Revista Opinión

Campaña contra la Polémica ley C-51

Publicado el 15 enero 2016 por Leonhor

Activistas de Canadá hacen campaña para exigir el debate público sobre la polémica ley anti terrorista

g
  by The Guardian  Miércoles 13, 2016

Los grupos de activistas, académicos juristas y el  llamado plan de trabajo para los sindicatos realizan amplias consultas sobre C-51 en medio de la legislación para impulsar la protección de las libertades civiles

Trudeau-Photograph Chris WattieReuters

Justin Trudeau’s delPartido Liberal tuvo éxito en las encuestas de opinión después de apoyar la legislación C-51. Photograph: Chris Wattie/Reuters

Jessica Murphy in Ottawa

Wednesday 13 January 2016 11.45 GMT Last modified on Thursday 14 January 2016 11.08 GMT

La oposición en Canadá a la nueva ley anti terrorista están planeando una gran campaña para presionar al gobierno liberal para poner en marcha una amplia consulta pública antes de reformar la legislación controvertida.

Grupos de la sociedad civil, juristas y sindicatos están pidiendo al gobierno mantener un debate público sobre las reformas de la legislación – conocido como C-51 – que dicen que son necesarias para proteger las libertades civiles canadienses, los derechos y la privacidad personal

“Sabemos muy poco acerca de los planes del gobierno para la C-51, por lo que nuestra esperanza es que van a escuchar a la enorme cantidad de canadienses que expresó, profundas preocupaciones sobre este proyecto de ley cuando se aprobó”, expreso Josh Paterson  director ejecutivo de la Asociación de Libertades Civiles de Columbia Británica.

“Tienen que ser muy claro sobre cuáles son sus intenciones antes de realmente hacer nada.”

El gobierno ha dado pocos detalles sobre sus planes, aunque el primer ministro Justin Trudeau ha reiterado su compromiso de establecer un comité de supervisión de la seguridad nacional con integrantes de todos los partidos.

El tramite de ley para reformar dicha Legislación estatutaria se espera en el plazo de seis meses.

El Ministro Federal de Seguridad pública Ralph Goodale ha viajado a Londres esta semana en busca de información sobre inteligencia y seguridad del comité Parlamento del Reino Unido – que examina la política, la administración y los gastos de las agencias de inteligencia de ese país – como un posible modelo.

Los conservadores de la oposición criticaron Goodale el martes por no incluir parlamentarios de otros partidos en estas consultas iniciales.

Proyecto de ley C-51 provocó indignación generalizada cuando fue aprobada por el gobierno conservador en junio pasado. Los liberales recibieron una paliza en las encuestas de opinión pública cuando votaron en apoyo de la legislación, a pesar de que se comprometieron a derogar sus “elementos problemáticos” en caso de ganar las elecciones federales de 19 de octubre de 2015.

CharterRights
En efecto los Liberales ganaron las elecciones, y ahora los críticos del proyecto de ley – que dicen que es demasiado amplio, carece de supervisión suficiente para que los organismos de seguridad nacional y de aplicación de la ley, e incluye una serie violaciones de la Carta de Derechos y Libertades, un proyecto de ley de los derechos incrustado en la Constitución de Canadá – quieren garantizar que esos problemas sean tratados a la vista del público.

“Debido a que ha sido un tema político tan divisivo, creo que hay un deseo de moverse fuera de la esfera pública, sobre todo por el daño político que el Partido Liberal recibió por el apoyo a esta legislación”, dijo Paul Finch, tesorera del sindicato de “British Columbia Government and Service Employees”.

“Queremos establecer la agenda antes de la sesión legislativa (enero) se inicie.”

Mientras que los opositores dicen que tienen la esperanza de que el gobierno va a seguir adelante con su compromiso de introducir una nueva legislación, que están preocupados de que la promesa se ha desplazado a un segundo plano político.

“Fue un gran problema que tenía mucha atención antes de la elección y desde la elección no ha visto mucha acción por parte del gobierno”, dijo Laura Tribu de Open Media.

“Los canadienses no van a dejar que esta sea una decisión  inamovible.”

Los críticos también se refieren a que el gobierno federal se centrará en las reformas cosméticas y que no abordaran los problemas más profundos que ven en esa ley.

“En este punto no sólo tiene que ir una sola dirección el gobierno acerca de si va hacer o no la consulta y lo mucho que van a reformar la ley C-51”, dijo Kent Roach, un profesor de derecho de la Universidad de Toronto que ayudó a dirigir la impugnación de la legislación C-51.

Scott Bardsley portavoz de Ralph Goodale, dijo: “Estar trabajando en nuestro compromiso de plataforma para modificar la C-51. Los detalles se darán a conocer en el momento oportuno”.

Estos compromisos incluyen una garantía de que todos los servicios de inteligencia canadiense (CSIS) se comprometen a garantizar y respetar la Carta y una revisión legal del acto antiterrorista completo después de tres años.

Bardsley también dijo que el gobierno estaba pensando en la celebración de “amplias consultas”, pero dijo que no podía ofrecer más detalles por ahora.

after C-51
El pasado verano, la Asociación Canadiense de Libertades Civiles (CCLA) y Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión presentaron una demanda argumentando que el proyecto de ley viola la Constitución del Canadá Esa demanda está pendiente y el CCLA ha solicitado una reunión con el nuevo gobierno.

Mientras tanto, Tribe dijo que el tiempo es esencial cuando se trata de abordar las reformas complejas.
“Cuanto más tiempo se deja una mala legislación, se está permitiendo recolectar más información por más tiempo. Y las personas mayores son potencialmente sujetos a la vigilancia “, dijo.

“No es suficiente para decir, bueno, ningún daño se ha hecho todavía.”

Ver Articulo original en ingles


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas