Revista Viajes

CASCADA DE GUJULI y el mito de la Lamia

Por Kukiatletico
Este gran salto de agua situado en la provincia de Álava es una de las cascadas de mayor altura que existen en la península ibérica. Esta situado en el pequeño núcleo urbano de Gujuli a los pies del Parque Natural del Gorbea. Situado en pleno corazón alavés entre bellos caseríos y bosques caducifolios emerge este salto de agua creado por el arroyo oiardo, el cual recoge las aguas del deshielo del cercano pico Gorbea formando esta espectacular cascada de más de 100 m de altura para entregar sus aguas al rio Nervión. La mejor época para visitarlo es el otoño y la primavera (épocas de lluvia) ya que durante el verano el caudal es prácticamente inexistente.
Para llegar a este bello lugar será necesario coger la salida 22 de la carretera N-622 que se dirige a Bilbao, para tomar la carretera local A-25-21 hasta llegar a un parking perfectamente habilitado e indicado situado entre las localidades de Munguía y orduña. Desde allí será necesario recorrer a pie un sendero de 1,5 km de longitud que transcurre entre hayas, fresnos, robles, avellanos y praderas donde pastan ovejas Latxas y que finaliza en un precioso mirador donde podremos contemplar el esplendor de este espectacular salto de agua. En las inmediaciones también destaca la iglesia parroquial de Santiago y un antiguo molino de agua.
Este asombroso paraje natural tiene hasta su propia leyenda, la de un pastor llamado Urjazi (Cascada) que encontró a una bella Lamia a la cual robo su espejo, con el único fin de conseguir fama y dinero ya que este “espejo mágico” era capaz de convertir en realidad todo lo que se le pedía. Ante esta situación la lamia se enfureció y buscó y buscó hasta que un día encontró al pastor debajo de una haya, le pregunto que cual era su nombre y al contestar el espejo le transformo en una cascada para toda la vida, la cascada de Gujuli.
CASCADA DE GUJULI y el mito de la Lamia

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista