Revista Viajes

Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible

Por Nacho22 @nuestromundovia
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Tras dejar atrás la bella ciudad de Poznan -leer aquí la entrada de Poznan- nos dirigimos a la costa del mar Báltico, concretamente a la turística Gdansk. Un trayecto de poco más de cuatro horas en el que antes aprovechamos para hacer una parada de unas horas en la pintoresca ciudad de Bydgoszcz. Esta próspera ciudad de nombre casi impronunciable, emplazada a orillas de uno de los ríos más importantes de la Europa del Este, el río Vístula, posee un pequeño casco histórico encantador. Un lugar fantástico donde pasar un buen rato descubriendo sus rincones y su historia de siglos.
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Quizás la parte más visitada por los escasos turistas que pululan por la ciudad de Bydgoszcz sea los paseos que bordean el canal de Brda. Con sus pintorescos edificios con entramados de madera en sus fachadas, palacios, torres y parques es el lugar ideal para el esparcimiento, la reunión y el ocio de sus habitantes. Por las aguas del Brda navegaban extraños artilugios con motor fueraborda a modo de embarcaciones de recreo que era posible alquilar para disfrutar de los soleados días estivales. Uno de los emblemas de la ciudad es la escultura del equilibrista o funambulista sobre el Brda situada frente a los antiguos graneros hoy recuperados para la ciudad. Es una de las fotografías obligatorias para todo el que pasa por la ciudad de Bydgoszcz. Como curiosidad la figura no está sujeta con ningún artilugio. Se sostiene por si misma debido al equilibrio de pesos de la propia escultura sobre el cable de acero.
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Entre las medidas de recuperación del casco histórico de Bydgoszcz estuvo la restauración y puesta en valor de los antiguos graneros que bordeaban el canal Brda. Algunos han acabado como restaurantes típicos donde se oferta la gastronomía de la zona. A menos de cien metros de los graneros se encuentra la Catedral de San Martín y San Nicolás, construida en estilo gótico, fue consagrada como catedral por orden del papa Juan Pablo II. Sus naves interiores son una colección de colores y pan de oro.
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
El gran edificio que alberga la Oficina Postal Central de Bydgoszcz es impresionante. De gran belleza, este edificio fue construido en el siglo XIX en ladrillo rojo y su tejado está rematado con pináculos. Una de sus fachadas principales da al canal en la calle Jagiellonska y se obtiene la mejor vista desde la orilla opuesta del canal. 
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Las avenidas que parten perpendiculares al río están presididas por los raíles y el tendido eléctrico del tranvía. Es la zona más comercial de Bydgoszcz y está salpicada de elegantes edificios residenciales cuyas fachadas están profusamente decoradas. En la avenida  Gdansk  está la Iglesia Católica de San Pedro y Pablo construida en el siglo XIX. Durante las guerras mundiales su esbelto campanario y sus tejados y vidrieras sufrieron daños importantes durante los bombardeos. 
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
El edificio de la Ópera Nova, cuya imagen nos sugiere una relativa modernidad, contrasta con los antiguos graneros y las centenarias construcciones del casco histórico. Su imagen relativamente moderna empezó a tomar forma alrededor de 1973, y tras pasar por un sin fin de vicisitudes relacionadas con el presupuesto durante su construcción, no fue inaugurado hasta el año 2006. Hoy es el centro de la vida cultural de la ciudad y de su región. En fin, ésto es lo que deparó nuestra corta estancia en esta bonita ciudad polaca. Sin duda fue una pequeña sorpresa en nuestro "road trip" por Polonia, una ciudad próspera apenas tocada por el turismo donde tomar el pulso a la vida cotidiana de los polacos. Continuamos nuestro camino, nos estaba esperando la magnífica Gdansk
Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
De camino a Gdansk por las carreteras polacas Bydgoszcz; la ciudad polaca de nombre imposible
Posted in: Polonia , Viaje verano 2014 Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista