Revista África

Binti, ciencia ficción con tintes africanos

Por Aurora Moreno Alcojor @Alcojor

Ciencia ficción africana de la mano de una estadounidense de raíces nigerianas. Es Binti, una historia que nos sitúa en una narrativa poco convencional en África, un libro que nos lleva hasta la desértica Namibia, en un tiempo futuro en el que las relaciones intergalácticas son ya habituales.

La joven Binti pertenece la tribu de los himba, y proviene de una tradicional familia que se ha dedicado durante siglos a la creación de astrolabios, un preciso y avanzadísimo instrumento de navegación, en el que se guarda la historia de cada persona. Una familia de artesanos -"maestros armonizadores"- tan meticulosos como cerrados en sí mismos. Por eso cuando Binti, que es una excepcional matemática y la mejor reparadora de astrolabios de su familia, recibe una invitación de la Oomza Uni, una universiad interestelar a la que sólo pueden acceder los mejores estudiantes de cada galaxia, Binti no se lo piensa y marcha sin avisar a su familia.

Allí le espera un futuro incierto. Ella es la primera de todo su pueblo en salir de las arenas del desierto de Namibia, y ya en la nave espacial que les lleva a la Oomza Uni se da cuenta de lo dificil que será este viaje. Allí se encontrará con otros estudiantes humanos, como ella, pero pertenecientes a la tribu dominante de los khoush. Allí siente el rechazo de los otros por primera vez -"estos embarrados son unos mugrientos", escucha que dicen de ella en referencia al otjize, los tradicionales baño de arcilla que llevan los himba y que la protagonista decide mantener, al igual que las pulseras en los tobillos. Es un choque de bruces con la realidad, un golpe con la incomprensión y una lucha interna entre mantener sus costumbres y ser aceptada por los otros.

Pero también hay espacio para el entendimiento y el acuerdo, incluso con criaturas interestelares, como las medusas, una raza alienígena que ataca brutalmente la nave. Especialmente interesante es el enfrentamiento dialéctico de Binti con Okwu, una de las medusas, que le sirve para reflexionar sobre sí misma, su familia y las relaciones entre las personas.

"Incluso yo me daba cuenta de que Okwu no era la mayor de las medusas; demasiado impulsiva... Tenía algo que me recordaba a mí. Quizás fuera su curiosidad. Creo que, si fuera medusa, habría sido una de las primeras en acudir a verme. Mi padre decía que mi curiosidad era el último obstáculo que debía superar para ser una auténtica maestra amonizadora. Si en algo no nos poníamos de acuerdo era en eso: para mí, la única forma de ser extraordinaria era poseer la curiosidad suficiente para buscar la grandeza".

Este sería un resumen somero de lo que sucede en Binti, un libro repleto de acción pero en el que lo más interesante es la reflexión. Una obra en la que, más a allá de las batallas entre diversas criaturas y los poderes sobrenaturales de cada cual, se dejan entrever historias sobre los himbas, los pueblos antiguos, la mezca "interestelar", "interracial" e incluso "intra-espacial" en una reflexión sobre cómo nos acercamos a lo desconocido, cómo funcionan nuestros prejucios y las creencias que damos por hecho.

Personalmente, como alguien totalmente ajeno a los libros de ciencia ficción, pero siempre interesada en África y con ganas de leer, me acercaba a Binti con escepticismo pero tambien curiosidad. Al principio, ayudó ver que era una novela corta, y al final me dio rabia que se acabase tan rápico. La impresión es que el libro termina cuando está a punto de comenzar lo mejor. Y en realidad así es, Binti es el primer tomo de una trilogía de novelas cortas, que continúan con su llegada de la protagonista a la Universidad.Así que habrá que esperar las siguientes partes (la editorial ya ha confirmado que traducirán también el resto de entregas).

Con esta obra, la autora estadounidense Nnedi Okorafor (1974) llega por primera vez a España, gracias al trabajo de la editorial Crononauta, con la traducción de Carla Bataller. Okorafor, profesora de escritura creativa y Literatura, tiene una larga trayectoria a sus espaldas, pero es en los últimos años cuando ha ido ganado mayor relevancia. En su vida y en sus libros reivindica sus raíces nigerianas y aprovecha para poner a África en el mapa, como hace en Binti. Sus historias han recibido ya importantes galardones ( premio Hugo en 2016, Nébula en 2015, el Wole Soyinka Prize for Literature in Africa...), y la fama le ha llegado al saberse que una de sus novelas (Who fears death) se convertirá en una serie de la HBO de la mano de George R.R. Martin, creador de Juego de Tronos, que será el encargado de la adaptación de la obra. En esta obra, Okorafor escribe sobre el viaje espiritual de una niña sudanesa en un mundo postapocalílptico para entender sus poderes mágicos y vengar la violación de su madre. Esperamos también verla pronto.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas