Revista Belleza

Boda de día

Por Negraflor @NegraFlor_Blog

cabecera del post

Como recordaréis, os comenté antes de las vacaciones que tenía más de una boda a la que asistir este verano, en concreto, tres.

Dos de ellas ya se han celebrado -bueno, una boda y una fiesta hawaiana-, y voy a aprovechar para contaros la primera de ellas, que tuvo lugar el pasado 16 de agosto.

Tenía dudas sobre qué vestido llevar, así que decidí acercarme a Mango, a ver si encontraba algún vestido que me gustase, a sabiendas de que, si no encontraba nada de mi gusto, contaba con un as en la manga, y podía ponerme un maxivestido que compré hace algún tiempo.

Sin embargo encontré un par de vestidos de mi gusto, que fueron estos dos, bastante parecidos.

Este vestido satinado en tejido fluido y color fresa me gustó mucho y creí que, para darle un poco de forma, este cinturón dorado metálico, de cadena de eslabones con cierre de hebilla cuadrada y trabilla, estaba muy bien. A juego estas sandalias de Esprit, en color bronce con un tacón de siete centímetros.

 

Vestido de cocktail para boda

El segundo look es similar, porque el vestido es del mismo color fresa, pero se trata de un vestido sin mangas, cruzado, confeccionado también en tela satinada, con cinturilla elástica y cinturión de quita y pon con cierre de botón a presión en la parte delantera. A juego, unas sandalias Fericelli con correas de piel adornadas con tachuelas en relieve.

Vestido de cocktail para boda de día

Salí de la tienda con el segundo vestido, porque me gustó y porque me pareció más original que el primero que, al fin y al cabo estaba como más visto (y eso fue lo que me dijo Lidia, la dependienta; que del primer modelo había vendido más unidades que del segundo).

Sin embargo, cuando salí de la tienda, les mandé las fotos con los dos vestidos puestos a mis amigas, y la mayoría dijo que le gustaba más cómo me quedaba el primero, y ya me hicieron dudar. Dudé tanto que di media vuelta, volvía a la tienda y cambié el vestido por el primero. Y éste fue el resultado.

Outfit para boda de día

Finalmente combiné el vestido de la primera opción, con el cinturón dorado, y una sandalia color cobrizo de estilo similar a las Esprit, pero con la tira delantera cruzada en el empeine, y con mi mini-bolso Belmondo, al que alguna de mis amigas ya ha bautizado como bolso pirámide, por su forma.

El banquete de boda fue en una masía en la zona de Vilafranca del Penedès, La Torre del Gall, hasta donde llegamos en autocar, para que nadie tuviese que conducir. Nos pusieron unos aperitivos impresionantes en el jardín de la masía. Después nos hicieron pasar al salón, donde nos sirvieron una lubina a la mousseline rellena de setas y puerros en lecho de patata laminada a la vinagreta de espárragos; jarrete de ternera con tatén de patata y mozzarella y manzana al calvados a la salsa blanca de foie y reducción de Oporto con miel. Impresionante. Después, el dúo de pastel nupcial.

Fue una boda que me gustó mucho, muy participativa y original; la más original a la que me han invitado, sin lugar a dudas. Los invitados tuvimos que empezar buscando nuestro nombre en unas tarjetas que colgaban de varios de los árboles situados a la entrada de la finca y, a partir de ahí, todo fue interactivo y, como ya he dicho, muy participativo.

El recordatorio de la boda también fue muy original: un anillo para las mujeres, y un broche para los hombres, con una ilustración de los novios besándose.

Imágenes de la boda

Otro de los momentos memorables de la boda, fue el baile de los novios, que se curraron una coreografía impresionante, con una mezcla de canciones muy divertidas; ahora me arrepiento de no haberlo grabado, porque fue realmente increíble.

Después ya tocó el bailoteo y las copas hasta la hora de irse; el autocar nos esperaba para llevarnos de vuelta a Vilanova i la Geltrú, para que siguiéramos la fiesta en la Daurada Beach Club hasta… bueno, hasta altas horas, dejémoslo ahí.

En resumen, fue una boda genial, muy divertida. Se notaron mucho las ganas que pusieron los novios preparándolo todo; bueno, y no solo los novios: los amigos y los hermanos también tuvieron detalles muy bonitos con la pareja. Y la verdad es que me gustó poder estar allí y vivirlo con ellos.

Dentro de poco, os contaré la fiesta hawaiana, para que veáis que no he parado.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog