Revista Economía

Bruselas quiere asegurar el suministro de gas

Publicado el 22 marzo 2010 por Quim @Quim_Marques
El pasado invierno vimos como millones de hogares en Europa se quedaron sin calefacción por culpa de la guerra del gas entre Ucrania y Rusia.
Para que un hecho similar no vuelva a repetirse la Unión Europea ha instado la creación de una normativa comunitaria que garantice el suministro del gas en caso de crisis.
En este contexto, la Comisión junto con el Parlamento están trabajando en un Reglamento que deberá ser de aplicación lo antes posible. El pasado jueves la comisión de Industria, Energía e Investigación del Parlamento Europeo aprobó por unanimidad de todos los grupos, en primera lectura, las enmiendas a la propuesta, cuyo responsable fue el vicepresidente de la Eurocámara y eurodiputado por el Partido Popular, Alejo Vidal-Quadras, ponente y responsable de su tramitación. La norma "reducirá la vulnerabilidad de la UE en casos de crisis de suministro".
El pleno del Parlamento Europeo confirmará las enmiendas el próximo mayo. El siguiente paso será que el Consejo de Ministros acabe aceptando las modificaciones y apruebe la nueva norma comunitaria.
El objetivo del Reglamento es regular las aportaciones de cada uno de los diferentes actores del sector (tanto las empresas como los Estados miembros y las instituciones comunitarias), y establecer un sistema de respuesta coordinada para reducir los efectos de un posible cese de abastecimiento.
"Se trata de corregir la falta de coordinación y la falta de infraestructuras que quedó al descubierto en la crisis anterior, en la que se puso de manifiesto que había suficiente gas en la UE para abastecer a todos los Estados miembros, pero que faltaban mecanismos y vías de interconexión para garantizar el suministro", explicó Vidal-Quadras.
El Reglamento incorpora las soluciones a ambos problemas al establecer las obligaciones de cada Estado miembro en materia de infraestructuras y capacidad de interconexión, así como los planes de emergencia en caso de crisis, que deben contar con el aval previo de la Comisión Europea.
Vidal-Quadras adelantó que para la Eurocámara será "una prioridad" que el Ejecutivo comunitario tenga que avalar esos planes -algo a lo que se niegan, de momento, algunos Gobiernos-, toda vez que "en caso contrario estaremos dejando una puerta abierta a repetir los mismos errores que en el pasado".

Elementos centrales

La propuesta de Reglamento establece unas líneas generales que intentan dar respuesta a los problemas identificados. El primero de ellos es la falta de interconexiones entre países por lo que se propone la creación de unas infraestructuras europeas que permitan en caso de crisis el transito del gas sobrante de unos países a otros. Paralelamente se demanda que los gaseoductos existentes sean reversibles. Además se plantea la creación de unos órganos coordinadores.
Otro punto a destacar es la creación de la figura del ‘cliente protegido’ y su delimitación. La propuesta actual establece que se corresponda con los hogares europeos aunque se han alzado voces sobre la posibilidad que escuelas y hospitales también pudieran ser incluidos en esta categoría.
La creación de Autoridades estatales competentes así como la existencia de Planes de Emergencia son otros de los aspectos centrales del Reglamento.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista