Revista Viajes

Capadocia iii, uchisar, valle del amor. viaje a turquía, día 4

Por Trotaburgos @trotaburgos

Hoy a las 7:30 arriba, ducha y a desayunar. El día está casi sin una nube. Nos entretenemos charlando con los chicos argentinos y el chileno. La chica ha subido hoy en globo y no le gustó nada. Después de pagar 200€, el globo ha subido muy tarde, ha venido lado fuera del valle y el globo se desplaza muy poco.

Nosotros hemos tenido mucha deliberación antes de venir si subir a uno o no. La verdad es que veníamos casi que la convicción de que no, pero dejábamos una puerta abierta a ello. Una vez hemos llegado hemos visto que las empresas se aprovechan mucho de la gente. El precio va desde los 150€ hasta más de 300€, la diferencia de precio esta en el tipo de vuelo que hagas. Puedes ir en una cesta de 20 personas, de 10 o de 4. Ayer cuando vimos al amanecer el espectáculo de ver el cielo lleno de ellos solo menos de 10 vimos como recorrían el valle rojo y a parte de coger altura volaban también casi a ras de suelo entre las formaciones rocosas. El resto solo subían y subían, se movían un poco y para abajo. A parte de la chica argentina hemos oído mas quejas de la poquita gente que estamos conociendo y lo han hecho. Ella nos ha contado que les ha dicho el guía que desde hace unos años en el que hubo un accidente mortal, empezaron a regular.

Ahora el limite máximo de globos no puede superar los 135, las cestas no no más grandes de 24 personas y hay alguien que es el que se encarga de dar la orden a todas las empresas si el día es apto o no para volar, o todos o ninguno. Todo esto hizo que aumentase el precio de volar a los turistas. Esto es simplemente nuestra opinión personal y no queremos ni poner ni quitar la opción a quien venga y lo quiera hacer. Seguro que hay mucha gente que hablara maravillas de la experiencia. Nosotros ya vivimos esta experiencia hace 3 años en Egipto, sobrevolando el Valle de los Reyes y las Reinas, eso si, pagamos 25€ cada uno por todo incluido. No éramos más de 10 globos. Lo que si es algo que no te puedes perder si vienes a Capadocia es madrugar y ver tantos globos a la vez en el cielo.

Después de charlar un rato con ellos, nos ponemos en marcha. Hoy vamos a hacer dos rutas donde veremos muchas y variadas chimeneas.

Las chimeneas de hadas (cuyo nombre en turco es Peribacalar) se formaron cuando la erosión se llevó la lava que cubría la toba (cenizas volcánicas consolidadas), dejando atrás pináculos aislados. Pueden llegar a alcanzar los 40 metros de altura con formas cónicas y coronadas por rocas más duras.

PIGEON VALLEY (VALLE DE LAS PALOMA)

(4km) Desde Uchisar a Goreme. Una Caminata moderada por verdes valles donde se pueden apreciar diferentes formaciones de rocas y donde las palomas hacen sus nidos dentro de las chimeneas de hadas.

Lo primero, parar en un super a comprar agua, que hoy aprieta el calor. Vamos caminando con la app maps.me que tiene la ruta. Salimos de Göreme y por una pista nos adentramos en el valle. Está bastante bien señalizada.

Al principio vamos entre árboles y hay sombras, no se va mal. Vamos viendo a ambos lados del valle los farallones de toba con formas diversas y como no, chimeneas de hadas. Observando empieza la imaginación a ver cosas, como cuando miras a las nubes.

Según leemos en la Lonely Planet, este valle es famoso por haber muchos palomares escavados por el hombre en las paredes de los farallones. Hasta la década de 1970, casi todos los lugareños de Göreme se ganaban la vida con la agricultura y criaban palomas para abonar la tierra con sus excrementos. La llegada de los fertilizantes químicos acabó con las palomas y la del turismo causo el abandono de muchos campos de cultivo. Hay una organización que está intentando recuperar los palomares.

Al final del valle el sendero se va empinando. Después de la subida, encontramos un bar bastante auténtico y decidimos tomarnos un té turco y un té de limón, mientras disfrutamos de las vistas. Cada uno 3 TL. Nos quedamos como un cuarto de hora y seguimos.

Llegamos a Uchisar y seguimos subiendo por las callejas llenas de hoteles y tiendas. Es un pueblo bonito, han cuidado mucho la edificación de las casas y hoteles nuevos, para que sean todos iguales y no desentone con las casas de piedra.

La subida al castillo es de aupa y cae un sol de justicia. Para Beatriz ha sido muy duro.

La entrada cuesta 9 TL, esta no nos entra en la tarjeta, ya que los Castillos no son Patrimonio del Estado.

El Castillo es una roca volcánica elevada llena de túneles y ventanas. La mayor parte del tiempo se sube por el exterior a través de escaleras. Pensábamos que se visitaba también por dentro, pero no. Es subir por las formidables vistas, nada más.

Entramos al Castillo y seguimos subiendo y subiendo. Ha costado, pero el esfuerzo ha merecido mucho la pena. Las vistas desde aquí son impresionantes.

Después de disfrutar un rato y descansar, hacemos unos saltos, unas pocas fotos más y bajamos.

Una vez abajo con ayuda del maps.me buscamos el camino hacia el Valle Blanco y el Valle del Amor, de esta manera volvemos por un camino distinto visitando otros dos valles muy interesantes.

VALLE BLANCO

Salimos de Uchisar, cruzamos la carretera y seguimos un camino para vehículos. Comenzamos nuestro periplo bajo un sol abrasador y ni una sombra.

Llegamos a un paisano que vende zumos y nos indica el lugar exacto por donde bajar. El camino es bastante pronunciado, menos mal que el calzado se agarra bastante bien. Luego vamos llaneando a través de campos de árboles frutales (manzanos y membrillos sobre todo) y viñedos. Como comentábamos antes los arboles están abandonados. Las viñas miden más de 2 metros algunas.

Nosotros hemos probado uva roja y uva blanca, recogidas directamente de la vid.

El paisaje parece sacado de una película. Los muros terminan en grandes sombreros de color blanco, con formas caprichosas. Aquí tenemos algo más de vegetación y así algo de sombra.

VALLE DEL AMOR

Llegando al Valle del Amor nos encontramos otra tortuga, algo más pequeña que la de ayer. Hoy hasta la acariciamos, pero la dejamos que tranquilamente siga su camino.

El camino comienza a ser de arena blanca desprendida de la toba, tanta que cuesta caminar. Es como caminar por la playa. Llegamos al Valle del Amor. Ya empezamos a distinguir los grandes falos enhiestos y orgullosos.

Que curiosa es la naturaleza!!!

Al fondo vemos un restaurante-bar, pero ni nos acercamos. Se va haciendo tarde y tenemos que regresar a Goreme a comer.

Según el maps.me tenemos que retroceder algo para volver a Göreme. Empezamos a caminar y nos desvía a la izquierda, pero no vemos camino. Continuamos y la cosa se pone muy chunga, tenemos que subir a través de un medio sendero muy empinado. Me adelanto para ver si se puede seguir y consigo ver un camino. Bajo a buscar a Beatriz. Nos ha costado muchísimo, pero lo hemos conseguido.

Estamos agotados, cae fuego y sin gota de agua. En fin, hay que seguir.

Por fin salimos a un camino más marcado y de aquí a una pista . Otras pocas uvas y después de 1km 1/2, llegamos a Göreme.

Directos a comer, pues son las 4 de la tarde, hambrientos sedientos y con ganas de sentarnos. Entramos en el Restaurante "One Way" y pedimos espaguetis a la boloñesa y botella grande de agua. Estamos secos. Los platos son como ensaladeras y las raciones que nos ponen son enormes. Un lugar agradable, con mucha variedad y buenos precios.

Hacemos unos recaditos y para el hostel, que no me encuentro bien, así que, Paracetamol y a dormir un rato. Creemos que algo e insolación.

Nos quedan cosas que ver, pero hoy va a ser que ya, no. Tras una horita de siesta y habiendo hecho efecto las pastillas me levanto mucho mejor. Nos subimos a la terraza e intentamos reservar con booking alojamiento para mañana. No sabemos que ocurre pero no funciona, nos sale una advertencia de que hay problemas en Turquía con la aplicación y que están tratando de arreglarlo. Así que empezamos a mirar otras opciones como AirBnb, no encontramos nada que nos convezca. Miramos con otros buscadores parecidos a booking y terminamos reservando uno cerca de Antalya. Mañana regresamos para empezar a recorrer la Costa Turquesa y sus ciudades antiguas.

Nos acercamos a otra mesa donde estaban la chica argentina y el chileno y charlamos con ellos. Les pregunto si han reservado en los últimos días algo con booking y el chileno me dice que en Turquía no funciona. Desde fuera del país puedes buscar alojamientos en Turquía y desde dentro del pais puedes buscar de fuera. Pero en Turquía reservar con booking lugares del país, no se puede. Según leo en prensa en el 2017 la justicia turca ha prohibido funcionar s la empresa por competencia desleal a las empresas locales. Nos quedamos de piedra, es una información que no habíamos leído en ningún blog ni ninguna parte.

BOOKING Y WIKIPEDIA NO FUNCIONAN EN TURQUÍA DESDE EL AÑO 2017 POR ORDEN JUDICIAL

La opción es hacer ver que no estas en Turquía y poder de esa manera utilizar booking. Como? Con una aplicación VSN (Virtual Private Network). A mi es algo que me sonaba pues ya tuve que hacer algo de esto en Irán, ya que allí las redes sociales y muchas web no funcionan. La mayoría de estas aplicaciones son de pago y rastreo hasta que doy con una que la versión gratuita me permite funcionar. Se llama Windscribe. La instalo, me registro y a configurarla. Es muy fácil de hacer, digo que estoy en Rumanía, la activo, prueba booking y voila ya sale todo normal. Ya podemos reservar el resto del viaje. Más tarde la instalo también en el ordenador.

Charlamos largo y tendido sobre la situación social y política en Argentina y en España. Acabamos de enterarnos que volvemos a elecciones... sin comentarios. Con las mismas a escribir un poco y a descansar.

Saludos viajeros.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista