Revista Viajes

Bombai, una ciudad llena de contrastes

Por Javixas

Bombai llena de contrastes

Cada vez que alguien llega a India se repiten mucho los mismos tópicos: que si huele mal, que si el calor, la pobreza, etc. Pero es que es así, en India huele mal, hay pobreza y hace mucho mucho calor.

Bombai no es diferente, y lleva estas tres cualidades hasta los extremos según la situación.

Tengo la suerte de estar alojado en un “buen” barrio de Bombay, pero las concepciones de bueno y malo en India son radicalmente distintas. En la puerta de la casa hay gente sin nada, slams (poblados chabolistas), calles apenas asfaltadas, basura por todas partes… pero si estas aquí te das cuenta que es un buen barrio porque has visto los otros…

Las vistas que tengo de la bahía de Bombay desde una 10 planta y un ventanal gigante son impresionantes. Hasta aquí arriba llega el olor característico de esta ciudad, que no quiero decir que sea malo despectivamente, no me refiero a los olores diferentes que nunca calificaría como malos, sino ciertas ráfagas que hacen que dejes de respirar unos segundos por la nariz.

Bombai llena de contrastes
Vistas desde casa de Iñi

Las primeras impresiones que he tenido han sido buenas, he dado un paseo por el centro y mi primera parada ha sido el mercado de las especias. Un edificio victoriano que en su día debió de ser magnifico y hoy ya sólo queda el recuerdo de lo que fue. Lugar donde por cierto han intentado timarme por primera vez haciéndose pasar por guía obligatorio para los turistas del mercado, al ver que no me lo creía y de perjurarle que no le pagaría ni una rupia le he dicho que me acompañe si quiere, a lo que el tipo ha aguantado apenas 1 minuto al constatar que no me iba a sacar nada.

Bombai llena de contrastes
Mercado de las Especias

Después he callejeado por varias calles, sin rumbo alguno, como a mi me gusta, siguiendo el bullicio! Supongo que del barrio musulmán por la cantidad de mezquitas que he visto. Calles llenas de vida y de comercio. Comercios que o son muy bulliciosos o parece que jamás han tenido el honor de servir a un cliente. Así creo que se puede resumir como primera impresión esta ciudad: de contrastes. Probablemente como la India en si misma. Al lado de grandes edificios, encuentras slams. Los comercios están a rebosar o no hay nadie dentro. Una bahía espectacular, pero con una brisa marina difícil de respirar (debe de ser el vertedero de esta ciudad).

Bombai llena de contrastes
Cocinando junto a las vacas

Pero como balance me gusta, la gente es amable, te paran para charlar un poco, te ayudan, y si no saben respuestas te la buscan. Y al final por muy mal que huela eso es lo importante.

Y si una vez más te sientes como en tu casa, estando en otro país y conociendo gente genial… ¿qué más se le puede pedir a un comienzo de viaje?

PS. si haces click en las imagenes se veran más grandes!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista