilizado el tren, que comprando el billete en el sitio web, ofrece descuentos de hasta 50/60%, en especial si se utiliza el servicio nocturno. El viaje dura unas 8 horas y atraviesa muchas zonas de montaña, en muchos casos inhóspitas e importantes centros de ski, por lo que es posible ver a mucha gente que sube y desciende con todo su equipo para este propósito.
La calidad del servicio de trenes, desde la higiene al confort y la puntualidad, resulta ilusoria y hasta utópica, en comparación con los trenes que se pueden ver y utilizar en Italia.
El clima es bastante lluvioso o nevoso, según la estación y las temperaturas, si bien son mas altas que en Oslo, se ven perjudicadas por un mayor nivel de humedad. Al menos en este periodo del año, no se registran temperaturas demasiado bajas y es difícil elegir la vestimenta, a fin de encontrarse cómodos y no sudar demasiado.
En Bergen, las actividades se concentran sobre todo en lo que es la pesca y sus derivados, como así también el turismo. El centro es bastante amplio y cuenta con una zona peatonal, varios edificios y monumentos históricos, galerías y centros comerciales.
Siendo una zona turística, ya que se encuentra en cercanía de los Fiordos, se habla mas el ingles y también es posible ver una gran afluencia de inmigrantes, siendo los mas numerosos, aquellos que provienen de África y el lejano Oriente.
En cuanto a precios y servicios, no hay mayores variaciones respecto a la capital y en algunos casos hasta resulta aun mas caro.
Una zona recomendada para visitar, es la denominada “Montana”, donde es posible realizar excursiones, caminatas y escalar sin necesidad de equipamiento especifico, accediendo a lugares y vistas panorámicas realmente increíbles.

Post Relacionados:

  • Oslo
  • Düsseldorf
  • Me gusta el mar
  • Amanece en alta mar
  • Viajando por Grecia, parte I
Si te ha gustado compartelo:
Etiquetas: Extranjero, Fotografía, Inmigración, Noruega, Opinión, Sociedad, Trabajo, Turismo, Viajes, Vivencias

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog