Revista Cultura y Ocio

Californication

Publicado el 26 marzo 2010 por Kar
Hacía tiempo que una serie no me enganchaba, casi desde que acabé Los Soprano. Tampoco soy el típico tío que está a la última en series de TV, las ve todas, las conoce todas, y tres días antes de que se emitan, amigo, llegan tarde: nuestro hombre ya ha visto el episodio. Y he de reconocer que me comienza a dar rabia esto de las series. Que sí, que están muy bien, que el episodio que dura justo lo que aguanto antes de quedarme traspuesto en el sofá. Pero se está comenzando a volver cansino, tanta serie nueva que-no-te-puedes-perder, y toda esa mierda. Pues en una muestra más de mi contradicción constante, me he tragado la temporada 1 de Californication en dos semanas.
Y eso que cuando empecé a oír hablar de la serie, bueno, realmente no me pareció gran cosa. Me parecía, no sé, demasiado "buena" como para ser interesante, en lo que a clichés, actitudes y referencias se trata. Quiero decir, una serie que conjuga un escritor irónico y pasado de vueltas, mucho sexo, mostrado más explícitamente de lo que es habitual en cualquier producto americano, drogas, rock... me parecía que sería demasiado forzado. Y además, el agente Mulder encarnando a un escritor alternativo y desastrado??? no!
Cómo acabé dandole una oportunidad, es algo que todavía no entiendo. Yo, el rey de los prejuicios. Recuerdo haber comenzado a ver el primer episodio una vez, en su pase por canal +, en un hotel hará dos o tres años, y no me motivó ni para acabar el capítulo. Pero afortunadamente le di otra oportunidad. Y bueno, he de reconocer que estaba equivocado. Todos esos clichés fantásticos, todo ese sexo, todas esas drogras, toda esa música, todas esas actitudes son tratadas con ironía, con cariño, con sentido del humor y con gracia.
Hank Moody: es un truhán, es un señor
Cómo no iba a identificarme con Hank Moody, escritor en crisis literaria, personal y amorosa, un personaje estupendo. Ahora más que nunca. Y amigos, si estáis leyendo estas líneas tras unas semanas de ausencia frente al teclado, es gracias a nuestro colega Hank. Demosle todos gracias a Hank. Por cierto, soy el único que ve ciertos paralelismos entre Hank Moody y Hank Chinasky?
Con esos episodios en los que sabes que habrá una escena de sexo con una señora estupenda mostrando su cuerpo a excepción de la zona genital, la serie ya tiene un interés. Y eso que el escándalo que pueda haber armado el sexo en la serie es ridículo si lo comparamos con cualquier película de Vicente Aranda. Y sin embargo, tengo una queja amarga: el final de la primera temporada tiene un último giro lamentable, que en mi opinión, destroza el final. Parece como si nadie apostara por la continuación de la serie y quisieran darle un carpetazo rapidito.
Afortunadamente hay una temporada 2 y una 3. Afortunadamente, creo, aunque no estoy del todo seguro. Tendré que verlas.
Canciones:
Fun Lovin' Criminals: "Classic Fantastic"
Oasis: "Champagne Supernova"
Afghan Whigs: "Crazy"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista