Revista Viajes

Birkenkopf, donde la rota ciudad de Stuttgart descansa

Por Flaviaaroundtheworld @FlaviaATW
La II Guerra mundial destruyó no solo vidas, sino también numerosas ciudades. Muchas de las grandes urbes alemanas fueron reducidas a escombros y lo que hoy podemos ver de ellas es, en su gran mayoría, una reconstrucción total o parcial de lo que fueron. Ciudades como Berlín, Múnich, Dresden o Stuttgart están llenas de parches y heridas que esconden detrás de ellos una historia de dolor, destrucción, pero también de fortaleza y renacer de sus escombros.Birkenkopf stuttgartCasi la mitad de la ciudad de Stuttgart fue destruida, pero de su centro no quedó casi nada en pie. Aunque hoy podamos dar un agradable paseo por Stuttgart, después de la II Guerra Mundial era un campo de edificios muertos o casi destruidos. 
Años después de que la guerra terminara y una vez que los stuttgartenses se empezaron a recuperar de tantos años de barbarie, llegó el momento de levantar de nuevo las ciudades. Fue entonces cuando se dieron cuenta que la ciudad tenía numerosas piezas que no encajaban con el nuevo futuro de la ciudad, pero que eran parte de lo que había sido Stuttgart y no querían deshacerse de ellas. Por eso decidieron llevar todos estos pedacitos de lo fue la ciudad, hacer que la colina más alta de a ciudad creciera 40 metros y que los restos de la rota Stuttgart descansaran para siempre viendo su propio renacer.
Birkenkopf placa
Este lugar se llama Birkenkopf y desde ahí quince millones de metros cúbicos de escombros, piedras, gárgolas y otras partes de edificios vigilan que no se vuela a hacer daño Stuttgart. Una placa conmemorativa recuerda, señala y sirve como memorial dar cuenta lo que significa este lugar.  Birkenkopf vistas
Cuando vas subiendo por el camino serpenteante a la cima, se empieza a vislumbrar los primeros restos, muchos son simples sillares, pero otros tienes bajorrelieves, gárgolas; también pueden diferenciarse arcos y capiteles. ¿Dónde habrían estado estas piedras antes?
Birkenkopf restos Stuttgart
En Birkenkopf, también conocido como Monte Scherbelino, todas son tratadas por igual, indiferentemente si antes pertenecían a un edificio imponente o a uno segundón. En lo alto, una cruz hace recordar que no solo murieron ciudades durante la II Guerra mundial, sino que la barbarie se llevó miles de víctimas inocentes. Además un domingo al mes hay una misa muy temprano en lo alto de Birkenkopf.
Birkenkopf atardecer
En lo alto de Birkenkopf, literalmente cabeza de abedul, es el lugar desde donde mejores vistas de Stuttgart hay. En días despejados las vista puede alcanzar kilómetros y kilómetros, llegando incluso a la Selva Negra.

seguro viaje IATIpaso a paso creciendo de viaje


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista